El bolígrafo: uno de los mejores inventos que aún se conserva

El bolígrafo, sin duda alguna, es uno de los objetos más valiosos, vendidos y usados en el mundo entero. Todos en alguna vez hemos tenido uno a nuestra disposición.

Están sobre el escritorio, encima del ordenador o dentro de nuestros bolsos; es decir, siempre a la mano para quienes desean apuntar sobre papel desde el más mínimo detalle o notas de páginas completas.

Se define como un objeto de escritura contentivo de un tubo de metal o plástico cargado de tinta. En uno de sus extremos, podremos observar la denominada punta o bolilla que es por donde tendemos a realizar el trazado.

La versión que hoy en día conocemos, la misma que abunda en los mercados, fue creada y patentada en 1938 por el periodista húngaro Laszlo Biro, junto a su hermano, el químico Geurg Biro.

Ambos trabajaron para perfeccionar el invento de Jonh Loud, un curtidor de cuero, quien en 1880 diseñó un instrumento similar pero mucho más rudimentario que le permitió escribir precisamente sobre el cuero.

No obstante, en aquella época el invento no despertó el interés de las mayorías, tras lo difícil que le resultaba manipularlo sobre el papel debido a su grosor y por el tiempo que tardaba la tinta en secar.

Ya para 1943 consiguieron que grandes compañías financiaran el proyecto y lo dieran a conocer como uno de los objetos más útiles y de mayor vigencia hasta nuestros tiempos.

También conocido como boli, lápiz pasta, birome, lapicero, pluma, esferográfica, plumilla o pantubola, el bolígrafo con su perfecto diseño está constituido de la siguiente manera:

  1. Cuerpo o caña: Desde esta zona se puede agarrar el bolígrafo para su posterior uso. Es la parte externa de este instrumento diseñado para la escritura.
  2. Carga: Es donde se encuentra contenida la tinta, por lo general se encuentra en el interior del cuerpo o caña.
  3. Bolilla: Normalmente es giratoria. Esta queda impregnada con la tinta que, posteriormente, se plasma en el papel donde se está escribiendo.
  4. Tinta: Esta puede ser muy espesa, dentro de la cápsula tarda mucho tiempo en secar, pero una vez en el papel tiende a secar muy rápido. Está hecha a base de agua o aceite, todo dependerá de su fabricante.

Otros elementos habituales pueden ser:

  1. Capuchón o tapa: Se le denomina así a aquella pieza que sirve para tapar la punta del bolígrafo cuando nadie lo está utilizando.
  2. Clip: Es una pieza bastante sencilla, pero de mucha utilidad. Permite la sujeción del bolígrafo; es decir, engancharlo en cualquier lugar para su traslado, cuando no está en uso.
  3. Pulsador: Existen algunos lapiceros que no cuentan con capuchón o tapa, sino que están provistos de un dispositivo que permite guardar y sacar la punta del cuerpo cuando sea necesario.
  4. Grip: Es una especie de cubierta de goma ubicada en la parte inferior del bolígrafo. Su intención es mejorar el agarre y, por consiguiente, facilitar su uso a las personas.

Fabricación del boligrafo

A pesar de su apariencia sencilla, el proceso de fabricación de un bolígrafo no es para nada fácil.

Tambien puedes ver un buen video de como se fabrican en Made in Spain “Cómo se fabrican los boligrafos

Este invento que ha dado la vuelta al mundo está sometido a rigurosos procesos para su creación y, por su puesto, a estrictos controles para verificar su calidad.

A continuación, te mostraremos una serie de pasos que son utilizados por algunas compañías para la fabricación de los lapiceros, plumas o bolis, como se les conoce en algunos países.

1.- El primer paso es el diseño. Las empresas fabricantes cuentan con un departamento que se encargará de todo lo concerniente al elemento gráfico, tomando en consideración formas, colores, estéticas.

2.- A continuación, se requiere de fragmentos de plástico denominados ABS (si es que el boli será creado a base de plástico), que son muy resistentes a los golpes y a otras condiciones.

El plástico se tiñe del color escogido en la etapa de diseño, mezclándolo con polvo especializado dentro de un bidón. Este proceso tiene un tiempo de duración de hasta 3 minutos.

3.- Luego de la pigmentación, el plástico es sometido a altas temperaturas hasta ser fundido, utilizando maquinaria especializada.

En su forma líquida, el plástico es inyectado en moldes para obtener la forma deseada, luego es refrigerado para recuperar su forma sólida.

De este proceso, salen el clip, cuerpo y el mango.

4.- El xerografiado es un proceso mediante el cual se imprimen los dibujos o gráficos que pudiera contener el bolígrafo en su parte exterior.

Hay que recordar que estos elementos fueron creados previamente durante la etapa de diseño.

5.- De forma paralela se van fabricando las puntas con acero inoxidable. Estas van colocadas en el extremo final del bolígrafo.

Las puntas contendrán un pequeño orificio que permitirá el paso de la tinta al momento de escribir.

6.- También son creadas las bolillas de 1 milímetro cada una. Están hechas de un material muy resistente llamado carburo de tugsteno.

Estas serán colocadas sobre una base de asiento hacia el extremo final de la punta.

La misma tendrá una abertura exacta que regulará el paso de la tinta cada vez que el bolígrafo esté en uso. Funciona más o menos como un desodorante tipo roll on.

7.- Luego se inyectan en los cilindros o carga la tinta y, sobre ella, una pequeña dosis de silicona que impide que la tinta se desparrame.

Para sellar el cilindro o carga, es fundamental colocar un tapón.

Es importante conocer también que la creación de la tinta se logra al mezclar gran cantidad de químicos, que van a enfriarse o a calentarse a fin de poder obtener las combinaciones que son requeridas.

En algunas empresas, los propios trabajadores utilizan las fórmulas necesarias, en otras se aplican técnicas computarizadas para la regularización de las mismas. Es un proceso bastante complejo, pero necesario.

8.- Con la ayuda de una máquina centrifugada se retira el aire del cilindro donde fueron colocadas la tinta y silicona. Mientras haya aire en el cilindro, será imposible el trazo sobre el papel.

9.- El boli o, lo que aún podemos apreciar de él, será sometido a un estricto control de calidad, el cual trata básicamente de una especie de simulación de escritura.

Si pasa la prueba, el aparato va directo al proceso de ensamblaje, sino la producción es desechada por completo.

10.- A través de una máquina de montaje, se unen las partes hasta formar el lapicero que, más adelante, será distribuido a gran cantidad de países.

Si te ha gustado como se fabrica un bolígrafo seguro que también te interesan estas curiosidades

Qué bolígrafo necesito, y todas sus curiosidades.

 

Tipos de bolígrafos

Tras largos procesos de evolución, existen básicamente dos tipos de bolígrafos en todo el mundo. Ellos son:

1.- Desechables: La primera característica de estos es que una vez que la tinta haya acabado se tiran a la basura, por lo que deberás sustituirlo por otro nuevo.

Están fabricados de plástico, menos la bolilla o punta que siempre serán de metal. Por su condición de desechable, siempre serán mucho más económicos de lo normal.

Otra de sus características es que las puntas deberán ser cubiertas con tapas cuando no se estén usando para evitar algún tipo de complicaciones.

2.- Recargables: Una vez que la tinta se agota, la cámara del boli puede ser cambiada por una nueva. No hay por qué deshacerse del lapicero por completo.

Aunque la carga, cilindro o depósito donde está la tinta es plástico, el cuerpo de esta importante herramienta de escritura está hecho de metal.

Su forma y tamaño pueden ser variados y son más costosos que un bolígrafo desechable.

Los caracteriza el hecho de que la punta puede ser retráctil cuando no está en uso.

Según la punta

Este es, sin duda, uno de los criterios que nos permitirá diferenciar los bolígrafos:

1.- Mecanismo de la bola: Aunque la mayoría utiliza el método original de la bola, en este caso la punta puede contener un tubo muy pequeño que cuenta con orificios muy finos o anillos que cuando dejas de trazar o escribir, se sellan impidiendo el paso de la tinta.

2.- Tamaño de la bola: Tiene mucho que ver con el grosor del trazo, todo dependerá del tamaño de la bolilla.

En este caso, por el tamaño de la bola puede haber bolígrafos de punta fina, punta media o punta gruesa. Los hay de distintos tipos en el mercado, tu elección va a depender de lo que necesites.

Según la tinta

Se busca la calidad del boli en función del tipo de tinta que se esté utilizando. Chaca a continuación:

1.- De aceite: Se dice que es una de las más utilizadas en todo el mundo por su efectividad. Los conocedores la prefieren por sobre otras por su gran calidad.

Quienes han tenido la oportunidad de utilizar un bolígrafo de este tipo aseguran que permite una escritura muy fluida.

2.- A base de gel: Su calidad también ha sido comprobada, ya que como está hecha a base de gel ofrece más brillo y color en cada uno de sus trazos.

Se empezó a implementar en la década de los 90 tras requerimientos de gran fluidez.

Es, por decirlo de alguna manera, mucho más agradable a la vista del hombre, por lo que su uso se ha vuelto bastante común.

¿Tinta gel vs tinta líquida?

Las mejores marcas en todo el mundo

A la hora de escribir, seguramente querrás escoger la mejor marca de bolígrafos. Deberás valorar entre calidad, elegancia y buen gusto.

Sea cual sea tu elección, lo más importante que debes saber es que hay un sinfín de marcas capaces de cubrir todas tus expectativas:

1.- Mont Blanc: Fue creada en 1906. Esta es, sin lugar a dudas, una de las mejores marcas a escala mundial. Sus productos se caracterizan por su buen gusto y elegancia.

Su estilo es inconfundible y muchos la prefieren por sus piezas únicas y por la calidad de sus trazos.

2.- Reynolds: Esta compañía fue fundada por un empresario oriundo de los Estados Unidos de Norteamérica llamado Milton Reynolds.

Su especialidad fueron los lápices escolares y seguramente estuvieron entre los preferidos por muchos estudiantes.

Sus diseños eran bastante agradables a la vista y su calidad nunca fue cuestionada.

3.- Violonchelo: Ofrecía bolígrafos de gran calidad, pero a precios muy bajos. Por tal sentido, fueron los lápices preferidos por muchas personas durante mucho tiempo.

Su línea “La Alegría de Escribir” la catapultó en el mercado y es hoy por hoy muy recordada.

4.- Sheaffer: Aunque está dedicada a la fabricación de bolígrafos, también ha lanzado al mercado otros productos como cuadernos, libros, entre otros accesorios.

Para 2015 se dijo que era una de las mejores marcas, por su altísima calidad y, sobre todo, por su excelente buen gusto.

5.- Papermate: Es, quizá, una de las más reconocidas entre estudiantes por sus bolígrafos, lápices y otros accesorios académicos que fabrica.

Ha sido considerada como una de las más confiables y más vendidas en todo el mundo.

¿Quién no tenía a la mano un bolígrafo Papermate para llevar a cabo los deberes escolares?

6.- Camlin: Los productos de papelería son su fuerte y ni hablar de sus bolígrafos. La empresa fue creada en 1931 y se encuentra establecido en India.

7.- Parker: Una marca dedicada a la creación de bolígrafos súper exclusivos, diseñados para la clase alta de la sociedad.

Estilo, buen gusto y calidad son sus principales cualidades, razón por la cual se ha convertido en una de las empresas de este ramo preferidas en todo el mundo. Fue fundada en el año 1888.

8.- Cruz: En 1847, Cruz abre sus puertas en Estados Unidos, con la intención de ofrecer buenas plumas.

Ofrece en el mercado cualquier herramienta para la escritura: desde lápices hasta bolígrafos.

9.- Aurora: Una famosa marca italiana que llevó al mercado productos de gran calidad. Nace en el año 1919.

Ofrece diversidad en cuanto a estilos, colores y, sobre todo, diseño que a más de uno ha encantado.

10.- El Héroe: Trazos suaves y sin dificultades son algunas de las cualidades de El Héroe, empresa que se ha dedicado a producir artículos de escritura de todo tipo.

Presentan calidad y, además, precios muy accesibles.

11.- Faber Castel: Bastante reconocida a nivel mundial. Fue creada en Alemania en 1660.

Sus productos de papelería, sobre todo lápices, bolis, entre otros, lo han hecho merecedor de la simpatía de la mayoría de los clientes.

Otras empresas reconocidas que no podemos dejar de mencionar son Bic, Staedtler, Pilot, Pelikan, Pentel, entre muchas otras.

Bolígrafo borrable

Los bolígrafos no han perdido la pista a la evolución y a medida que pasa el tiempo, estos productos también se adaptan a los nuevos requerimientos.

PILOT Blister bolígrafo borrable Frixion ball azul BFA

Anteriormente, borrar la tinta del papel era tarea difícil, pero los bolígrafos borrables han llegado para hacer a todos la vida más fácil.

Son muy útiles para los exámenes, en los que los profesores exigen el uso de bolígrafos.

La goma de borrar en la parte superior permite quitar cualquier trazo indeseado sin mucho esfuerzo y sin dejar huellas, igual que un lápiz.

No son para nada costosos y lo mejor es que pueden conseguirse en cualquier papelería.

De verdad que si así lo prefieres, puedes obtener un bolígrafo borrable para tu mayor comodidad.

Un regalo perfecto

Definitivamente, una pluma puede ser el regalo perfecto para cualquier persona y es que muchos no solo lo utilizan para escribir, sino para coleccionar. Algunos de ellos representan verdaderas maravillas artísticas.

Podrás escoger el que consideres más indicado para obsequiar a la persona ideal en su cumpleaños o en cualquier fecha especial. No desaproveches la oportunidad.

Además de ser un objeto de mucho valor, no cuesta mucho, así que por una cifra bastante baja podrás hacer un buen regalo si así lo deseas.

Estamos completamente seguros de que quien lo reciba estará muy agradecido y, sobre todo, maravillado con lo que acaba de obtener.

Los bolígrafos han resultado ser un maravilloso invento, quizá uno de los mejores en los últimos años.

Esa pequeña herramienta que permite la escritura ha perdurado en el tiempo y seguramente se mantendrá por muchas décadas más.

Los hay de distintos tipos y formas, de baja y alta calidad, de colores diversos y cualquier tamaño, lo importante es que han llegado para poder registrar en papel cualquier dato de vital importancia.

A pesar de la tecnología, los bolis o plumas, como también se les conoce, resultarán ser uno de los objetos más útiles en nuestros días.

Razones por las que contar con plumas en la oficina

Búscalos en cualquier papelería y escoge aquel que más se adecué a tus necesidades y requerimientos.

 

El bolígrafo: uno de los mejores inventos que aún se conserva
Rate this post

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *