Guía de compra del cuaderno de profesor

Guía de compra de cuadernos para profesores

Ser profesor hoy día no es nada sencillo. Constantes cambios en los planes educativos, un respeto hacia la figura del educador en declive continuo y una lucha diaria por el futuro de las decenas de alumnos a su cargo. Sin embargo el profesor no escogió la profesión porque esta fuera fácil: la profesión lo escogió a él (o ella). Ser profesor es una vocación por enseñar, por transmitir unos conocimientos que puedan ayudar a las generaciones futuras tanto a ser más validos en al ámbito laboral como a ser mejores personas. Ser profesor hoy día no es nada sencillo. Pero vamos a intentar facilitarles la tarea lo más posible.

Para hacer más sencilla su labor disponemos de una serie de cuadernos específicamente diseñados para la figura del profesor, con hojas estructuradas dependiendo de la función concreta que se le vaya a destinar. Así pues tenemos cuadernos diseñados para evaluaciones, como agenda diaria o para anotar datos de auditorías. Cada cuaderno de profesor tiene su menester y podremos sacarles la mayor utilidad al usarlos teniendo en mente la finalidad con la que fueron diseñados. ¡Echémosles un vistazo!

Algunos de nuestros cuadernos

Cuaderno de notas

Este es el cuaderno básico para todo profesor. Su función principal no consiste únicamente en la posibilidad de apuntar las notas de los diversos exámenes del alumnado, sino también de poder poner notas ─entendiéndose como apuntes─ referentes a cualquier tema relacionado con ellos. Este cuaderno de notas es perfecto para hacer un seguimiento de la vida académica de cada alumno, con un apartado exclusivo para realizar apuntes. Su función principal es la de realizar una evaluación continua de cada alumno y poder tanto realizar el plan del curso antes de que comience como realizar una revisión y mejora del mismo una vez empezado.

Cuaderno de tutorías

Cada página de este cuaderno contiene una plantilla dedicada a anotar los datos personales y familiares de cada alumno, así como un gran apartado para realizar anotaciones de las diversas entrevistas y reunionesconcertadas con ellos. Se puede especificar su centro o lugar de procedencia, si ha repetido algún curso, lengua materna… Incluso se puede pegar una fotografía del alumno en el lugar designado a tal efecto para un reconocimiento inmediato. En la sección de reuniones se podrá especificar la fecha, el motivo y las conclusiones. Tiene también un apartado de observaciones donde poder realizar un pequeño resumen del curso escolar del alumno, para tener una referencia rápida de la evolución del alumno a la hora de plantear la reunión. Dispone también de un calendario de faltas de asistencia por meses. Imprescindible para tutores y jefes de estudio.

Cuaderno de memo-notas

Cuaderno destinado a la planificación semanal del curso para un mejor seguimiento de la evaluación continua. Las hojas se encuentran estructuradas por semanas, con secciones para cada día de la misma. Cada día a su vez tiene diversos apartados para apuntar notas personales distribuidas en rangos de horas y asignaturas o temas concretos. Ideal para apuntar futuras actividades, reuniones, excursiones o asuntos a tratar en un futuro, así como cualquier clase de recordatorio o tema pendiente. Funciona a modo de agenda pero específicamente diseñado para la labor del profesor, con los apartados anteriormente descritos predefinidos en cada hoja. ¡Olvídate de los pósit y recuerda absolutamente cada actividad que tengas planificada con esta fabulosa guía!

Agenda de programación

Puesto que todos somos humanos, también existen profesores despistados. Tanto para ellos como para los que tienen memoria de elefante esta agenda de programación es perfecta. Se puede realizar una planificación mensual sin despistes ni omisiones gracias a una programación semanal muy detallada, por día y hora o por sesiones. Para evitar tener que rellenar tediosamente las horas de inicio y fin de cada clase esta agenda divide directamente cada día por actividades (primera hora, segunda hora…) de tal manera que de un vistazo sepamos qué clases debemos realizar cada día o de qué huecos disponemos para realizar otros menesteres como tutorías, corrección de exámenes, realización de informes, etc. Imprescindible para todos los profesores que quieran conocer en todo momento cual es la programación a realizar en los siguientes días y semanas… ya que al contrario de lo que la cultura popular afirma, los elefantes tienen bastante mala memoria.

Cuaderno de evaluaciones

La mejor ayuda si lo que se desea es una forma clara y concisa de anotar calificaciones y notas de exámenes y pruebas. De esta manera se puede realizar un seguimiento por alumno y materia muy preciso, la evolución de sus notas o incluso apuntar las faltas de asistencia que ha tenido el alumno (aunque si deseamos apuntar el motivo de la falta nos vendrá mejor otro cuaderno como el de notas). Con multitud de registros para duplas alumno/materia o cualquier otra combinación que se necesite, este cuaderno se volverá pronto un imprescindible. ¡Sobre todo en época de exámenes!

Diario del aula

Si se desea mantener un control más estricto de las faltas de asistencia y, en general, de la disciplina a seguir por el alumnado este cuaderno se antoja más que útil. Con apartados específicos para apuntar incidencias por mes y día, así como espacios para anotar sus posibles motivos, la existencia o no de una justificación escrita, etc. Si se desea un control riguroso sobre este tipo de asuntos este diario se convertirá en un aliado imprescindible.

Recomendaciones de uso

Aunque todos estos cuadernos son tremendamente útiles su uso estará más o menos recomendado dependiendo de la función principal que tenga el docente. Así pues, un profesor de primaria dedicado a una única clase verá en un cuaderno de profesor de notas o en un diario de aula una herramienta muy útil y versátil, mientras que para un profesor de secundaria que da una misma materia en diferentes clases puede ser más útil un cuaderno de evaluaciones.

Para el primero, al estar continuamente enseñando al mismo grupo de alumnos le será más importante tener un seguimiento pormenorizado de ellos y una atención más dedicada (aunque un cuaderno de evaluaciones le puede resultar igualmente útil a la hora de anotar las calificaciones). Para el maestro de secundaria (que por lo general impartirá una o dos asignaturas a diferentes grupos ─y en diferentes cursos─) puede serle más útil el susodicho cuaderno de evaluaciones, más una agenda de programación a modo de guía que le ayude a tenerlo todo organizado. En este caso la atención a cada alumno tendrá que ser menor por obligación, pero tendrá que tratar con una mezcla mayor de clases y horarios por lo que la combinación de estos dos elementos puede ser de gran ayuda.

Asimismo, la combinación de un cuaderno de tutorías con uno de memo-notas será imprescindible para aquellos profesores, tutores o jefes de estudio que dediquen gran parte de su tiempo a organizar reuniones con alumnos y padres o que pretendan realizar una buena gestión de sus horas de tutoría. En general, el cuaderno de memo-notas será útil a cualquier profesor que necesite planificar un proceso de evaluación continua a lo largo del curso.

Existen muchos otros cuadernos con diferentes aplicaciones más específicas (para profesores de música, en catalán…) y, por supuesto, en multitud de estilos para hacer las delicias del profesor más fashion. ¡Seguro que buceando un poco en nuestro buscador enseguida podrás encontrar los materiales de apoyo ideales para ti!

Guía de compra del cuaderno de profesor
5 (100%) 1 vote

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *