El mejor disco duro externo para uso doméstico. ¿Sabes cuál es?

El mejor disco duro externo para uso doméstico

El mejor disco duro externo es aquel que se adapta a tus necesidades. Te explicamos las distintas características de cada uno para que sepas cuál es el que mejor se adapta a ti.

Hoy en día tenemos una amplia gama de discos duros, pero ¿cómo elegir el mejor disco duro externo? Es complicado porque a la variedad de marcas se le suman las diversas características y precio. Dependiendo de tus necesidades y de cómo las satisface el producto te será más fácil decidirte. Vamos a intentar ayudarte a encontrar el mejor disco duro externo, aquel que se adapte al uso que quieras darle.

El mejor disco duro externo, ¿cuál es el que necesitas?

Características de un disco duro externo

Tanto si ya tienes alguno en casa como si es la primera vez que vas a utilizarlo seguro que tienes algunas nociones de lo qué es un disco duro externo. Como su propio nombre indica es un disco duro que no se encuentra dentro del ordenador. Por lo que se conecta a este a través de un cable USB o SATA o, los más innovadores, a través de WiFi. La mayor ventaja de este tipo de disco es que podemos llevarlo con nosotros y transportar los datos que queramos.

Su tamaño puede variar siendo normalmente de 2’5 o 3’5 pulgadas. Los más pequeños son los más fáciles de transportar. Los discos duros externos de 3’5 pulgadas son más pesados. Normalmente además del cable que necesitan para recibir y enviar los datos necesitan un cable extra para la alimentación eléctrica.

Debemos de tener presente que estos discos duros son muy frágiles y hay que evitar que sufran algún golpe o caída ya que podríamos dañarlos.

Este tipo de disco duro es muy útil por varias razones

Seguridad: Si  nuestro ordenador sufre algún daño y hemos guardado la información que teníamos en el disco duro externo nos quedaremos más tranquilos. Seguro que más de una vez os ha pasado que teníais archivos valiosos en vuestro ordenador y lo habéis perdido todo porque el ordenador se ha estropeado y no ha habido manera de arreglarlo o recuperar esos datos.

Almacenamiento extra: Normalmente la capacidad de nuestro ordenador se queda corta y necesitamos poder seguir almacenando información. Con el disco duro externo este problema queda resuelto y podemos compartir todos los datos almacenados con otros dispositivos.

Privacidad: Sobre todo si el uso de nuestro ordenador es compartido y no queremos que nadie más acceda a nuestros archivos. Puedes usar el ordenador con más gente pero guardar tus datos en el disco duro externo para que nadie pueda tener acceso a ellos.

Portabilidad: Podemos trasladar nuestros archivos de una manera fácil y cómoda. Si queremos enseñarles las fotos de las últimas vacaciones a los amigos, o queremos transportar música, películas o series.

Tipos de disco duro externo

Según el sistema del disco duro podríamos catalogarlos en 3 tipologías distintas:

Disco duro magnético: Son los más económicos pero más frágiles ya que al tener un funcionamiento mecánico cualquier golpe puede estropear alguna de sus piezas.

Una buena opción de este tipo de discuro duro externo es el Verbatim 2,5 pulgadas con 1 tera de capacidad.

Disco duro SSD: Son más caros que los anteriores pero de mayor calidad, Estos discos duros son más rápidos, necesitan menos energía, son menos ruidosos y más fiables en cuanto a problemas que nos puedan dar. La única desventaja que tienen, además del precio, es que suelen tener una capacidad inferior de almacenamiento.

Disco duro multimedia: Estos discos duros además de almacenar están diseñados para reproducir nuestros archivos. Se conectan a través de un cable HDMI (conexión digital) o  VGA (conexión analógica) al televisor para poder ver los videos que tenemos guardados. Por supuesto tenemos que fijarnos en que la pantalla y el disco duro multimedia sean compatibles.

Las cualidades más importantes

Además de fijarnos en el precio y en el diseño, las características que harán decidirte por el mejor disco duro externo son estas:

Compatibilidad: De nada nos sirve tener el mejor disco duro externo del mercado si no es compatible con nuestro sistema operativo. Por eso cuando vayamos a  decidirnos por alguno debemos fijarnos en si es apto para Windows, MAC o el SO que estemos utilizando.

Capacidad: Si el disco duro externo lo vamos a usar para almacenar videos y música necesitaremos mucha capacidad. Actualmente eso no es ningún problema ya que en el mercado podemos encontrarlo de varios Terabytes. Podemos calcular lo que necesitamos si tenemos en cuenta que en 1 Terabyte caben 250.000 canciones o 500.000 fotografías.

Velocidad: Como os comentamos anteriormente los discos duros externos SSD necesitan menos tiempo para leer la información que tenemos almacenada. La velocidad de transferencia que es el tiempo que tarda en pasar los datos del disco duro externo al ordenador y viceversa depende de la interfaz del ordenador pero aun así los discos duros SSD son los más rápidos.

Marca: A la hora de comprar un disco duro externo la marca puede determinarnos la calidad del mismo. Hoy en día encontramos discos duros de infinidad de fabricantes. Algunos marcas de confianza están especializados en este tipo de productos. Al ser fabricantes reconocidos nos ofrecen una fiabilidad y seguridad que no podemos encontrar en marcas desconocidas.

Decisión basada en el uso

Si tu prioridad es una gran capacidad y tienes un presupuesto ajustado lo mejor será adquirir un disco duro magnético. Pero si que deseas es acceder rápidamente a los archivos almacenados sin importarte el precio te recomendamos que optes por un disco duro externo de estado sólido (SSD). Si además de querer almacenar archivos quieres poder reproducirlos tu opción debe ser un disco duro externo multimedia.

Como ves, son varios factores a tener en cuenta a la hora de decidirnos por un modelo concreto. ¡Para encontrar el disco duro perfecto solo tienes que echar un vistazo a nuestra tienda online!