Cómo limpiar las plantas de una oficina

Las plantas son capaces de ambientar, alegrar y avivar cualquier espacio por muy pequeño o grande que sea, e indistintamente de su naturaleza. Estos seres vivos le aportan vigor y vitalidad a tu casa y oficina, pero muchas veces no sabemos cómo mantenerlos en buen estado.

Entonces, si tu amas tener plantas en tu lugar de trabajo pero desconoces cómo limpiarlas para que no se marchiten o mueran, te invitamos a leer esta nota hasta el final pues acá te daremos un paso a paso que te encantará ¿Vale? ¡Aquí vamos!

¿Cómo limpiar las plantas de tu oficina?

Aunque no lo creas las plantas que se utilizan en interiores acumulan polvo y suciedad en sus hojas, de modo que pueden ser focos desencadenantes de alergias, y además esta concentración de mugre atraerá insectos, bacterias y hasta moho –en el peor de los casos-.

¿Por qué? pues porque la materia orgánica que contienen las partículas de polvo sirven de alimento para estos microorganismos que pueden terminar perjudicando tu salud, y alejándote de tu oficina por unos cuantos días mientras te recuperas.

Así que si deseas mantener tu despacho limpio y libre de ácaros, lo mejor es que aprendas a limpiar tus plantas y ejecutes estas tareas ocasionalmente, o de tanto en tanto.

  1. Rocía las hojas de las plantas pequeñas

Por lo general las plantas que se colocan en las oficinas son de menor tamaño, pues la idea no es abarrotar este espacio con ellas ni restarle comodidad a tus compañeros, sino darle más vida y color al lugar.

De modo que el hecho de que sean pequeñas es sumamente favorable ya que su limpieza será más fácil y rápida, y esto es realmente fantástico ¿No crees?

Lo que debes hacer es tomar la maceta y colocarla dentro de un lavadero o lavamanos y luego lavar sus hojas sutilmente.

Asegúrate de hacerlo con una llave de agua que contenga rociador, pues si las enjuagas con agua directa del chorro las maltratarás ya que la presión será muy potente.

Pero no te preocupes, si no tiene rociador puedes tomar un atomizador, llenarlo de agua tibia y rociarlas hasta que se haya ido todo el polvo y el sucio.

consejos para limpiar las plantas de interior

Destaca que dado que este tipo de plantas vienen del trópico están muy familiarizadas con la lluvia cálida, no fría, así que si las lavas de esta manera terminarás conmocionando sus raíces y manchando sus hojas.

Una vez que hayas rociado todas las hojas es momento de dejarlas secar a temperatura ambiente antes de colocar la planta nuevamente en su lugar habitual; así evitarás derrames o regueros indeseados en tu escritorio, repisa, mesita de café, etc.

  1. Limpia las hojas de las plantas grandes

Las plantas más grandes también pueden formar parte de tu lugar de trabajo, y de hecho, casi siempre se observan en las esquinas o en las cercanías de las puertas o ventanas, y sinceramente lucen espectaculares.

Pero en este caso sus cuidados son diferentes a los de las plantas de menor escala. Para limpiar sus hojas deberás tomar un trapo humedecido en agua tibia y retirar la suciedad sin aplicar mucha fuerza; siempre con delicadeza para que no llegues a maltratarlas inconscientemente.

Imagen titulada Clean Your Indoor Houseplants Step 2

Lo ideal es que también le prestes atención al material del trapo que utilizarás, pues es bien sabido que la felpa o aquellos similares al papel pueden ser muy abrasivos para estas hojas.

Opta por una tela suave, y de antemano te decimos que acá el algodón lleva todas las de ganar ya que no bota pelusas, no es áspero ni agresivo, y en este sentido funciona perfectamente para esta tarea de limpieza.

Otra recomendación valiosa e importante que no debes pasar por alto es ponerle cuidado a la técnica del limpiado. Sí, no puedes remover el sucio sin sostener las hojas, pues esto solo las hará lucir como muertas a mediano plazo.

Lo correcto es que sostengas tanto las hojas como sus tallos con una mano, mientras que con la otra les pasas el trapo muy delicadamente, sin romperlas.

  1. Limpia la mugre de las plantas

Asimismo, cuando decimos que las plantas de la oficina acumulan polvo y mugre no estamos exagerando.

Aquellas que tienen una apariencia como erizada, peluda, velluda o quizás aterciopelada, son las que tienen mayor concentración de mugre y todo esto tiene que irse si quieres mantener a raya la higiene de tu despacho.

Para remover la mugre toma un cepillo de dientes de cerdas suaves y pásalo por toda la hoja –desde la base hasta la punta-, sin olvidar sostenerla con tu mano libre.

Enjuaga el cepillo de tanto en tanto para remover la acumulación de suciedad y pásaselo hasta que vuelva a estar 100% limpia.

  1. Usa la técnica de la agitación

Si tienes muchas plantas pequeñas en tu oficina o en tu departamento en general puede resultarte muy demandante y agotador limpiar todas sus hojas.

Esto te tomará casi una eternidad y sabemos que el tiempo es oro, de modo que tu mejor opción en este caso es valerte de las bondades de la técnica de la agitación.

Esta consiste en agitar o sacudir con suavidad las plantas pequeñas en una cubeta con agua tibia y un par de gotas de detergente líquido. De esta manera removerás el polvo rápidamente, y lo único que restará será dejarlas secar con el aire antes de regresarlas a su ubicación regular en tu oficina.

Durante este proceso debes cuidar la temperatura del agua –recuerda que el frío no le hace bien a las plantas de interiores-, y evitar que las sacudidas sean muy bruscas o con mucha fuerza porque dañarás las hojas y sus raíces.

Consejos adicionales para cuidar tus plantas

Aun cuando las sugerencias anteriores te permitirán mantener tus plantas completamente limpias, también puedes tomar en consideración los siguientes consejos para que todo marche como lo esperabas.

  • No utilices químicos ni productos de limpieza

Los productos muy abrasivos como los desinfectantes o desengrasantes no son buenos para limpiar las plantas. Aunque pudieses pensar que te ayudarán con la limpieza, lo cierto es que acá será peor el remedio que la enfermedad.

No olvides que las plantas son seres vivos que requieren cuidados especiales para mantenerse vigorosas y radiantes.

  • No les saques brillo a las hojas

Muchas personas creen que sacarle brillo a las hojas hará que luzcan más atractivas o saludables, pero en realidad sucede todo lo contrario ya que los productos para lustrar terminan obstruyendo los poros de las plantas, y no solo eso, sino que también hacen que la luz solar se refleje en ellas entorpeciendo su fotosíntesis.

  • No les eches agua directamente de la cubeta

No importa si las hojas son grandes o pequeñas, la caída libre del agua terminará dañándolas, rompiéndolas o debilitándolas y nunca más volverán a lucir saludables.

Por ello se recomienda usar rociadores, atomizadores o trapitos húmedos con agua tibia para mantenerlas libres de polvo y mugre, así que no lo olvides.

Plantas sanas y ambientes limpios

Si sigues estas sugerencias al pie de la letra verás como tu oficina se mantendrá pulcra y tus plantas no te darán dolores de cabeza ni propagarán alergias o enfermedades ¿Qué dices?, ¿Te animas a darle cariño a tus plantas como te lo indicamos?

Cómo limpiar las plantas de una oficina
5 (100%) 3 votes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *