Tipos de papel que se utilizan. Del papel couché al offset pasando por el reciclado.

¿Alguna vez os habéis parado a pensar en la cantidad de papel que se usa en la oficina? Seguramente sí. Ello se debe a que diariamente utilizamos este objeto imprescindible para anotar ideas, redactar informes o imprimir documentos. Sin embargo, ¿habéis pensado en los diferentes tipos de papel que se usan en la oficina?. Seguramente no.

Tipos de papel que se utilizan en la oficina

Estamos convencidos de que no y, precisamente por eso, a continuación analizamos este indicador. Ello se debe a que son muchos los tipos de papel que se usan diariamente en un ámbito de trabajo, los cuales además resultan ser especialmente diversos. Además, teniendo en cuenta esta variedad y tipología seguro que seréis conscientes de la cantidad de presupuesto que destináis a él, por lo que es importante que prioricéis en torno a aquellos que más necesitáis y cuáles pueden quedar en un segundo plano.

document-428336_640

Comenzamos por los más fundamentales: los tipos de papel que se usan para imprimir documentos. Su compra se realiza de manera automática, en la bandeja de vuestra impresora, casualmente, siempre os indica que hay que renovar el papel. Con respecto a su tipología, aquí encontraréis notables diferencias entre aquellos de menor calidad, y por tanto de menor peso por hoja y menor precio final hasta llegar al papel fotográfico, de mayor grosor, peso y presupuesto. El papel utilizado en la impresión diaria, el que tenemos que reponer en la impresora clásica, es el tipo offset. Tal es su importancia que después volveremos a el pormenorizando sus características y tipos.

Otra partida importante en lo que a presupuesto en papel se refiere va destinada al uso de cuadernos. Y es que al margen de trabajar en una redacción, este elemento es imprescindible para cualquier ámbito laboral, ya que cada día son numerosas las ideas que se apuntan en ellos, los borradores que se formulan y las indicaciones en torno a la creación de informes que surgen de sus páginas.

Asimismo, en tercer lugar destacamos un tipo de papel que destaca por su color, el post-it. Porque, ¿quién no tiene este elemento en su lugar de trabajo, bien para dejar mensajes a un compañero (o a nosotros mismos), bien para apuntar un comentario que debe ser leído por el cómputo de las personas que trabajan en ese lugar? De hecho, distintos estudios sostienen que el post-it es uno de los tipos de papel más usados en la oficina.

Y es que sobre ellos se ha escrito mucha literatura por lo que será bueno y conveniente para tu bolsillo pensar en qué cantidad concreta comprar de este tipo de papel. Por último, también es importante que os hagáis una idea de la cantidad de rollo de papel que utilizáis en la oficina, como método de higiene personal.

Un último apunte, volviendo al tipo de papel: también es importante que contéis con aquellos que aparentemente no utilicéis. Es el caso del fax, o de la impresora que se ha quedado obsoleta y no termináis de desprenderos de ella ni de su papel característico, hecho a base de círculos en sus laterales.

Qué tipos de papel existen.

Papeles hay muchos, eso está claro. Muchas veces acudimos a la imprenta y no sabemos por qué tipo de papel decantarnos; ¿Papel estucado, papel offset? ¿Con brillo, mate u optamos por un papel reciclado?
La respuesta es fácil, dependiendo del uso que queramos darle.
El papel es un elemento vital a la hora de imprimir. Conocer cuál es el tipo de papel que debemos escoger y ver cuál es el más acertado es una tarea que debemos hacer antes de proponernos imprimir lo que queramos.
En este post nos hemos propuesto mostrarte qué es el papel offset, cuáles son sus características y para qué sirve.

Lo primero de todo, vamos a conocer qué tipo de papeles son los más usados en el mercado de la impresión, para más adelante, centrarnos en el papel offset.

Papel couché o estucado:

Brillo: Se trata de un papel uniforme y con lisura en la superficie. Reproduce de manera excelente la impresión de imágenes, en especial aquellas con objetos brillantes, reflectantes, de cristal o metal. Permite una trama de alta definición para los detalles más importantes.
Mate: Calidad para impresión de imágenes excepcional, posee una superficie uniforme, opacidad excelente y buena imprimibilidad
Este papel está destinado para revistas, calendarios, impresiones comerciales e impresiones publicitarias.

Papel registro ahuesado para edición:

Posee un elegante tono ahuesado, la impresión de libros es un buen uso para este tipo de papel.

Papel 100% reciclado:

Se trata de un papel estucado, reciclado sin proceso de blanqueamiento ni tratamientos químicos, buena opción para un trabajo en blanco y negro como una impresión en cuatricromía.
Usos: Cómics, libros infantiles, cuadernos, etc.
Es una opción perfecta entre el medio ambiente y la estética. Entraremos en profundidad más adelante.

Nuestra huella ecológica es algo que nos preocupa cada día más. El planeta tiene unos recursos limitados y es la obligación de todos mantener su sostenibilidad. Una de las formas de conservar el medio ambiente es, además de limitar nuestro consumo, reciclar materiales como vidrio, plástico y papel. Una buena manera de aportar nuestro granito de arena es consumir papel reciclado.

Papel offset blanco para edición:

Aunque especificaremos más sobre el papel offset más adelante, podemos comentar, que se trata de un material de una grandísima calidad para la impresión, está desarrollado para imprimir libros, papelería publicitaria corporativa, folletos y catálogos tanto a un color como a varios.
Como has podido leer, papeles hay muchos pero nos vamos a detener a hablar sobre el papel offset. El papel offset es uno de los papeles que más se utilizan en la impresión.

¿Cómo ayuda al medio ambiente usar papel reciclado?

 

Nuestra huella ecológica es algo que nos preocupa cada día más. El planeta tiene unos recursos limitados y es la obligación de todos mantener su sostenibilidad. Una de las formas de conservar el medio ambiente es, además de limitar nuestro consumo, reciclar materiales como vidrio, plástico y papel. Una buena manera de aportar nuestro granito de arena es consumir papel reciclado.

Beneficios medioambientales del uso del papel reciclado

Muchos de nosotros no somos conscientes de la cantidad de papel y cartón que utilizamos en nuestro día a día. Periódicos, bolsas y otros envases cuya fabricación y uso  genera unos residuos que contribuyen a la degradación de nuestro planeta.

Para fabricar una tonelada de papel se necesitan 17 árboles. Además, la industria papelera es la tercera que más combustibles fósiles necesita y la primera en la utilización de agua y sustancias blanqueantes que son altamente contaminantes. Nuestro consumo de papel es tan alto que el promedio por persona se sitúa en 49 kilos. Esta cantidad es bastante alta teniendo en cuenta que esa cantidad no llega a reciclarse.

Disminución de la tala de árboles

Como todos sabemos la materia prima para producir papel es la celulosa que se obtiene de los árboles. Su tala indiscriminada provoca la reducción forestal, lo cual disminuye la calidad del aire que respiramos. En un solo año, en el planeta se llega a talar hasta 4.000 millones de árboles para la producción de papel, la mayoría son pinos y eucaliptos, la plantación de estos últimos ocupa hasta 760.000 hectáreas en España.

Por cada tonelada de papel de periódico que reciclamos se ahorra aproximadamente una tonelada de madera, si reciclamos papel impreso se alcanzan hasta las dos toneladas de madera.

La mayor dificultad que nos encontramos a la hora de reciclar papel y cartón es que no deben estar contaminados por otros materiales, este requisito complica esta labor. En España tenemos unos contenedores habilitados específicamente para el reciclaje de estos residuos pero aún así solo se recupera el 49% del papel que consumimos.

Menor gasto energético

El reciclaje de papel no solo evita la tala de árboles, la fabricación de papel reciclado necesita menos energía que la de papel a partir de pasta virgen. Esta reducción de energía puede alcanzar hasta el 60%. Reciclar una tonelada de papel periódico puede ahorrar hasta 4.000 kW.h de electricidad, lo cual es una cantidad importante ya que serviría para abastecer nuestro hogar por una temporada.

Descenso en el gasto de agua

Para la fabricación de 1 kilogramo de  papel a partir de pulpa virgen se utiliza aproximadamente 324 litros de agua. Esta cantidad que podemos reducir al 80% si producimos papel reciclado.

Reducción de las emisiones contaminantes y de residuos

Según diversos estudios se ha llegado a la conclusión de que reciclar provoca un 35% menos de contaminación del agua y un 74% menos de contaminación atmosférica que cuando se fabrica papel virgen.

El reciclaje de papel también favorece a la menor concentración de desechos en los vertederos. Este es un espacio útil que se deja libre para otro tipo de residuos.

¿Cómo se obtiene el papel reciclado?

Dentro de la materia con la que se realiza el papel reciclado debemos distinguir dos tipos:

Los desechos pre-consumo: son recortes de fábrica o materiales que han sido rechazados antes de comercializarse, es decir están sin usar.

Los desechos post-consumo: es material de papel usado previamente tal como periódicos, guías telefónicas, cartón y que se destintan a través de diversos procesos.

Para fabricar el papel reciclado primero se clasifica, después se tritura, se centrifuga para separar las fibras. A continuación se le quita la tinta con un sistema de burbujas de aire. Si hace falta se le extraen otros elementos como grapas o pegamento. La pulpa de pasta de papel reciclada que se obtiene puede usarse sola aunque normalmente se mezcla con pulpa de papel virgen. Como cada vez que se recicla se rompen las fibras, el papel solo puedo reciclarse en pocas ocasiones.

Algunos tipos de papel tienen más dificultades para ser reciclados. Aquellos que están encerados, con brillos o plásticos son los más difíciles de reutilizar.

Certificación ecológica

Cuando compramos papel reciclado este debe mostrar en que porcentaje lleva pasta de celulosa. Normalmente el papel reciclado que se comercializa está compuesto por un 50% de pulpa nueva. Al fabricarlo se mezcla la pulpa que se ha recuperado de papel y cartón usado con pulpa virgen.

Para identificar este tipo de papel hay unas etiquetas que lo certifican, debes fijarte en que las lleven incluidas:

FSC (Forest Stewardship Council): Nos indica que el papel proviene de bosques bien gestionados forestalmente. También la podemos encontrar en otros productos como cartones de leche.

PEFC: Al igual que el anterior nos indica que el papel que adquirimos ha sido obtenido de superficies forestales sostenibles.

Ángel Azul: Esta certificación alemana es un etiquetado ecológico que se otorga a productos cuya producción y uso implican una reducción de la contaminación y residuos ambientales

Ecolabel: Esta etiqueta de la Unión Europea certifica que el papel tiene un  bajo impacto ambiental durante su ciclo de vida.

La certificación ISO 14001: Es una norma internacional que indica que el papel cumple los requisitos medioambientales para ser fabricado.

Nuestra responsabilidad con el planeta

Tras conocer estos datos es lógico que queramos poner de nuestra parte para evitar seguir derrochando recursos y contaminando nuestro ya perjudicado planeta. Además de reducir nuestro consumo, en la medida de lo posible, una buena opción es utilizar papel reciclado. Como os hemos comentado este tiene las mismas garantías y calidad de impresión que la del papel bond (papel nuevo). En nuestra tienda online podéis encontrar papel reciclado que es totalmente apto para cualquier tipo de impresora, ¡y al mejor precio!

 ¿Qué es el papel offset y para qué se utiliza?

¿Qué es el papel offset?

El papel offset es el típico que usamos para fotocopiar, es decir, es el folio blanco comúnmente dicho. Son los típicos papeles del paquete de folios que solemos comprar para tenerlos por casa.
Se trata de un papel no estucado, es decir, que no pasa por el estucador y el único tratamiento superficial que tiene es el que le da en la size-press (se aplica una solución de almidón u otro material sobre la superficie del papel seco, después el papel se seca de nuevo).
Visto así, parece que el papel offset no tiene nada especial, que es más bien un papel simple, pero nada de eso. Es un papel sin revestir y poroso, que posee una mayor capacidad de absorción de la tinta en comparación a otro tipo de materiales. Cuenta con una amplia gama de gramajes, colores y calidades. El gramaje más común del papel offset es el de 80 gramos pero puedes encontrar gramajes desde los 60 gramos a los 350 gramos.

Offset Naturales

Aunque es así como son conocidos en el mercado, podemos decir que el nombre no es muy correcto, ya que el papel offset es más un tipo de impresión. Tiene una forma de fabricación 100% de pasta química, o bien con mezclas químicas y mecánica o incluso un papel reciclado. Podemos encontrarlo desde el blanco más conocido a variedades de colores y posee diferentes volúmenes de peso.

El gramaje en el papel offset

Este concepto hace referencia al grosor o cuerpo del papel. Los gramajes imprimibles van desde los 60 gramos hasta los 350.
Según su grosor su utilización es distinta:
De 40 a 60 gr.: Es utilizado en periódicos
De 80 a 100 gr.: El gramaje de referencia, es el típico de la fotocopiadora. También es muy utilizado en el interior de libros.
De 90 a 170 gr.: Es el utilizado en impresión de folletos y carteles.
De 200 a 250 gr.: Utilizado para imprimir tapas de revistas o flyers.
De 250 a 350 gr.: Utilizado en tarjetas postales, tarjetas de visita o flyers gruesos.

Usos del papel offset

Después de conocer todo lo anteriormente explicado te puedes hacer una idea de cuáles son los mejores usos para este tipo de papel.

Es un papel perfecto para la fotocopiadora o la impresora láser, su principal uso es para cartas, sobres, facturas, fotocopias, interiores de libros, etc.
Todos estos usos son debido a que es un papel natural poroso y absorbe mejor la tinta que otros, no es un papel que proyecte reflejos, por eso es el más utilizado para el interior de los libros. Asimismo se puede utilizar en la impresión de imágenes, siempre y cuando estas no necesiten una gran resolución.

Cuál es el papel más adecuado para mejorar la calidad de la impresión

La mayoría de las personas cree que con tan solo adquirir la impresora más moderna o con mayor variedad de funciones ya tienen asegurada una calidad de impresión perfecta, pero este es un error común.

Si deseas sacar el mayor provecho a tu aparato de impresión y obtener textos, documentos e imágenes de gran calidad, no basta únicamente con seleccionar el mejor modelo de impresora multifuncion disponible en el mercado, es necesario cuidar otros factores que también influyen en el proceso de impresión y que harán que el acabado final varíe.

Uno de esos factores importantes es el tipo de papel que utilices al imprimir, muchos no lo saben, pero hay una gran variedad de papeles disponibles en el mercado, y lo que para puede parecer una simple sucesión de hojas de papel blanco varía en cuanto a estructura y composición química, factores que determinan la calidad de la impresión final.

Si deseas un acabado perfecto al momento de imprimir o si por el contrario buscas ahorrar papel o tinta y te sientes cómodo con una impresión estándar, es importante que conozcas los tipos de papel y cuando utilizar cada uno.

Factores que definen el papel

Cada papel tiene ciertas características específicas que definen su tipo y calidad, hay varios factores que se deben tomar en cuenta al momento de calificar el tipo de papel que se usa.

El gramaje

Esta característica nos habla del grosor del papel, de su composición a nivel de estructura y de ello depende que sea resistente o no.

Las composiciones del papel son diversas, constan en general de tres elementos celulosa, algodón o fibra, dependiendo del porcentaje de su composición varía la calidad del papel.

Los papeles con alto porcentaje de celulosa en su composición son los de mayor calidad, ya que su estructura es solida y resistente.

Por su parte los papeles con mayor contenido de algodón tienen una estructura estable, lo que los convierte en un tipo de papel estándar, bueno para las impresiones.

Los papeles cuyo mayor porcentaje está hecho de fibra son bastante débiles, puede apreciarse usualmente debido al grado de transparencia que tienen, se dañan rápido y las impresiones son de baja calidad.

Papel satinado o papel glossy

Otra característica importante al momento de evaluarlo es su superficie, esta puede ser satinada (mate) o bien puede ser glossy (brillante), existen varios grados en la escala, pero dependiendo de tu objetivo deberás escoger uno u otro.

El papel satinado o mate suele ser el papel de oficina común, que se utiliza en la mayoría de los casos ya que este papel puede ser utilizado tanto para impresoras láser como de inyección de tinta.

Por su parte el papel glossy al ser mucho más brillante tiene una superficie más resbaladiza, suele utilizarse más que todo para impresiones de fotos o tarjetas, pero por lo delicado que es no puede usarse en impresoras láser ya que se correría la imagen, son compatibles únicamente con impresoras de tinta.

¿Qué tipo de papel debo utilizar?

Ahora que conocemos los factores y características que influyen en la clasificación de papel es momento de decidir cuál es el que conviene más utilizar.

La respuesta dependerá de tus necesidades y del acabado que desees en tu impresión.

Papel reciclado

Si realizas muchas impresiones o trabajas en una oficina, siempre hay papeles que no se necesitan y que suelen usarse por una sola cara, este papel es ideal para imprimir materiales de apoyo o borradores de documentos.

También puede adquirirse el papel reciclado procesado, el cual es amigable con el ambiente y suele ser económico.

Papel couché

Este es un papel de alta calidad, es recomendado para imprimir documentos oficiales o importantes, gráficos o imágenes. Este papel absorbe una gran cantidad de tinta y dura bastante tiempo en secar, pero es eso precisamente lo que da a la impresión un acabado inmejorable.

Papel offset

Este tipo de papel es poroso, transmitiendo textura al tacto, se recomienda para imprimir folios, documentos y textos, pero no para imágenes ya que los colores se ven de poca calidad.

Papel estándar

Este es un papel que combina todas las características en su punto medio, siendo resistente y dándole un buen acabado a imágenes y documentos al imprimir, puede ser usado en cualquier caso.

Espero que hayas conocido un poco más acerca del papel offset y todos los demás papeles, y es que, posiblemente, ahora mismo tengas uno delante de ti y no tenias ni idea de que tenía un nombre y unas cualidades muy específicas.
¿Has impreso en alguna ocasión con él? ¿Cuál es tu opinión acerca de este papel?

Cuál es el papel más adecuado para mejorar la calidad de la impresión
Recuerda, visita nuestra página web, tenemos una gran variedad y tipos de papeles a un increíble precio especialmente para ti.

Tipos de papel que se utilizan. Del papel couché al offset pasando por el reciclado.
4.7 (94.55%) 11 votes

Be the first to comment on "Tipos de papel que se utilizan. Del papel couché al offset pasando por el reciclado."

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*