La importancia de una correcta iluminación en la oficina

La importancia de una correcta iluminación en la oficina

 

La oficina es el lugar donde muchos trabajadores y trabajadoras pasamos un tercio del día y donde desarrollamos nuestra actividad laboral. Es por tanto muy importante que este lugar cuente con una iluminación correcta que, aunque no lo parezca, ayudará a desarrollar nuestros quehaceres de una forma más fácil y cómoda.

 

Puntos de luz

 

Que en una oficina es necesario disponer de puntos de luz, aún a pesar de disponer de luz natural, es bien sabido por todos. No obstante, el cómo distribuir estos puntos de luz y qué factores hay que tener en cuenta al decantarse por uno u otro tipo de iluminación puede suponernos toda una odisea debido a la gran oferta existente en el mercado.
oficina con gente okEn un primer momento, podríamos pensar que no es un tema demasiado importante y que con contar con puntos de luz suficientes ya estaría resuelto el problema, pero como en muchas otras cosas, no solo se trata de un tema de cantidad sino también de calidad de la luz. La cual se basa principalmente en una distribución uniforme, en evitar deslumbramientos y en contrastes adecuados, como veremos más adelante. Y esta es, en realidad, la clave de una correcta iluminación ya que será la calidad, o falta de ésta, la que marcará la diferencia en nuestra oficina y en nuestro propio confort.

Riesgos de una mala iluminación

 

Hay varios factores que pueden afectarnos de manera personal si la iluminación de nuestra oficina no es correcta, como por ejemplo:

  • Fatiga mental.
  • Fatiga visual, que puede derivar en una reducción de la capacidad visual de la persona.
  • Dolores de cabeza o jaquecas.
  • Cansancio muscular (al forzar posturas para intentar ver mejor).
  • Estrés, falta de atención y desánimo.trabajadorcansado ok
  • Accidentes, caídas o golpes.

 

Todos estos síntomas, que puede que no se deriven únicamente de una deficiente iluminación, pueden paliarse en gran medida si se solventa algo tan básico como es poder ver sin esfuerzo, lo que se traducirá rápidamente en una reducción en el cansancio del trabajador y evitaremos algún que otro dolor de cabeza así como dolores musculares que se producen generalmente en el cuello, cervicales o en la espalda, a la par que la productividad aumentará.

Como vemos, no es una materia a tomar a la ligera ya que afecta directamente a nuestra salud y es por este motivo que el tema de la iluminación en el lugar de trabajo es un aspecto baremado y analizado en la prevención de riesgos laborales.

 

Demanda visual

 

Según la demanda visual de cada puesto de trabajo el nivel mínimo de iluminación (Lux) cambiará tal y como podemos observar en la siguiente imagen:

tabla lux ok

Tal y como se puede observar en la imagen cuanta más atención se deba prestar a los detalles o más precisión se requiera, mayor cantidad de luz se necesitará para garantizar que se recibe luz suficiente para ejecutar las tareas cómodamente y de manera óptima.

Así pues, para una oficina la cantidad de luz idónea oscilará entre los 500 y 750 Lux. Esta medida se puede obtener gracias al luxómetro que es un aparato que mide los lúmenes por metro cuadrado, que es a lo que equivalen los lux.

 

 

Calidad de la luz

 

Teniendo en cuenta nuestras necesidades de iluminación, podemos seguir los siguientes puntos para tener la mejor calidad de luz posible:

  • Hacer uso y aprovechar la luz natural proveniente de ventanas, tragaluces o puertas, siempre que sea posible y prestando especial atención a que esta luz no llegue de manera directa sobre el espacio de trabajo ya que podrían producirse molestos deslumbramientos. Hay que tener en cuenta que contar con alguna fuente de luz natural, aunque esta no sea suficiente para el desarrollo de nuestras actividades, tiene un efecto muy positivo en las personas ya que disminuye la sensación de encerramiento que el uso exclusivo de luz artificial produce.
  • Contar con persianas o cortinas en las ventanas para que en casos de deslumbramiento podamos hacer uso de ellas y así lograr evitarlo. Debido a esto, existen una gran cantidad de modelos de persianas que varían en materiales y sistemas de cerrado y de cortinas, pasando por las clásicas correderas a paneles japoneses y venecianas.
  • Disponer las luminarias de manera que la luz se distribuya de manera uniforme, evitando así diferencias de intensidad luminosa que podrían provocar deslumbramientos. De esta forma conseguimos un correcto contraste de luces y sombras.
  • Situar los puntos de luz de manera que la luz llegue al lugar de trabajo lateralmente y por ambos lados con el objetivo de evitar sombras al trabajar con ambas manos.
  • Evitar las luces intermitentes, como las que pueden venir de lámparas fluorescentes deterioradas que producen molestos parpadeos.
  • De preferencia, elegir para la iluminación del lugar de trabajo lámparas fluorescentes de luz blanca ya que incrementan la concentración y productividad. Las luces de tono amarillento, crean ambientes más cálidos y relajantes, que podrían destinarse a otros lugares de ambiente más disperso.
  • Apantallar todas las lámparas que puedan ser vistas desde cualquier zona de trabajo con el objetivo de evitar el deslumbramiento.
  • Utilizar, en el caso de que sea necesario, luminarias con difusores o pantallas que impidan la visión de la parte brillante de las lámparas.
  • Para evitar los molestos reflejos sobre el monitor y la fatiga visual asociada a su uso, éste nunca debe estar ubicado en frente o de espaldas a una ventana. Igualmente, tendríamos que prestar especial atención al nivel de brillo y contraste de la pantalla utilizando los reguladores del aparato.
  • Tener al menos un repuesto de cada tipo de bombilla que utilicemos para garantizar siempre una rápida sustitución, ya que suele pasar que siempre se funde una bombilla en el momento más inoportuno.

 

 

Esperamos que todas estas consideraciones y sencillos consejos os sirvan para conseguir una iluminación adecuada en la oficina con la cual podremos prevenir varias afecciones mejorando así la calidad de nuestro entorno laboral y nuestra calidad de vida a la par que lograremos incrementar la productividad en la empresa.

 

Y vosotros, ¿conocíais la importancia de una correcta iluminación en el entorno laboral?

La importancia de una correcta iluminación en la oficina
Rate this post

Be the first to comment on "La importancia de una correcta iluminación en la oficina"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*