CATALOGO

Disponibilidad <
Capacidad grapas <

Grapadoras y grapas

por página

por página

Grapadoras y accesorios: Grapas de diferentes medidas y cantidades, grapadoras baratas, minigrapadoras, grapadoras eléctricas, grapadoras profesionales, grapadoras de sobremesa, grapadora de tenazas, grapadora de grueso, grapadoras de brazo largo, extraegrapas, grapadoras para papel y para grapar cajas, clavadoras, el mejor surtido en grapadoras y accesorios.

Grapadoras, grapas y accesorios

Así como existen herramientas en toda oficina que ayudan a mantener unido un grupo de documentos de manera temporal, como es el clip, también están aquellos que permiten un agrupamiento permanente gracias a la sujeción que hacen con su mecanismo, nos estamos refiriendo a la grapadora y las grapas

Grapadora

Si lo que desea es agrupar una serie de documentos y que queden sujetos de forma más permanente, de manera de no correr el riesgo que se extravíe uno de ellos, entonces aplique fuerza de la grapadora sobre el papel hasta que la grapa se adapte a la forma y mantenga unido al documento. Este instrumento se sirve de un cargador donde van las grapas con un orificio por donde se colocan y otro por donde sale al momento de ser aplicada, luego tiene el empujador que es la palanca que se acciona sobre las grapas y las lleva hasta la rendija. También posee la base que presenta dos fisuras para darle la forma a la grapa al momento de aplicarla, y finalmente la cubierta que al descender clava la primera grapa sobre el papel. El objetivo es que cuando la grapadora de oficina libera la grapa sobre el papel perforándolo y esta al ser doblada en su extremo, asume una forma que permite la sujeción de los documentos. La forma que adopta es muy similar a una mordida. Las grapadoras han evolucionado en formas y tamaños. Se puede observar que las más pequeñas se aplican para unir una cantidad de documentos más pequeño y pueden verse en hogares y oficinas. No obstante, cuando se desea grapar una cantidad considerable de hojas y el tamaño de la grapa resulta inútil, se usan unas grapadoras más grandes que se pueden ver con frecuencia en establecimientos de papelería y copisterias.

La historia de la grapa

 De acuerdo a los registros históricos la primera grapadora se conoció en el siglo XVIII para el rey Luis XVII de Francia. En aquel entonces cada grapa era fabricada con la insignia de la corte real. Con la aparición de la imprenta y el crecimiento en el uso del papel aumentó la demanda por el uso de este instrumento. El 7 de agosto de 1866 se conoció la primera patente oficial de una grapadora cuando la oficina de patentes Novelty patentó la grapadora Noveltlirtsen, la cual aplicaban para grapar documentos o libros, inclusive alfombras, muebles y cajas.

 

Ese mismo año Joan Barbour patentó la grapadora modelo 56.567 en Estados Unidos que es el modelo más cercano a la grapadora que se conoce en la actualidad. Desde entonces se diseñaron diversos modelos de este instrumento y muchas propuestas de acuerdo al campo donde se deseaba aplicar.

 

Se sabe que las primeras grapadoras ejecutaban un solo disparo de grapa, por lo que debían ser recargadas luego de cada uso. Fue en el siglo XX cuando surgieron las primeras grapadoras multi-carga con un carril de disposición que facilitaron la tarea en la oficina y otras áreas.

 

Tipos de grapadoras

 

De acuerdo al tipo de grapadora podemos encontrar en primer lugar la de sujeción. Esta clava la grapa en el papel. Dicha grapadora trae una fisura en su base que permite que los extremos de la grapa se giren hacia adentro. Es el mecanismo más conocido de este instrumento. También están las grapadoras viradas, son aquellas que permiten la sujeción de objetos sobre superficies. Por ejemplo, cuando se desea grapar un documento sobre una pared o un tablero de anuncio, inclusive una cartelera. 

La grapadora denominada Pin permite unir de manera temporal documentos o artículos, especialmente de tela. Su mecanismo consiste en un leve giro de la grapa hacia afuera y esta se une con relativa seguridad al objeto, esto tiene la facilidad que puede ser retirado sin mucha dificultad.  Por su parte, la tipo Saddle viene con unas grapas en forma de V invertida y es aplicada para la elaboración de folletos. Pero la aplicación de este instrumento supera el campo de las oficinas y la papelería, ya que su mecanismo ha sido aplicado hasta en la salud, es por esa razón que existe la grapadora quirúrgica.  Esta versión no se parece a las grapadoras, ya que aunque no posea la base con la fisura para doblar las grapas, estas últimas se doblan en forma de M al momento de entrar en contacto con la piel cuando se aplica una pequeña presión con el mango sobre los ganchos. Este instrumento en la salud viene a sustituir el proceso de sutura tradicional para cerrar la evidencia de una operación en el paciente.

 Grapadoras de oficina electricas, tienen el mismo funcionamiento que las manuales pero en vez de hacer presion es un motor electrico el que desempeña esa funcion, estas grapadoras sun muy utiles en oficinas con grandes volumendes de trabajo. Ya que al no tener que hacer el esfuerzo se ahorra tiempo, energia y posibles futuras lesiones. Son muy utiles para personas con algun tipo de lesion que le dificulten el movimiento de la grapadora manual.

Por último, están las grapadoras neumáticas que sirve para aplicarse sobre materiales rudos como la madera o el metal. Su mecanismo consiste en utilizar el aire comprimido para forzar la salida de la grapa fuera del instrumento y que haga su función sobre la superficie deseada. Por ser la más fuerte de las grapadoras es utilizada en tareas de la construcción, tapicería y para algunas mejoras del hogar.

 

Las grapas

 

Se expuso de las grapadoras, y estas no pueden hacer su función si no existiera la grapa, la una va muy ligada a la otra. La grapa es en una pieza de hierro o metal cuyos extremos se presentan forma doblada y puntiaguda que le permite clavarse y sujetar el papel.  Para entenderlo de una forma más sencilla, es un trozo de metal que se estaca en una superficie para mantener unidas varias piezas de un mismo material.

 

A lo largo de la historia se utilizaba en las fábricas para conectar los sillares que se usaban en las construcciones económicas. Algunos historiadores aseguran que ya era utilizada por los romanos para las construcciones y que podían ser de madera en forma de doble cola, aunque hay posibilidades de que las más usadas fueran las de bronce.  Más adelante, estas grapas de hierro se repetían para formar una cadena y atar bloques. Asimismo, cuando se trataba de las obras de marmolería se utilizaban grapas de cobre o bronce o se cuidaba de cincelarlas para evitar su oxidación. Podían recibir diferentes usos ya que adoptaban variadas formas de acuerdo al objeto que fueran a sujetar o sujetar las chambas de las chimeneas.

 

Según el uso que tipo de grapa necesitas

De acuerdo al tamaño y grosor de la grapa variará su aplicabilidad. Las más frágiles serán utilizadas para el engrapado de documentos de poca cantidad, mientras que las más fuertes pueden ser usadas en tareas de construcción.  En promedio una grapadora de oficina requiere de una grapa de 6 milímetros, por lo que el número de hojas que puede unir es más finito. Esto se debe a que para cubrir una cantidad mínima de documento requiere de un espacio en parte posterior de la hoja para la grapa para que pueda cerrarse correctamente asegurando así la unión.

 

De todas maneras, en la actualidad existen grapas más grandes y grapadoras de mayor magnitud que hacen posible completar una tarea que sea de mayor envergadura, sobre todo cuando se trata de la encuadernación de un libro o libreta.  Por último, ese kit que puede resultar complejo entre la grapadora y la grapa no puede estar completo sin el sacagrapa, el cual permite retirar el efecto causado en la grapa sobre la hoja sin afectar la mano de quien la aplica.