Tipos de tijeras

Conoce los tipos de tijeras de alta calidad

Por muy elementales que parezcan, las tijeras tienen un rol importante dentro de las herramientas que se emplean en las oficinas y en los hogares. Bien se utilicen para trabajar, para manualidades, para costura o para decorar, es necesario saber elegir unas tijeras de buena calidad. Como todo utensilio merece un mantenimiento adecuado para alargar su vida útil y para potenciar su rendimiento también es oportuno conocer acerca de los tipos de tijeras que existen en el mercado.

Cada corte, de principio a fin, debe ser preciso, exacto y seguro. Por ello, es fundamental conocer con exactitud las partes de las tijeras. Te contamos como va esto:

Las hojas o cuchillas: Por lo general están hechas de acero inoxidable de buena calidad, de esta manera se mantienen afiladas evitando que durante los cortes la tijera se quede atascada en el material que se está utilizando.

El tornillo y la rosca: Esta unión entre las cuchillas es vital. Tanto el tornillo como la rosca deben estar elaborados con los mejores materiales, a la par que deben contar con la mayor precisión posible para evitar que las cuchillas de las tijeras se desgasten o se aflojen mientras se usan.

La empuñadura o mango: Gracias a esta agarradera se puede manipular y manejar las tijeras a la perfección. La ergonomía de sus óvalos debe brindar comodidad y estabilidad en cada corte. Los dedos no deben estar presionados, por el contrario, deben tener suficiente espacio y movilidad al trabajar.

Clasificación de las tijeras

Tijeras ergonómicas: Constan de un sistema capaz de reducir la fuerza mientras se usan. Tienen un diseño cómodo y confortable en la empuñadura para simplificar el trabajo.

tijeras-ergonomica-acero-inoxidable-mango-ergonomico

Tijeras profesionales: Están fabricadas en acero inoxidable y son resistentes a la corrosión o con cuchillas recubiertas de Nitruro de Titanio para brindar una mayor dureza.

Tijeras anti fatiga: Están diseñadas con mangos suaves y confortables para mayor precisión en el agarre.

Tijeras con afilado micro serrado: Este sistema previene que las telas finas como la seda y las fibras se deslicen y se rompan al ser cortadas con las tijeras.

Como recomendación podemos elegir el tamaño de las tijeras conforme sea el tamaño de nuestras manos, es decir, para las manos pequeñas conviene una tijera de hojas cortas y para las manos grandes unas tijeras con hojas largas.

Tipos de tijeras según su usabilidad

Tijeras comunes o castellanas: Están fabricadas en acero de carbono forjado a altas temperaturas. Su mango es recto pero sus hojas son asimétricas, es decir, consta de una hoja puntiaguda y otra hoja redonda conocida también como “punta roma”. Se utilizan en tareas de costuras para cortar las esquinas de las telas o los excesos.

Tijeras de modistas: El material empleado en estas herramientas manuales es el acero niquelado. Se asemejan a las tijeras castellanas pero se diferencian en el mango, pues éstas tienen un mango asimétrico con un óvalo pequeño para colocar el dedo pulgar y otro óvalo mayor para los demás dedos.

Tijeras de sastre: Están ubicadas en el renglón de alta calidad. Como su nombre lo indica son de uso exclusivo para los expertos en materia de sastrería. Sus cuchillas están elaboradas en acero inoxidable o recubiertas por Titanio. El asa forma un ángulo que permite manipular y cortar la tela cuando está sobre una superficie como una mesa, por ejemplo. En el mercado se consiguen en tres versiones: las tijeras de sastra, las tijeras de sastre y las tijeras de sastre americano. Se diferencian entre sí por el grado de inclinación y el largo de sus hojas.

Tijeras de papelería o decorativas: Este tipo de tijeras son utilizadas en labores de manualidades, mayormente en trabajos con fieltro, cartulina, papel y goma Eva. Tienen la opción de recambiar sus hojas con diferentes motivos o diseños como en zig-zag.

Tijeras de aseo: Estas tijeras están hechas especialmente para el cuidado y mantenimiento de la belleza e higiene personal y cumplen un rol específico:

-Las tijeras para uñas: Vienen en un tamaño pequeño y mediano. Sus hojas, afiladas y curvas, terminan en una punta fina.

-Las tijeras para bebés: También son pequeñas pero con las puntas redondas para evitar cualquier daño en la piel del pequeño.

-Tijeras para el bigote: Facilitan que el corte del vello en el rostro sea más preciso.

-Tijeras para la nariz: Ayudan a cortar fácilmente el vello que sobresale en los orificios nasales.

Tijeras de jardinería: Normalmente vienen en tamaños pequeños y medianos, con filos largos o cortos, según las dimensiones que tenga la planta a podar.

Tijeras de cocina: Son empleadas tanto en el sector doméstico como en hoteles y restaurantes.

Tijeras quirúrgicas: Son tijeras adaptadas y especializadas en el área de la salud. Son fabricadas en acero inoxidable y siempre deben estar esterilizadas.

Recomendaciones para su mantenimiento

Las tijeras que se utilizan en actividades de índoles laborales, domésticas o decorativas requieren un mantenimiento sencillo: basta con limpiar las cuchillas y la empuñadura con un paño suave y seco para luego proceder a guardarlas dentro de una funda o bolsa.

Mira cómo afilar unas tijeras

-Toma un recipiente de cristal, preferiblemente que tenga un cuerpo o cilindro liso como el de una botella o un jarrón. Sujeta la botella y colócala dentro de las cuchillas de las tijeras, presiónala como si cortaras el vidrio y repite el movimiento según sea necesario.

-Otra opción para afilar esas tijeras desgatadas por el uso constante es tomar un papel lija, doblarlo, dejar el borde áspero hacia fuera y colocar las tijeras sobre la lámina. Frota las tijeras varias veces hasta lograr un afilado perfecto. Intenta también cortando tiras de ese papel lija, mientras más tiras hagas más afilada estará tu herramienta.

 

-El papel aluminio o la lana de acero funcionan como sustitutos del papel lija –en caso de no tenerlo– pero realizan la misma tarea: dar un buen acabado en cada corte de las tijeras. Este método es similar al anterior, solo tienes que frotar el borde de la tijera contra el papel.

-La técnica más común es utilizar una piedra afiladora puesto a que las tijeras permanecen afiladas por mucho más tiempo. La piedra debe estar ubicada en una superficie seca y plana, humedécela con aceite especial y procede a deslizar las tijeras sobre la roca realizando movimientos suaves y constantes. Repite este procedimiento tantas veces sea necesario.

-Otra tecnica seria con un simple alfiler que siempre se puede tener en casa, os dejamos un video para que veais como.