Paso a paso te enseñamos a crear tu propia carpeta de cartón

Por alguna razón, tienes en casa un montón de cajas de cartón que ya no usas y no sabes qué hacer con ellas. Seguramente, has pensado en tirarlas a la basura, regalarlas a los vecinos, quemarlas o lo que sea… Pero antes de tomar cualquier decisión, recuerda que como material reciclable y, por su puesto, reutilizable, puedes sacarle un mejor provecho.

Con los deshechos de cartón puedes realizar, por ejemplo, espectaculares carpetas artesanales en las que podrás llevar libros, libretas o papeles al salón de clases o a la oficina. Para su diseño y creación, también será necesario tener a mano otras herramientas como regla, lápiz, tijera, pegamento, cúter, abre huecos y, más importante aún, mucho ingenio.

Y es que además de prácticas, hermosas y económicas, son amigables con el medio ambiente, razón por la cual han adquirido un especial valor entre personas de todo el mundo, quienes apelan a la creatividad (y a los tutoriales de YouTube) para la confección de estos folders ecológicos.

Pues bien, en este preciso instante podemos apostar a que más de uno se estará preguntando cómo hacer su propia carpeta de cartón. Es muy sencillo, solo debes contar con los utensilios mencionados y seguir paso a paso las siguientes recomendaciones:

Crea tu propia carpeta de cartón

Para nuestra carpeta de cartón tenemos lo más importante que es una o varias cajas, según el tamaño que desees. Antes, es necesario dibujar la forma de la carpeta sobre el cartón, aunque si lo prefieres puede imprimir un molde y luego calcarlo sobre el material reciclable.

A continuación, corta las piezas de cartón de acuerdo al tamaño que quieras. Para este ejercicio recomendamos 2 piezas de 34×25, 2 de 34×5, 4 de 25×5, y 1 de 34×20. Para obtener cortes precisos utiliza un cúter o cizalla especial, pero ¡cuidado!, si no te sientes seguro pide ayuda.

Tomamos una de las piezas más grandes (34×25) y junto a ella una de las tiras (34×5) que proporcionará el fondo de la carpeta. Junto a esta tira irá la segunda pieza grande del cartón ya picado y al lado de esta una segundo tira. Por último, pegamos el trozo de 34×20.

Cabe destacar que debes usar cinta adhesiva para unir las piezas de cartón. Utilízala con el adhesivo hacia arriba para unir cada pedazo del material reciclable para armar la carpeta. Recuerda… es necesario dejar una pequeña separación entre cada una de las piezas, pues así se hace más fácil el doblez.

Acto seguido, coloca cinta del lado contrario siguiendo los mismos pasos que el procedimiento anterior. Para que la cinta se pegue entre sí, utiliza una regla; vas pasando suavemente la orilla de esta por entre las separaciones, para ajustar los pliegues.

Ahora, debemos pegar los pedazos de cartón de 25×5 centímetros. Coloca dos en la parte inferior y dos más en la parte superior de la pieza central más grande. Después, pégalos con cinta adhesiva empleando el método antes descrito. Con todos los pedazos unidos, entonces podemos dar forma a nuestra carpeta.

Forra la carpeta para un mejor aspecto

Para dar un mejor aspecto puedes aplicar algunas técnicas de decoración. La más sencilla y recomendada es forrar con tela o con papel tanto la parte interna como la externa. Pero, para efectos de esta publicación vamos a sugerir el uso de cualquier papel que tengas en casa. Ahora bien… ¡a poner manos a la obra!

Empezamos con la zona externa, así que rocía un poco de cola blanca sobre el cartón y pega el folio en toda la pieza. Culminado el proceso, pica con una tijera el papel sobrante, dejando en los bordes un par de centímetros que luego pegarás hacia la parte de adentro.

Como habrás podido notar, ya tenemos forrada la parte de afuera de nuestra carpeta artesanal, por lo que ahora continuaremos con el resto. Por su puesto, ten a la mano cola y papel, no importa si este es de un modelo diferente al usado anteriormente.

Utilizando el mismo procedimiento que en la zona externa, se va pegando el papel sobre la pieza de cartón. Antes de que la cola se seque, aprovecha de hacer pliegues con una regla igual a cuando se estaba colocando la cinta adhesiva.

Presiona los pliegues con la regla con especial cuidado, pues el papel puede deteriorarse más fácilmente cuando está humedecido por el pegamento. Si el papel se seca muy estirado, no podrá cerrar y es bastante probable que se rompa, así que habrás perdido parte del trabajo.

Pasos finales

El siguiente paso es sellar la carpeta. Algunos optan por el pegamento como mejor opción, mientras que otros utilizan velcro o imanes, pues todo dependerá del tipo de uso que dará su propietario.

A continuación, será necesario abrir cuatro pequeños agujeros sobre la tapa para colocar la elástica. Antes, deberás medir con una regla para determinar exactamente sobre cuál parte realizar los huecos con la máquina perforadora.

Luego, añade ojales en cada agujero para dar un buen terminado a la carpeta que estás preparando y, por su puesto, no olvides el elástico que permitirá cerrar la tapa de la misma para cuidar lo que lleva guardado.

Si quieres proteger las esquinas de la carpeta, entonces aprovecha las cantoneras que son objetos de plástico, metal o cualquier otro material que se colocan precisamente en las esquinas de algunos artículos para no estropearlos. En este caso, lo utilizaremos para preservar y, por qué no, dar un bonito aspecto a nuestro folder ecológico.

Por último, deberás añadir un poco de pegamento dentro de la cantonera antes de colocarla en el lugar indicado. Harás presión durante algunos pocos segundos hasta que quede bien sujeto.

¡Listo! Tenemos a disposición una carpeta fabricada por nuestras propias manos, utilizando para ello los viejos cartones ecológicos que teníamos guardados en casa durante meses y de los que no encontrábamos cómo deshacernos. El proceso de creación es muy sencillo, solo tienes que seguir al pie de la letra los pasos descritos.

Formas creativas para decorar la carpeta de cartón

Por su puesto que existen muchísimas formas para decorar tu carpeta de cartón. También, puedes utilizar el material que dispongas para cumplir con el procedimiento y convertirte en la envidia de tus amigos en la calle, de compañeros de clase o en el trabajo.

Recuerda que todo es cuestión de creatividad, así que si decides poner a volar tu imaginación, desde aquí podemos ayudarte. Lo esencial para forrar una carpeta de cartón en casa es elegir el material con el que quieras hacerlo, aunque por lo general la mayoría se inclina por el papel por considerársele la mejor alternativa.

Una de las ventajas del papel es que puedes cambiarlo por otro cada cierto tiempo o cuando tu estado de ánimo te lo indique. A continuación, algunas opciones que puedes tomar en consideración:

-Papel de regalo

Se trata de una de las opciones más costosas, pero la inversión valdrá la pena. Usar papel de regalo para forrar la carpeta ecológica dará ese toque de modernidad que estás buscando, así que seguramente te va a encantar.

Puedes utilizar restos de papel que quedaron guardados o comprar uno o varios folios en tiendas especializadas. En esta oportunidad, jugar con la creatividad es válido, todo es cuestión de gustos.

-Bolsas de papel de supermercados

Es cierto. Esta es la opción menos costosa pero también la más práctica, rápida y fácil. Si tienes guardadas esas bolsas de papel que adquiriste cuando fuiste de compras al supermercado, entonces es momento de usarlas para forrar las carpetas de cartón.

Lo mejor es que más adelante puedes agregar nuevos elementos de decoración como dibujos, recortes, entre otros. Pues sí, puedes personalizar tu carpeta y llevarla contigo con orgullo.

-Forro imprimible

Los forros imprimibles suelen ser una buena opción y lograrás encontrarlos a través de buscadores en internet. Si lo intentas, verás en pantalla un sinfín de plantillas que imprimirás en casa.

El forro imprimible debe poseer las mismas dimensiones que la carpeta. Prueba también con diferentes diseños y obtendrás un collage maravilloso.

Otros elementos de decoración

Si has forrado la carpeta con un papel en el que puedas dibujar, rayar o marcar, entonces es la oportunidad perfecta para decorar. ¿Cómo? Súper sencillo…

-Haz algunos garabatos

Con marcador, bolígrafo o lápiz haz el garabato que quieras sobre el papel con el que forraste la carpeta artesanal. De esa manera, estarías expresando ese don artístico que ni siquiera tú sabías que tenías.

Ahora bien, si optaste por tela lo más recomendable para rayar es el uso de marcador o bolígrafos especiales para ese material.

-Haz algunos bocetos

Se trata de un proceso un poco más elaborado que el anterior, por lo que requiere de más tiempo y esfuerzo. La intención es quitar ese aspecto simple a tu carpeta, por lo que te invitamos a dibujar cualquier cosa que se te ocurra.

Usa carboncillo o lápiz tipo creyón para los dibujos. Si quieres proteger tu creación pon cinta adhesiva sobre él.

-Intenta con pintura

Muchos prefieren pintar sobre el papel, pero evita arruinar el cartón llevando a cabo el proyecto antes de forrar. Da un aspecto más colorido y llamativo que los garabatos o los dibujos.

Busca pintura acrílica o acuarela si vas sobre papel; pero, para la tela trata con pintura de relieve o una especial para ella.

-Plantillas para diseñar

Es una alternativa fácil y súper práctica que funciona más para quienes no tienen tiempo de dibujar o pintar. Bastará con usar una plantilla para que dibujes siluetas o colores de forma completa.

Puedes adquirirlas en tiendas especializadas o imprimir la que más te guste. Todo dependerá de tu elección

Paso a paso te enseñamos a crear tu propia carpeta de cartón
5 (100%) 4 votes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *