Haz tu propia pizarra magnética en 7 pasos

¿Te gustaría tener tu propia pizarra magnética?

Pues si es así, aquí te comentamos cómo hacerlo para que pongas en práctica todas tus habilidades manuales y logres construir la mejor pizarra de todas. Vamos, no temas, es muy fácil. Solamente debes tener los materiales indicados y lo más importante: las ganas de hacerlo.

Una pizarra magnética tiene muchísimos usos, desde escribir tus actividades diarias con marcadores de tinta no indeleble cuando son de borrado en seco, utilizarla como método de apoyo para dar tu gran clase magistral o simplemente para colocar fotos o papeles importantes con imanes que permitan sostenerlas.

Cualquiera que sea la idea que tengas de cómo usar tu pizarra magnética, lo más importante es que primero tengas una y si tienes los materiales o consideras que puedes ahorrarte unas cuantas monedas si la haces tú mismo, este artículo está hecho para ti.

Invita a tus amigos o familiares a que lo intenten contigo, puede ser una actividad muy divertida en la que además de interactuar en grupo, tendrán resultados increíbles. Lo mejor de todo es que utilizando casi los mismos materiales, pueden hacer cosas completamente diferentes cada uno. Acá te damos algunas ideas.

Materiales

  • Madera: utiliza la forma y tamaño que quieras, por lo general se usa rectangular. Preferiblemente MDF.

  • Rodillos, brochas, pinceles

  • Pintura magnética que está hecha con partículas de hierro

  • Taladro y tornillos

  • Pintura del color de tu elección

  • Imanes de la forma tipo y color que quieras

  • Batea para pintar (opcional)

  • Marcos para los bordes (opcional)

¿Cómo se hace una pizarra magnética?

  • Paso 1:

Una vez que escoges la base de madera que quieras y tienes el tamaño predeterminado es hora de comenzar.

Primero debes destapar la pintura magnética y revolverla muy bien con la ayuda de un palito de madera. Asegúrate bien que quede mezclada y para ello debes hacerlo desde la parte inferior.

Si tienes la batea para pintar o cualquier otro bol en el que puedas vaciar un poco de pintura está bien, pero sino no te preocupes que tampoco es determinante para que tu proyecto te salga muy bien. En todo caso, ve colocando de poquito en poquito para que no la tengas que botar o desperdiciar al terminar.

Coloca la madera en una superficie plana, bien sea una mesa o el piso, y comienza a colocar, con la ayuda del rodillo o la brocha, la primera capa de pintura magnética y deja secar.

  • Paso 2:

Pasado el tiempo de secado, coloca la segunda capa pero esta vez en una dirección diferente a la primera. Te explico, si la primera capa la pintaste con dirección de derecha a izquierda la segunda la pintas de arriba hacia abajo y deja secar nuevamente.

  • Paso 3:

Al igual que en el paso número dos, debes aplicar otra capa de pintura magnética en una dirección contraria a la anterior, que puede ser de derecha a izquierda si sigues el esquema que te proponemos. De todos modos, lo de la dirección no importa en qué orden lo hagas, lo importante es que cada una esté en un sentido diferente. Deja secar muy bien.

  • Paso 4:

Cuando está bien seca la última capa, procedemos a colocar una nueva pero esta vez de la pintura que hayas escogido para tu proyecto. En el caso de que sea la tradicional de pizarra colócala de manera uniforme para que el acabado quede lo más profesional posible.

Si este no es el caso y haz escogido una pintura de colores o si planteas hacer algún diseño especial, debes planificarlo previamente para que no cometas ningún error sobre la madera. Recuerda que no es un lápiz el cual puedes borrar si no te gusta cómo queda.

Cabe destacar que el hecho de que la pintura magnética sea oscura, dificulta que pueda agarrar otros colores como azul, rosado, amarillo, entre otros. Para evitar esto, después de las capas de pintura magnética coloca una capa de pintura blanca y allí sí podrás colocar el color que desees. Te quedará genial.

  • Paso 5:

Si quieres y puedes hacerlo, este es el momento de colocar un marco. Sea cual sea, el de tu preferencia. Si no tienes, no hace falta, solamente está pendiente de colocar adhesivo para que no se manchen cuando estés aplicando las últimas capas de pintura.

  • Paso 6:

Con la ayuda del taladro y los tornillos fija la pizarra en la pared o el espacio que hayas escogido para ella, cuidando detalles que aunque parecen insignificantes son muy importantes como por ejemplo la nivelación de la madera para que no te quede de un lado más alto que de otro.

La idea es que el resultado sea el mejor posible para que quedes conforme con tu actividad.

  • Paso 7:

Toma las fotos que desees y sostenlas en la pizarra con la ayuda de tus imanes. No solo puedes colocar fotos sino que también puedes poner cualquier tipo de papeles o documentos, incluso utilizar organizadores con imanes para colocar lápices, ganchos, marcadores o cualquier cosa que se te ocurra.

Si hiciste el proyecto con pintura de pizarra, la ventaja es que podrás escribir o dibujar lo que quieras con tizas blancas o de colores, lo que actualmente está muy cool en el mundo de la decoración.

Por otro lado, con una pistola de silicón puedes fijarle ganchos de ropa (de madera) en los que también puedes colgar collares, fotos o lo que quieras.

Recomendaciones generales:

  • Recuerda que es necesario cubrir con papel periódico toda la superficie de la mesa o el piso donde vayas a trabajar para evitar accidentes.

  • Utiliza ropa vieja para que no te lamentes si ocurre algún accidente con las pinturas.

  • Haz la actividad con tiempo, si estás apurado es mejor que lo dejes para otro momento en el que puedas hacerlo con calma, ya que aunque es una actividad muy fácil de hacer, requiere de toda tu atención y concentración.

  • Busca las mejores opciones de precios y calidad, no compres los materiales sin fijarte en que ciertamente sean útiles para ti.

  • No gastes mucho dinero en pinturas, solo es necesaria la magnética y otra que puede ser de pizarra, pero si quieres ponerle colores o hacer un proyecto especial con algún motivo como el de una cancha de fútbol o ponerle cuadros como un calendario, debes pensar bien en qué colores realmente necesitas.

  • Determina previamente el área en el que vas a colocar la pizarra para que no te excedas en el tamaño de la madera, o por el contrario, la compres demasiado chiquita. Ten esas medidas antes de ir a comprarla.

  • La batea para pintar no es necesaria que la compres si no quieres, ya que puedes pintar directamente desde la lata de pintura o echarla en cualquier bol que tengas para eso.

  • Realiza la actividad en una superficie plana para evitar que hayan desniveles con la pintura cuando esta se seque.

  • Es importante que dejes secar muy bien cada capa de pintura para que cuando coloques la nueva no se quite la anterior. Por otro lado, en el caso de la pintura magnética es necesario que se hagan al menos las tres capas y que además para tener mejor cobertura y perfecta adherencia se realice en direcciones diferentes cada una.

Si no lo ves muy claro siempre esta la opción de comprar directamente la pizarra, puedes comprar pizarras en nuestra web de ventas fasaworld.es

Os si tienes cuenta de Amazon también puedes comprar:

 

Haz tu propia pizarra magnética en 7 pasos
5 (100%) 8 votes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *