Cajas baratas

¿Qué es una caja?

Una caja es un recipiente que tiene forma rectangular y una abertura cubierta con una tapa que puede estar unida o separada. Se fabrican en diferentes materiales: cartón, madera, plástico y pare usted de contar, y su funcionalidad o practicidad viene dada por la naturaleza de lo que se quiera hacer con ella.

Es decir, una caja puede servir como espacio o envase de guardado para organizar, identificar y almacenar objetos, instrumentos y cualquier otro elemento que puedas imaginarte, pero también puede resultar utilitaria como pieza decorativa, o como sistema de traslado de artículos o mercancías.

Se trata de un cuadrado o prisma muy versátil y funcional que más de una vez debes haber usado, bien sea para proteger o transportar tus pertenencias durante una mudanza, o para guardar documentos o libros en tu casa u oficina.

Material de las cajas

Cajas de madera

Cajas de cartón

 

  1. Cajas de plástico

Hoy en día se elaboran en diversos tipos de plástico; así que su escogencia dependerá fundamentalmente del uso que se le dará o del mercado al que estará dirigida.

  • Cajas plásticas regulares

Son muy demandadas en el sector agrícola porque allí se pueden transportar con facilidad y seguridad muchos alimentos, frutas, verduras y hortalizas sin que lleguen a dañarse o a verse afectadas de alguna forma.

Pueden ser lavadas con lejías u otros desinfectantes abrasivos sin que se desgasten, corroan o se rompan, ya que son hechas con un material virgen altamente fuerte y duradero.

Además son capaces de soportar altas y bajas temperaturas sin perder su forma o estructura, así que representan una inversión a largo plazo que valdrá cada centavo.

Destaca que las cajas de uso alimentario se producen en varios estilos, pero la mayoría de ellas resiste a la aplicación de aceites y productos muy fuertes, y las más rendidoras favorecen el aprovechamiento de los espacios hasta en un 75%.

Las más novedosas o avanzadas del mercado cuentan con asas que propician un apilado y desapilado fácil. Solo es necesario deslizar su estribo y automáticamente volverán a estar aptas para encajarse sin problemas.

  • Cajas plásticas con film elástico de alta calidad

Están hechas a base de materiales súper resistentes como la resina K, el polipropileno o el poliesterol.

Estas últimas son altamente moldeables y prácticas ya que pueden adoptar distintas formas y de esa manera se les puede sacar el máximo provecho, al punto de que pueden reutilizarse muchas veces sin que se deformen, debiliten o se rompan.

  • Cajas plásticas de la serie “odette”

Son muy utilizadas en la industria automovilística, lo cual se traduce en que se fabrican a gran escala y a nivel universal con muchísima periodicidad. Las más duraderas del mercado han sido diseñadas con tal precisión que forman una dupla perfecta entre los fabricantes y proveedores, de modo que el buen tránsito logístico está 100% garantizado.

  • Cajas de plástico conductivo

Son muy usadas para almacenar y transportar componentes electrónicos mayoritariamente, puesto que al ser desarrolladas a base de polímeros o conductores de electricidad, protegen su contenido de descargas electrostáticas.

Así es, estos contenedores evitan la carga electroestática y transforman las ya existentes para que su uso sea completamente seguro para el usuario ¡Increíble!, ¿no crees?

Además, favorecen la higiene, son muy fáciles de apilar y ordenar, resisten la aplicación de lejías o productos químicos muy ácidos, soportan el calor y el frío, y lo mejor de todo es que cuentan con asas totalmente ergonómicas que no causan incomodidad ni daños en las manos de quienes las operan con regularidad.

  1. Cajas de madera

Las cajas elaboradas en este material de larga duración y resistencia suelen emplearse para guardar y transportar productos de consumo masivo como las botellas de vino, o los puros, aunque también son muy utilizadas para proteger productos frágiles como algunos tipos de motores.

  1. Cajas de metal

Son utilizadas en diversos campos como el de la joyería, dietética, e inclusive en el de las delicateses, puesto que cuentan con características de gran calidad y por lo tanto gozan de mucha exclusividad; de allí que algunas personas concuerden en que su uso está reservado fundamentalmente para los mercados más selectos y elitistas.

  1. Cajas de cartón

Las cajas que se elaboran con cartón ondulado son las más empleadas para transportar mercancías entre un destino y otro. Así mismo, las más pequeñas que tienden a elaborarse en carboncillo se observan con frecuencia en la industria de la perfumería, tabaquería, juguetería, limpieza y hasta en el mundo alimenticio.

Por lo general funcionan como envases o estuches de perfumes, tabacos, alimentos, juguetes y más, y pese a que su vida útil no es tan prolongada como la de otras cajas acá mencionadas, gozan de alta demanda porque lucen muy bien y son 100% funcionales.

Estructura de las cajas

Las cajas pueden tener varias estructuras y cada una de ellas cumple una función en particular ¿Te interesa saber más al respecto? De ser así te invitamos a leer las siguientes líneas con atención ¿Vale?

  1. Cajas con tapa

Básicamente se trata de una caja que cuenta con una tapa o cubierta adherida o incorporada a su propia estructura.

  1. Cajas con tapa y fondo

Estas cajas funcionan como embalaje ya que tienen 2 piezas separadas o independientes: una consiste en una bandeja en donde se coloca el producto seleccionado y la otra pieza constituye la tapa que la cubre.

  1. Cajas con solapas

Son cajas plegables que cuentan con 4 caras laterales y que pueden cerrarse inferior o superiormente a través de sus 4 solapas. Estas atienden a un diseño básico: se trata de una pieza de cartón unida a través de sistemas de encolado o grapado que le aportan versatilidad y resistencia.

  1. Cajas dispensadoras de líquidos

Estas son unas de las más innovadoras de todas ¿Te preguntas por qué? Bueno porque poseen tanto una bolsa estanca como un grifo, y de esta manera permiten verter bebidas u otros líquidos sin que se derramen o se produzcan accidentes afines.

¿Para qué puedes usar estas cajas?

Las cajas pueden ser usadas a nivel doméstico, industrial, comercial y mucho más. Por ejemplo, en tu hogar pueden resultarte muy útiles para:

  • Guardar trastes viejos que quieras donar o desechar

  • Organizar los juguetes de los niños

  • Guardar y ordenar libros, cuadernos, revistas y casi cualquier material que ya no uses, es decir, que solo te quita espacio de tus estantes, mesas, o escritorios.

  • Guardar ropa o zapatos que ya no uses

  • Guardar herramientas de reparación o construcción como destornilladores, martillos, brochas, etc.

  • Guardar piezas o elementos del hogar que quieras trasladar a otra zona o a otra casa.

Y en cuanto a su uso en la oficina pues fíjate que te pueden servir como archivadores y clasificadores. De hecho, dependiendo de sus dimensiones y materiales suelen ser muy funcionales en los despachos contables o legales, y en cualquier empresa o conglomerado en la que se manejen grandes volúmenes de información que no puedan ser desechadas.

Bien, ahora que conoces más sobre las cajas disponibles en el mercado y sus funcionalidades, podrás seleccionarlas con mucho tino de ahora en adelante para que así te rindan al máximo.

Las 5 cajas de cartón para embalar mas vendidas:

Cajas baratas
5 (100%) 2 votes

Be the first to comment on "Cajas baratas"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*