Ideas para tener una oficina a la última en decoración

La oficina es ese lugar en el que desarrollamos nuestro trabajo y en el que, por norma general, nos podemos pasar más de un tercio de nuestro día. Por lo tanto, la mejor opción es que nos sintamos cómodos en estos espacios y, para ello, deben estar bien decorados. Hoy, te traemos algunas ideas para que tu oficina o despacho tenga un ambiente agradable en el que estés lo más a gusto posible.

El primer paso deberá ser la elección del color

Como bien sabemos, en cuestiones de decoración el color tiene siempre un papel principal, por lo que empezaremos por este consejo. Hay que escoger siempre colores que ayuden a la concentración, olvidándonos de tonos estridentes o que llamen demasiado la atención.

Al ser un lugar de trabajo, lo ideal será que la elección de tonos ayude a la paz y a la armonía, como podría ser por ejemplo el azul. El de los mares y océanos, es uno de los colores más apropiados para pintar nuestra oficina, ya que es relajante e invita a la productividad.

Si la oficina es un lugar donde se realizan trabajos estresantes como un call center o una empresa de bróker, hay que exaltar aún más este aspecto, ya que la elección de un buen color puede ayudar a relajar la tensión que se acumula en el ambiente. Dos colores muy propensos a la relajación son también el verde y el gris.

De igual manera, tampoco está de más resaltar esos colores con algún color más atrevido en el mobiliario de oficina como podría ser en las sillas. Normalmente, los encontrarás en las tiendas especializadas en tonos neutros, pero seguro que tienen otras opciones más atrevidas para diferenciar espacios con toques de color. En Decora Oficina tendrás opciones de todos los colores en sillas para oficina.

Elige un mobiliario adecuado a tu ambiente de trabajo

Los muebles de oficina van más allá de ser simples muebles decorativos, deberás elegir un mobiliario práctico que ayude al día a día en el trasiego de tus trabajadores. Para ello, es de vital importancia que antes de empezar a comprar muebles, pienses con detenimiento que necesidades necesitas que cubran.

¿Necesitaré grandes espacios de trabajo? ¿Utilizaré muchos papeles durante la jornada? ¿Estaremos sentados durante la mayor parte del día o será un trabajo en el que nos movamos con asiduidad? Plantéate todas las preguntas necesarias y, una vez tengas la respuesta, podremos pasar al siguiente paso que será la compra.

No sirve de nada tener un enorme escritorio presidencial si después sólo vamos a tener que usar un portátil encima de él, o de nada nos servirá llenar la oficina de estanterías si la mayor parte de mi trabajo se centra en la nube y no usaré apenas papeles físicos. Son opciones que tenemos que pensar con detenimiento.

En el caso de las sillas, lo más importante en su elección deberá ser la comodidad. Cuántas veces hemos visto a trabajadores que son menos efectivos debido a dolores de espalda o que no se sienten cómodos en su puesto de trabajo. Dentro del abanico de sillas cómodas, después puedes elegir el color o la que más se adapte al gusto decorativo del resto del mobiliario.

Finaliza eligiendo accesorios y complementos

Una vez que hayamos configurado el ambiente propicio eligiendo los colores y el mobiliario necesario, necesitaremos rellenar huecos con complementos típicos de oficina como papeleras, bandejas, lápices, archivadores, etc. Pero tampoco deberemos dejar de lado los elementos decorativos.

Igual de importante que los colores a la hora de transmitir sensaciones pueden ser los cuadros que elijamos para decorar las paredes de nuestro espacio de trabajo. Elige con gusto y piensa también en la importancia de la luz en una oficina, no tapes las ventanas y deja que la luz natural inunde el espacio de color.

Por último, no debemos dejar de lado el baño, otro de los lugares que todos los empleados utilizarán en algún momento del día. Hay que intentar que la decoración de esta estancia vaya en consonancia con el resto de la oficina. Sería un suicidio tener a la última todo el espacio y que cuando entremos al baño parezca que hemos cambiado de siglo.

Intenta tener un baño minimalista, ya que la tendencia a sobrecargarlo puede hacer que estropees el resultado final. En ocasiones, hay baños en oficinas que cuentan con un plato ducha que ya estaba anteriormente, lo mejor es que directamente lo elimines o si quieres dejarlo que cuentes con mamparas de ducha antical. Olvida la vieja cortina de baño y ficha por el mundo de la mampara.

 

Estos son algunos de los consejos más importantes a la hora de decorar tu oficina. Obviamente, a última hora todo dependerá del gusto de cada persona, por eso hemos ahondado en los consejos prácticos y que pueden suponer un beneficio para la empresa.

Ideas para tener una oficina a la última en decoración
5 (100%) 2 votes

Be the first to comment on "Ideas para tener una oficina a la última en decoración"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*