Cajas de cartón

Conoce todo sobre las cajas de cartón

Las cajas son recipientes cuadrados o rectangulares muy utilizados en los sectores comerciales o industriales para cargar, guardar, proteger y transportar materiales livianos o de un peso no tan elevado.

El cartón está formado por la superposición de papeles ya que de esta manera adopta mayor dureza y resistencia que otro tipo de materiales.

Y en la actualidad goza de muchísima popularidad en el ámbito del embalaje tanto para fabricar cajas, como para diseñar moldes que permitan la correcta sujeción de las mercancías.

Entonces, dichas cajas son altamente resistentes y en esta nota te contaremos sobre la variedad de cartones que hay en el mercado por si algún día necesitas sacarle provecho a estos empaques ¿Vale?

Tipos de cajas de cartón

Dependiendo del diseño, grosor, tamaño y del tipo de cartón empleado en su elaboración, puedes adquirir una que otra caja que se adapte completamente a tus requerimientos o necesidades.

Las más populares hoy en día comprenden las siguientes:

  1. Cajas de cartón ondulado

Tienen una apariencia como corrugada u ondulada y suelen utilizarse con muchísima frecuencia como medio de embalaje para transportar mercancías entre un lugar y otro.

Por ejemplo, las empresas de encomiendas o de envíos les sacan muchísimo provecho a este producto ya que sus características y funcionalidades les permiten cumplir satisfactoriamente con sus tareas.

Estas cajas de cartón cuentan con 3 o 5 papeles: los que comprenden las capas exteriores tienen una apariencia lisa, mientras que los que comprenden las capas interiores son corrugadas. De esta manera están dotadas de una resistencia mecánica lo suficientemente buena como para proteger las cargas al máximo.

Destaca que los primeros usos de las cajas de cartón se remontan casi a finales del siglo XVIII en la localidad de Maine, en los Estados Unidos, y ha trascendido que eran empleadas en el ámbito de la joyería y la relojería para brindarles protección a estas piezas tan finas.

  1. Cajas de cartón sólido

Son mejor conocidas como cajas de tablas de cartón. Este material es fino, delgado, cuenta con una parte lisa que ha sido revestida y goza de mucha suavidad; todo con el propósito de que su manipulación sea sencilla y favorable para el usuario.

Cabe resaltar que el cartón sólido es resistente al agua, así que puede ser usado en espacios húmedos o afines sin que se corra el riesgo de que el producto sufra daños que ameriten su cambio o sustitución inmediata.

Son muy usadas a nivel doméstico para almacenar objetos o piezas que ya no gustan o que serán reemplazadas, y que por lo general suelen terminar en el sótano de las casas donde se acumula la humedad, existen filtraciones, o en donde hay condiciones poco favorables.

Pero dado que son resistentes a este tipo de situaciones los usuarios no tienen de qué preocuparse y por ende las usan con mucha frecuencia ¡Interesante!, ¿no crees?

  1. Cajas de cartón gráfico

Este tipo de cartón es muy fino y esto ocasiona que solo pueda usarse para cubrir a otros cartones más espesos. Lo más común es que estas cajas se usen en labores de manualidades, artesanía o similares ya que es muy fácil moldearlas o manipularlas en función de lo que se quiera crear.

  1. Cajas de cartón gris

El cartón gris es conocido más que todo como “cartón piedra” y su nombre debe darte una idea de lo que ofrece. A ver, se trata de un material muy duro elaborado a base de papel compacto reciclado y pegamento.

Su dureza permite que pueda ser reutilizado muchas veces sin sufrir daños, así que las cajas de cartón gris o piedra son muy demandadas para almacenar y trasladar objetos, materiales o mercancías sin temor a que se dañen, magullen o rompan.

Las mueblerías, cervecerías y muchos otros comercios usan este tipo de cajas casi a diario, porque así se aseguran de que lo que colocarán dentro estará protegido al máximo de ciertos elementos o situaciones externas, como los cambios de temperatura.

Aunque también es frecuente que otros sectores como el de las jugueterías o perfumerías le saquen provecho. Es decir, su usabilidad es tan amplia como puedas imaginarte, de modo que todo dependerá de lo que quieras hacer con estas cajas de cartón.

  1. Cajas de cartón couché

Este cartón tiene la particularidad de ser fino y de fabricarse en diferentes colores: rosado, naranja, verde, azul, morado y más. Esto significa que las cajas de cartón couché tienen una apariencia más fina y moderna, y por lo tanto, han calado muy bien en el mercado de las decoraciones y eventos recreacionales.

Digamos que son usadas en las fiestas infantiles con mucha regularidad porque allí se pueden colocar dulces, recuerdos, pequeños juguetes y cualquier otra cosa que puedas imaginarte, para llamar la atención de los pequeños que las recibirán.

Sus colores vivos y llamativos llevan todas las de ganar y aunque no son tan resistentes como algunas otras que te hemos mencionado, no se puede negar que son más atractivas y destellantes.

  1. Cajas de cartoncillo

El cartoncillo es un cartón muy delgado y compactado. Esto le aporta ligereza y de esta manera su manipulación se torna muchísimo más delicada. Son muy prácticas y han sido ampliamente utilizadas desde hace años por sectores como las perfumerías, tabaquerías, alimentación, limpieza, jugueterías y muchos más.

En otras palabras, sirven como empaques o estuches de productos de amplia gama como los perfumes, puros, productos químicos para limpiar, juguetes y cierto tipo de comestibles como chocolates, bombones y afines.

¿Qué puedes hacer con las cajas de cartón?

En las siguientes líneas te compartiremos algunos de los usos que puedes darle a las cajas de cartón -dependiendo del tipo que sean-, pero lo cierto es que puedes darle rienda suelta a tu creatividad para seguir ampliando su usabilidad ¿De acuerdo?

  • Úsalas para guardar objetos ligeros como libros, revistas y de papelería en general.

  • Úsalas como cubiertas o estuches para lentes, perfumes, alimentos, juguetes y casi cualquier otra cosa que consideres apropiada, es decir, que no vaya a dañarse en su interior.

  • Úsalas como elementos decorativos vintage en determinados espacios de tu casa u oficina.

  • Úsalas para crear cotillones o recuerdos para fiestas o celebraciones infantiles –mayoritariamente-

  • Úsalas para realizar labores de traslado o mudanzas

  • Úsalas para organizar tus materiales de trabajo y mantenerlos protegidos e identificados en todo momento.

¿Dónde comprar estas cajas?

Hoy en día resulta bastante sencillo conseguir cajas de cartón en las papelerías y librerías, pero también existen negocios físicos y en línea que las tienen constantemente en inventario.

Es cuestión de que consultes la información necesaria en Internet para saber adónde acudir para comprarlas, sin pasarte por alto tu ubicación geográfica, claro está.

Recuerda que actualmente existen muchos tipos de cajas en el mercado, bien sean de cartón o de otros materiales, así que su escogencia dependerá básicamente de lo que quieras hacer con ellas.

Esto significa que si deseas guardar un par de prendas de vestir que estén en desuso muy fácilmente puedes adquirir una caja de cartón, pero si en cambio necesitas transportar una mercancía más pesada, o a mayor escala, como productos alimenticios, lo más seguro es que debas comprar una caja de plástico o de otro material más resistente que el cartón.

Cajas de cartón
5 (100%) 5 votes

Be the first to comment on "Cajas de cartón"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*