Pegamentos

En esta categoría puedes ver todos los artículos relacionados con pegamentos usos, tipos y curiosidades, puedes compra nuestro pegamentos haciendo click en: Pegamentos
Sobre el pegamento
Actualmente, el pegamento es de mucha importancia tanto para la sociedad como para la industria moderna. Se trata de un adhesivo muy común que se ha convertido en una herramienta importante y que no debe faltar en ninguna mesa de trabajo.
Hoy en día contamos con una gran cantidad de opciones, cada una de ellas para usos y campos de trabajo diferente, pero siempre con el mismo objetivo: se emplea para aglutinar, en otras palabras, adherir una cosa a otra.

– Clasificación
Los adhesivos pueden clasificarse de distintas manera, como por ejemplo:
Según su forma de aplicación
* Pegamento de contacto: se distribuye sobre las superficies que se desean unir y se deja un periodo de tiempo para la evaporación parcial de cualquier disolvente que lo acompañe, finalmente las partes se unen para un fijado súper resistente.
* Pegamentos termoplásticos: por acción del calor puede ablandarse hasta fundirse y luego solidificarse al enfriar.
* Pegamento termoestable: son aquellos que experimentan una reacción química al exponerse a algún catalizador, luz ultravioleta o calor que haga que tomen un permanente estado sólido.
Según su composición y origen
* Pegamentos de animales. Son preparados teniendo por base las proteínas del cuero, tendones, huesos y colágeno de animales. Como por ejemplo, el pegamento de pescado, el cual se obtiene extrayéndolo de la piel del pescado. El pegamento de caseína se obtiene de una proteína de la leche.
Otro pegamento obtenido de esta manera es la albumina de sangre, la cual es preparada con la sangre fresca obtenida de los animales en mataderos.
* Pegamento de soja. Se obtiene a través de una solución alcalina de harina de soja.
* Pegamento de almidón. Como su nombre lo indica, este pegamento se obtiene por hidrolisis a partir del almidón y se considera adhesivo de dextrinas.
* Goma arábica. Es obtenido a través de las exudaciones del tronco y ramas del árbol de acacia.
Adhesivos sintéticos
* Resina de urea y resina de melanina. Ambos obtenidos a través de la condensación de su compuesto principal como lo es la urea y la melanina.
* Derivados de celulosa. Se obtienen a través del tratamiento químico de distintos tipos de celulosa de origen vegetal, entre ellos se encuentra el acetato de celulosa.
* Resinas de poliéster, resinas vinílicas son otros adhesivos que también conforman el grupo de adhesivos sintéticos.

Tipos de pegamentos en el mercado:
En el mercado puedes encontrar una gran cantidad de pegamentos, cada uno con especialidades diferentes con los que puedes armarte para realizar tus trabajos manuales, no solo con cartón y papel, también hay para tela, orfebrería y muchos otros materiales.
– Pegamento para adornos de telas. Este pegamento está compuesto a base de resina, no mancha y está diseñado especialmente para adornar ropa con abalorios como lentejuelas, brillantes, espejos, piedras y cualquier cantidad de cosas que lleguen a la imaginación del artista. Evidentemente, es un pegamento muy resistente al agua y por lo tanto, podemos lavar la tela con confianza después que haya sido decorada. Posee un aspecto de color blanco, pero no es razón para preocuparse ya que cuando seca, se torna transparente.
– Fijación de Joyería. El tipo de pegamento de joyería es muy utilizado para hacer trabajos de pegado de bisutería, y joyería es muy resistente, tanto así que puede usarse para pegar piedras y metales, también cristal, madera, cerámica y porcelana. Ideal para un acabado perfecto, y al igual que muchos pegamentos garantiza una impecable transparencia al secar.

– Silicona líquida. La silicona líquida se ha convertido en una herramienta importante al momento de hacer manualidades, entra también en el grupo de los pegamentos y actualmente es muy utilizado, generalmente en el ámbito escolar. Este tipo de adhesivo es utilizado más que todo para pegar fieltros y foami o también conocido como goma eva. Es muy fácil de utilizar y ya que no es instantáneo, puede corregirse o reposicionarlo en caso de haber pegado mal. Es un material que puede ser utilizado por los pequeños sin correr grandes riesgos debido a que es lavable y en caso de contacto con la piel, no producirá quemaduras de ningún tipo.
A diferencia de su forma sólida es menos peligrosa, ya que al utilizar en silicón en barra corremos el riesgo de sufrir quemaduras con la pistola, además, este es instantáneo y muchas veces es difícil encontrar una toma eléctrica cerca de donde estamos trabajando y necesitamos pegar. Sin embargo, el silicón solido o también conocido como pegamento de termo fusión no deja de ser una buena opción para trabajar, ya que es mucho más resistente que la silicona fría y depende del material con el que estemos trabajando en el momento.
– Masillas. Las masillas son la opción que podemos encontrar en varios colores diferentes, son utilizar para pegar gomas e incluso tapizar, con las masillas se puede obtener una unión muy resistente y es ideal para unir superficies dúctiles.

Ahora bien ¿Cómo crea un pegamento ecológico y que pueda servirnos durante la elaboración de manualidades?
Siempre optamos por comprar cualquier pegamento en una tienda, el cual normalmente contiene una gran cantidad de químicos, siendo dañino tanto para el ambiente como para cualquier ser vivo, si llegase a entrar en contacto con su piel o simplemente inhalarlo. Además viene en un envase posiblemente no reciclable. Sin embargo, existe una opción diferente y más si eres de los que prefieres la alternativa ecológica te invitamos a que experimentes haciendo tu propio pegamento en casa.
Para elaborarlo necesitarás algunos materiales sencillos que puedes encontrar fácilmente en la cocina de tu hogar, los cuales son harina de trigo, vinagre, azúcar y agua. Para elaborarlo debes colocar en una olla pon un poco de agua y calentar a fuego medio, agrega una taza de harina de trigo y dos cucharadas de azúcar, revuelve, baja la llama y deja cocinar hasta que tu mezcla se haya espesado. En este punto, agrega el vinagre y deja enfriar tu pegamento antes de usarlo. Puedes conservarlo hasta por quince días, manteniéndolo en la nevera. Ideal para manualidades, para tapizar y muchas otras cosas más.