CATALOGO

Disponibilidad <

¡Lo más vendido!

Taladros

por página

por página

Perforadoras y Taladros: a presión con diferentes dibujos, de 1 agujero, 2 agujeros, 4 agujeros   Accesorios: recambios de punzones

Taladros de papel


Existe otra forma de unir documentos más allá de la manera tradicional y es haciéndoles perforaciones que luego sirvan como espacio para juntar con anillas y hacer un solo bloque de hojas con un tema específico, y para lograr ese cometido está un instrumento ideal, se trata del taladro de papel también conocido como perforadora.
Este instrumento, cuyo mecanismo nos parece el más sencillo de todos, es muy común verlo en cualquier oficina. Consiste en un instrumento que trae una palanca con dos o más agujeros. La idea es que al hacerle presión sobre el cilindro afilado logre traspasar el papel, sobre todo en un número reducido de páginas.


Tipos de taladros de papel


En el mercado encontrará en primer lugar el taladro de papel estándar. Este viene con una palanca de aproximadamente 8 centímetros que da cabida para abrir solo un agujero en pocas hojas. Dentro de estas podrá encontrar las que dejan una perforación circular, y otras de diferentes formas en sus perforaciones, ideales para manualidades.
Existen perforadoras de mayor calado ideales para uso industrial que tienen una mayor capacidad, es decir, pueden abrir el agujero en una mayor cantidad de papeles por lo que agiliza el trabajo. Estos taladros industriales suelen tener unos brazos más largos, pero el mecanismo es el mismo.
Hay taladros de papel más desarrollados que tienen la capacidad de no solo hacer el perforado sino de insertar un sujeta-papel metálico, estos son los llamados taladros o perforadoras ayelet.
Estos son el mejor ejemplo de cómo la creatividad del hombre se amolda a las necesidades de cada uno de los oficios haciendo posible un verdadero desarrollo industrial, y su sujeta-papel metálico permite mantener unido un grupo de documentos de forma más permanente, siendo semejante al efecto que produce una grapadora con sus grapas.
Por otro lado están los taladros de varios agujeros. Suelen ser usados con el objetivo de cuadrar varios agujeros en el papel para luego colocar las anillas sobre el documento, es decir, ideal para un proceso más rápido de encuadernación.
En su mayoría estos tipos de perforadoras suelen acumular papel en su interior como evidencia de su mecanismo, y deben ser vaciados reiteradamente según la cantidad de trabajo donde se aplique.

Por último están los taladros diseñados exclusivamente para manualidades. Estas perforadoras suelen traer diseños muy diversos para que los agujeros que queden en el papel resulten divertidos y delicados a la vez. Son tan variados que pueden traer formas de corazones, trébol, animales, mariposas, entre otros.
Hay unos más evolucionados llamados cenefa que traen una base mientras traen diversas plantillas con secuencia de diseños más impresionante que las primeras. Como se aplican generalmente en los bordes de los papeles les suele dar una visión más delicada al diseño que sobre este se está haciendo, es decir, una presentación con bastante esmero.
De este tipo de perforadoras están las que traen una cuchilla más fuerte, son llamadas sacabocados, y son capaces de efectuar formas sobre cartón y cuero, es decir, ideales para aquellas manualidades que requieren materiales más rústicos, inclusive plástico liviano. Su uso más formal es para marcar los tickets cuando estos han sido usados.
 

Los estándares internacionales


En Estados Unidos el taladro de papel más usado es aquel que trae dos barras para perforaciones con un diámetro entre 6 y 0.5 mm cada una, mientras que sus centros presentan una separación de 0.5 a 80 nn y a una distancia entre ellos de 12 a 1 mm. Esta es llamada la perforadora ISO 838 y es conocida como la de estándar internacional.
También en el norte de América es común encontrar el taladro de papel estándar de tres perforaciones. Esta perforadora trae un diámetro de 6.35 mm, mientras que la separación de los centros de cada una es de 108 mm.
Pero en Suecia podrá encontrar que el taladro que utilizan con mayor frecuencia es el que trae cuatro agujeros. Se denomina triohålning y las perforaciones vienen diseñadas con un diámetro de 21 mm cada uno, mientras presentan una separación de 21 mm.
De acuerdo al ritmo de una oficina promedio es común observar los taladros pequeños hasta unos de mayor envergadura con capacidad de perforar 150 páginas. Para trabajos que implican una cantidad mayor de hojas pueden encontrarse las perforadoras con capacidad de abrir un agujero en 470 páginas en un solo movimiento de la palanca, son conocidas como las perforadoras múltiples.

La historia del taladro de papel


Los primeros registros que se tienen de un taladro de papel datan de 1886 cuando el alemán Frederich Soennecken creó esta primera herramienta que para aquel entonces fue conocida como agujero golpeador. Específicamente el 14 de noviembre de ese año solicitó la patente y la denominó la máquina Papierlocher Sammelmappen.

Posteriormente en EEUU, Benjamin Smith creó una versión mejorada. Este norteamericano trabajaba en Massachusetts y se dedicó a mejorar la versión alemana creando una perforadora de dos piezas de metal con un agujero en la pieza de fondo y un dispositivo de corte afilada en el otro extremo.
De acuerdo a los registros estadounidenses la patente que obtuvo Smith por este invento fue la número 313.027.
Para 1893 Charles Brooks fue el responsable de crear una versión diferente. Su taladro de papel incluía además una pieza donde se anexaba los trozos de papel cortados luego de pasar la perforadora sobre la hoja. Es el más parecido a la versión que se conoce en la actualidad.
Con el pasar del tiempo este instrumento ha ido perfeccionándose, no solo en su diseño sino también en los materiales que los componen para hacerse cada vez más fácil de manejar en el diario transcurrir de las actividades comerciales.
Hasta la fecha la Oficina de Patentes de Estados Unidos lleva en sus registros un total de 2000 versiones de la perforadora de papel, lo que deja ver que la creatividad del ser humano es infinita. Cabe preguntarse hasta dónde podremos ver esa capacidad del hombre por perfeccionar lo ya creado y siempre seguir en la marcha de la modernidad.
Dentro de esas 2000 patentes entregadas hay un modelo de taladro de papel cuyo diseño consiste en una placa de presión y anillos apilados, estos últimos ideales para permitir que la perforadora pueda pasar a través de las pilas de papel más fácilmente. Lo mejor de esta versión es que no requiere que el usuario aplique mucha fuerza para lograr el cometido.
También podrá llegar a ver un taladro de papel con la capacidad de que sus agujeros sean cambiados, al igual que el espacio entre estos según como sean los requerimientos de quien usa la herramienta.
Si observa en nuestro catálogo existe también una gran variedad de taladros de papel que pueden serle muy útil de acuerdo al área donde vaya a aplicarlo. Al final, este instrumento ha facilitado no sólo la encuadernación de documentos sino también la posibilidad de archivar páginas de acuerdo al orden deseado por los usuarios.
La inventiva del hombre sigue avanzando, las tareas de las oficinas siguen siendo cada vez más complejas, la tecnología no reduce en su totalidad la necesidad de la mano de obra calificada y siempre el ser humano buscará facilitar la dinámica de sus actividades cotidianas.