Para medir necesitas saber qué tipo de reglas usar

Alguna vez te has preguntado cosas tan específicas como ¿cuántos tipos de reglas para medir existen?, ¿cómo eran las reglas de medir antiguas?, ¿cómo se llaman las reglas para medir ángulos?, ¿cómo se puede medir en tamaño real para imprimir?

Para comenzar con el concepto más básico, te podemos decir que las reglas son instrumentos o herramientas bastante populares, cuya fabricación puede ser en madera, plástico o metal, duras o flexibles, y que se utilizan para medir distancias y grados.

Es decir, son algo así como utensilios que tienen un objetivo determinado, pues sirven para establecer longitudes y ángulos, dependiendo de sus características. También son adecuadas para algo tan simple como trazar una línea recta.

Son instrumentos muy útiles en las actividades escolares, pero también para las labores relacionadas con distintas profesiones, incluyendo arquitectura, ingeniería, urbanismo o diseño, así como oficios como carpintería, artesanía y ebanistería, entre otros.

Las reglas son herramientas que se utilizan para determinar las medidas de longitud, lo que se traduce en la distancia o el espacio existente entre dos puntos. Siempre que queremos medir un objeto, utilizamos una serie de parámetros. Y la medida patrón es el metro.

Existen distintos tipos de reglas:

-Reglas planas no graduadas. Son las más sencillas y no contienen medidas. Básicamente se utilizan para trazar líneas rectas.

-Reglas planas marcadas. Son parecidas a las anteriores, pero se diferencian porque sí cuentan con medidas en centímetros y/o pulgadas. Normalmente vienen desde 10 hasta 80 centímetros.

-Escuadras. Son instrumentos que forman ángulos de 45 y 90 grados, que son los más comunes. Pueden ser simples o combinadas; estas últimas permiten mover la cabeza de la regla de un lado a otro, para tomar medidas de distintos tipos y trazar líneas paralelas a otras. Su forma es de triángulo rectángulo isósceles.

-Cartabones. Son reglas o plantillas que se asemejan a un triángulo rectángulo y que sirven especialmente para dibujo técnico. La diferencia entre una escuadra y un cartabón, aunque son dos herramientas que se complementan, tiene que ver con los ángulos -30, 60 y 90 grados- y su forma de triángulo rectángulo escaleno.

-Transportadores. Son herramientas de medición que se utilizan específicamente para ángulos en grados.

-Escalímetros. Son reglas especiales que se usan para mediar la escala a la que está representada una figura. Se emplean, sobre todo, en arquitectura y urbanismo para dibujar espacios que en la realidad no pudieran caber en un papel de pequeñas dimensiones.

-Multirregla de precisión. Es una herramienta que funciona como regla, escuadra, transportador y compás al mismo tiempo. Sirve para trazar líneas rectas y hasta 25 círculos, además de otras figuras geométricas. Cuenta, además, con su propia regla circular para hacer mediciones de arriba hacia abajo y viceversa.

-Plantillas de diseño. Aunque no son consideradas reglas como tal, o por lo menos no entran en esa definición, lo cierto es que al estar marcadas se pueden utilizar para mediciones básicas. Asimismo, son útiles para hacer diferentes figuras geométricas.

-Tableros de dibujo. Se trata de una herramienta mucho más técnica, pero que entra en esta categoría porque incluye una regla T, con la que se hacen trazos iguales a la posición en la que se encuentra y se desplaza.

También existen reglas de contracción, que sirven para hacer moldes de madera para un metal que sea más grande que el producto terminado; reglas plegables, que sirven en la industria de la confección para la medición de líneas no rectas; curvas francesas, para trazar líneas curvas y curvas planas o flexibles, que se doblan en la forma deseada.

Con estos instrumentos es posible la realización de diferentes tipos de tareas. En primer lugar, lo más básico, que es hacer mediciones con la precisión que se requiere; también se pueden trazar líneas rectas; se pueden dibujar líneas paralelas, perpendiculares y paralelas; también sirven para determinar profundidad y para medir ángulos precisos.

¿Cómo se medía en la antigüeda?

-La historia indica que la primera regla que se utilizó para hacer mediciones fue una vara elaborada con una aleación de cobre, en el año 2650 antes de Cristo. Esta herramienta la encontró el asiriólogo alemán Eckhard Unger.

-En Lothal, una de las ciudades de la antigua civilización del valle del Indo, algunos hallazgos demostraron que existencia de una regla calibrada a 1,6 milímetros que tenía alrededor de 4 mil 400 años de antigüedad.

-La primera regla plegable fue inventada por el industrial Antón Ullrich en 1851 y la primera regla flexible se sabe que fue fabricada en 1902.

Desde la antigüedad, el ser humano ha tenido la necesidad de comparar y, en principio, las partes del cuerpo eran utilizadas como unidades de medición: pulgadas (2,54 centímetros), palma (20,87 centímetros), codo (42 centímetros), braza (1,67 centímetros), pies (12 pulgadas) y pasos (dependiendo de la altura de la persona).

Reglas para medir ángulos

Para medir segmentos sabemos que se utilizan las reglas rectas, pero los ángulos se miden con la ayuda de un transportador que, en palabras sencillas, es como una regla redondeada en forma de semicírculo. Aunque también los hay en forma de círculos completos.

El transportador sirve para dos cosas, tanto para medir ángulos como para construirlos. En la parte redondeada de la herramienta están marcados los grados sexagesimales, que van de 0 a 180.

Para hacer la medición de manera correcta, se apoya el transportador sobre el ángulo, de tal manera que el centro del mismo coincida con el vértice del mismo y su base con uno de sus lados.

Un ángulo es la abertura que se forma en un plano por dos semirrectas unidas por un punto llamado vértice.

Existen distintos tipos ángulos. El ángulo recto es aquel que tiene una abertura de 90 grado; el ángulo agudo es que mide menos de 90 grados; el ángulo obtuso es el que mide más de 90 grados y el ángulo llano es el equivalente a dos ángulos rectos y siempre miden 180 grados.

Los ángulos complementarios son dos que sumados miden 90 grados y los suplementarios son aquellos que sumados dan 180 grados. Los ángulos completos son los que miden 360 grados, es decir, el ángulo más grande.

Asimismo, están los ángulos consecutivos, que son los que tienen el vértice y un lado comunes. Explicado en otras palabras, son los que están uno al lado del otro. Los ángulos adyacentes son los que además de ser consecutivos, forman un ángulo llano. Y los ángulos opuestos por el vértice son los que tienen un vértice en común.

Además del transportador, para la medición de ángulos también se pueden utilizar otros instrumentos, como por ejemplo, una regla métrica plegable especial o una regla T, muy conocida entre los arquitectos.

Por otra parte, con la utilización de dos escuadras se pueden dibujar ángulos de 30, 45, 60 y 90 grados. Dependiendo del tipo de ángulo, una de las reglas se coloca fija y alineada con la recta de referencia y la otra se desliza de forma que todo lo que tracemos del lado de la hipotenusa sea de los grados del ángulo que estemos trazando.

Mediciones para imprimir

En el área de impresión, las reglas cambian un poco. Lo que se utiliza para estos casos es una herramienta de calibre de línea, cuyas unidades son milímetros, pulgadas, ágata, puntos y picas.

Asimismo, existe un tipo de regla virtual, que básicamente es un software de regla o reglas que se ven en pantalla y que se pueden utilizar para la medición de pixeles en un ordenador.

Una de las preguntas más frecuentes a la hora de trabajar con un ordenador es cómo hacer para dimensionar exactamente a la hora de imprimir. Lo que se hace entonces, con la ayuda de un programa, es adaptar la imagen para mejores resultados.

Pero primero hay que tener claro que los términos tamaño y resolución no significan lo mismo.

Una imagen digital está conformada por un conjunto de pixeles, ordenados en una cuadrícula o matriz, con determinado número de filas y columnas. Entonces para saber el tamaño de una imagen, hay que medir las dimensiones de sus lados, contando los pixeles que tiene.

Al hablar de resolución, nos referimos a densidad. En resumen, la resolución es la cantidad de pixeles que encontraremos por unidad de longitud física. Entonces, el proceso consiste en compaginar el tamaño digital de la imagen -la cantidad de información que tiene- con el tamaño físico, al darle salida a través de la impresión.

Por otra parte, las reglas virtuales o reglas online son herramientas que ofrecen instrumentos que se ven a través de la pantalla y que permiten hacer mediciones en pixeles, centímetros, picas, entre otros. Son aplicaciones bastante útiles al momento del diseño de páginas web, para conocer los tamaños exacto para los espaciados.

Entre las funciones de estas reglas online, destaca la posibilidad de utilizar formatos amplios o más pequeños. También sirven para medir los tamaños de las fotografías, por ejemplo.

Estas reglas digitales normalmente se adaptan automáticamente, dependiendo de la resolución que detecten, así como al tamaño de la pantalla.

Si estás buscando comprar una regla en particular, un set de escuadras, escalímetros, plantillas para rotular, tableros de dibujo o alguna otra herramienta similar, te invitamos a visitar fasaworld.es, donde encontrarás variedad de modelos y marcas como FAIBO, MAPED, FABER CASTELL, LYR y STAEDTLER.

Puedes revisar alguno de los productos que ofrecen y escoger lo que necesites, dependiendo de lo que estés buscando, ya sea para tu trabajo o material escolar para los niños. De cualquier manera puedes seleccionar entre herramientas especializadas para dibujo técnico o cosas un poco más sencillas para las materias del colegio.

Para medir necesitas saber qué tipo de reglas usar
Rate this post

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *