Todo lo que necesitas saber para cargar una pluma estilográfica

Seguramente, tu pluma estilográfica se ha quedado sin tinta justo antes de firmar un documento súper importante o, peor aún, un domingo por la mañana cuando has planificado escribir a mano las experiencias vividas en la semana. ¿Grave…? Por su puesto que no, ya que existen algunas otras maneras de solucionar el asunto sin tener que a juro cambiar el preciado objeto por una nueva pluma o bolígrafo.

En estos casos, una alternativa cierta y efectiva es cargar de tinta el estilógrafo o pluma fuente, como también se le conoce a este instrumento de escritura que es bastante utilizado y especialmente valorado por quienes aún conservan un estilo clásico y elegante; pero además, un enorme placer por plasmar sus más grandes ideas sobre un trozo de papel.

Antes de entrar de lleno en el tema, es importante que conozcas que las plumas con cartuchos salieron a la luz en pleno siglo X, aunque no fue hasta mediados del XIX cuando surgieron los más confiables y duraderos estilógrafos a escala mundial.

Sin embargo, aún se mantienen más vigentes que nunca, a pesar del nacimiento de los bolígrafos en 1960 y de los grandes avances de la tecnología que han permitido el desarrollo de la escritura, primero a través de las máquinas de escribir y, más adelante, mediante los ordenadores.

Son bastante comunes en consultorios médicos, en bufetes de abogados y salones de clases, donde se les da un uso bastante personal y súper exclusivo. Pero, además, hay quienes le dan más valor como elemento decorativo que como una herramienta de trabajo, razón por la cual sus ventas siguen repuntando en el mercado.

Lo mejor de una pluma fuente es el sistema de carga que permite que la conserves por años y gastes menos en la adquisición de otros instrumentos de escritura desechables como el bolígrafo. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Entonces, lee a continuación:

Métodos para cargar una pluma estilográfica

Sistemas de cargas para las plumas estilográficas o plumas fuentes hay varios. Si te preguntas cuál es la más adecuada, la respuesta es muy sencilla… la que mejor se ajuste a tus necesidades y requerimientos. Ahora, conoce cuáles son y cómo funcionan:

-Cartucho desechable

Se trata, tal vez, del más utilizado porque es más fácil de llevar contigo siempre. Este es un sistema práctico y bastante económico que no requiere de esfuerzos adicionales.

Deberás desenroscar el cuerpo del estilógrafo y sustituir el cartucho usado por uno nuevo. También, es recomendable acudir a tiendas especializadas para evitar cualquier inconveniente.

-Carga por la leva

Es un sistema de carga antiguo aunque muy efectivo, pero hasta ahora solo lo utilizan las plumas Delta para una edición limitada. Se dice que la leva crea un vacío en el interior del estilógrafo.

Para llevar a cabo el procedimiento deberás levantar la leva, colocar dentro del tintero el plumín para, más adelante, devolver la leva a su sitio de origen. De esta manera, se estaría activando el sistema de vacío y, por consiguiente, la carga de tinta.

-Carga por émbolo

También es considerado un método de cargo súper sencillo. Hay que destacar que algunas plumas fuentes poseen émbolos capaces de absorber la mayor cantidad de tinta posible desde un tintero.

Pues bien, mete el plumín en el tintero que tengas a la mano y activa el émbolo hasta que logre succionar el líquido. Con un paño o un trozo pequeño de algodón, limpia el plumín; pero ten cuidado de no dañarlo.

-Carga con pistón

Es un sistema vanguardista, según algunos expertos, usado por primera vez por la reconocida marca Pelikan. Es tan seguro y eficiente que otras compañías han optado por este mecanismo.

¿En qué consiste? Retira el aire del pistón oprimiéndolo y soltándolo; luego, introduce tinta hasta completarlo. También es uno de los sistemas de carga más fáciles.

-Carga Vacuum Power System

Antes, tienes que saber que el objeto de escritura que más utiliza este sistema de carga es el Visconti Homo Sapiens, una de las marcas de plumas estilográficas más reconocidas.

Lo primero que debes hacer es desenroscar la zona trasera de la pluma y halar de ella muy suavemente. Introduzca el recipiente del estilógrafo en un tintero, y llévela de vuelta al interior de la pluma. Deberás esperar hasta 15 segundos antes de enroscar.

-Carga media luna

Si apenas estás comenzando a utilizar una pluma estilográfica, la recarga media luna es la más adecuada para ti. Es un sistema súper sencillo que comenzó a utilizar la marca Coclin para el año 1903.

Contiene una barra interior que, a su vez, cuenta con una especie de protuberancia exterior en forma de media luna (y por tal razón su nombre), que va a dar hacia la parte de afuera a través de una ranura.

Justo donde está la ranura hay un anillo de plástico que deberá ser girado para que pueda salir el aire, luego colocamos el plumín en el tintero y giramos nuevamente para dejar entrar la tinta.

-Carga por goteo

Es uno de los sistemas de llenado más antiguos que existe hasta ahora; sin embargo, es utilizado en plumas estilográficas de la casa Aurora Nobile Vermeil. Primero, deberás quitar el plumín y con ayuda de un cuentagotas puedes proveer de tinta.

En otras plumas fuentes de la misma marca puedes esconder el plumín dentro del mismo aparato tan solo girar la zona trasera. Es súper sencillo y seguro hacerlo por cuenta propia.

Es muy importante conocer el método de llenado exacto del estilógrafo que quieres adquirir, pues de esa manera estarías disminuyendo cualquier posibilidad de daños. Recuerda que más que un instrumento de escritura, estas plumas son bastante apreciadas por su estilo y elegancia.

Razones por las que es mejor escribir con un estilógrafo

Las razones por las que es mejor escribir a mano saltan a la vista. En primer lugar, los expertos aseguran que el contenido de los textos manuscritos son más fáciles de recordar que los textos hechos por medio de un teclado.

También, conlleva a un profundo proceso de reflexión, meditación e introspección, por lo que es saludable dedicar, por lo menos, cuatro horas de tu tiempo a esta importante tarea.

Sin embargo, la escritura a mano se hace mucho mejor y gratificante si en vez de un bolígrafo o lápiz, utilizas una pluma estilográfica. ¿Por qué? Averígualo a continuación:

-Es mucho más suave

Muchos describen la experiencia como algo inigualable, ya que garantiza suavidad y comodidad entre cada trazado. Será mejor cuando te acostumbres a la pluma.

Lo que diferencia a una pluma de un bolígrafo es que no deberás sujetarlo tan fuerte mientras escribes sobre el papel; de hecho, hasta las más económicas han sido diseñadas para adaptarse a tu mano.

-Contribuyen con el medio ambiente

Un punto a favor, es que estas plumas contienen cartuchos recargables que puedes aprovechar para el relleno de tinta. Su reutilización por años impide la generación de basura, a diferencia de los bolígrafos que son desechados cuando ya no funcionan.

Además, ¿para qué querrías deshacerte de una pluma con la que te identificas? Seguramente, estás contento y satisfecho por su diseño y por lo que representa para ti.

-Poseen tintas de múltiples colores

A diferencia de los bolígrafos y los lápices, las plumas fuentes están disponibles con tintas de múltiples colores y viscosidad. Además, las hay resistentes al agua, ideales para cualquier tipo de trabajo.

Es, tal vez, una de las cualidades más valoradas, por lo que hasta ahora sus ventas se mantienen en el mercado.

-Mucho más baratas a largo plazo

Al contar con cartuchos recargables no gastarás más dinero en otras plumas por falta de tinta. Incluso, el llenado puedes hacerlo tú mismo y bastará con tener a la mano un tintero; por esta razón, también estarás ahorrando porque no será necesario pagar a un especialista para la recarga.

Por lo general, los cartuchos recién llenos duran mucho tiempo, así que tendrás una excelente pluma para la firma de documentos o la escritura de tus memorias por largo tiempo.

-Estilos y apariencia distinta

Las hay clásicas y muy elegantes; pero también, mucho más modernas y vanguardistas. A pesar del estilo, cumplen con la misma función, así que no te arrepentirás de adquirir una.

-Podría mejorar la forma de escritura

Otra de las grandes ventajas es que mejora la apariencia de tu letra, haciéndola mucho más hermosa. ¿Por qué? Pues por su diseño, una pluma fuente te obliga a sostenerla de forma correcta y, por consiguiente, realizar mucho mejor cada trazada.

Esto, sin contar que este instrumento de escritura permite un estilo exclusivo a la persona que lo usa. ¡No lo sigas pensando y adquiere un estilógrafo en la tienda más cercana!

Los más vendidos

Si quieres iniciar la escritura con una pluma estilográfica por qué no empezar con una que sea económica y, a su vez, súper práctica. Aquí te mostraremos cuáles puedes utilizar:

-Lamy Safari: Su estilo juvenil y, para muchos divertido, la convierten en una pluma ideal para los adultos contemporáneos. Una Lamy Safari cuanta con una empuñadura ergonómica que va a permitir un excelente agarre.

-Kaweco Sport: Una de sus principales características es que es bastante pequeña, por lo que resultan cómodas de utilizar y fácil de maniobrar. La Sport cuenta con cartuchos universales que fácilmente pueden ser recargados de tinta.

Pilot Metropolitan Retro Pop: Es muy moderna y, por su puesto, maniobrable. Cuenta con un increíble diseño metalizado que, seguramente, te va a encantar. La Metropolitan Retro Pop también cuenta con un estuche de metal y cartuchos para recarga de tinta.

Puedes adquirirlas en tiendas especializadas o a través de tiendas online en diferentes marcas, tamaños y precios. No desaproveches la oportunidad de tener una en tu oficina o en tu casa. ¿¡Te animas!?

Todo lo que necesitas saber para cargar una pluma estilográfica
5 (100%) 1 vote

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *