CATALOGO

Disponibilidad <

¡Lo más vendido!

Chinchetas y clips

por página

por página

Chinchetas:comprar chinchetas niqueladas, cobreadas, plastificadas,  agujas de señalización y Clips y accesorios de encuadernación: labiados, de mariposa, pinzas pala abatible, pinzas clip, encuadernadores, fásteners, anillas, clips Mori.

Clips y chinchetas: siempre útiles


Si existe un par de instrumentos útiles y demasiado comunes en una sala de reunión de cualquier oficina, o en el despacho de una gerencia son las chinchetas y los clips. Plenos de curiosidades y usos, revisemos sus principales características.

Las chinchetas


En primer lugar tenemos las chinchetas. Este pequeño elemento es el ideal para fijar papel o cartón en tableros de corchos y hacer que algunas notas en cualquier cartelera resalte para que quede a la vista del público.
Son ideales cuando se trata de organizar un proyecto y delimitar las áreas de competencia de un equipo de trabajo, o si lo que deseas es dejar un mensaje de la primera tarea a realizar el día siguiente para que no la olvides.
Esta pieza, que parece tan simple y sencilla en la rutina de una oficina, viene diseñada generalmente con material metálico para que logre el objetivo de traspasar los papeles y fijarlos.

 

 Un poco de historia sobre las chinchetas


Las chinchetas, también conocidas como tachuelas, no tienen una historia bien clara. Algunos señalan que en 1900 esta ya era utilizada por Edwin Moore, fundador de la empresa Push-Pin.
Otra versión señala que fue creada por el relojero Johann Kirsten en el año 1903 en Uckermark, Alemania. Los registros históricos indican que este vendió sus derechos a Lindstedt, un agente, quien recibió una patente de la oficina en 1904.
Lo triste de esta versión es que el relojero alemán nunca volvió a percibir una ganancia por este invento. Algunos explican que la chincheta utilizada en EEUU era un modelo diferente al que comercializaba Lindstedt.
La última versión de este cuento es que esta herramienta había sido creada en 1888 por Heinrich Sachs, un propietario de procedencia austriaca. En todo caso, sea norteamericana, alemana o austriaca, de igual modo la chincheta ya tiene más de 100 años de vida entre nosotros.

Tipos de chinchetas


La primera chincheta en conocerse es la clásica que posee una punta metálica y cuya parte superior puede ser de diferentes colores. Posee un extremo con una cabeza plana que viene de colores lo que facilita la tarea de identificación por parte del usuario.

Por otro lado está la americana que es más práctica al momento de su manejo por la forma de su cabeza. Permite ponerla y quitarla con facilidad, ya que trae su extremo en forma cilíndrica de plástico en diferentes colores.
Por último está la tachuela, que es aquella que viene con una cabeza plana y fabricada en acero o hierro. Su diseño es más práctico pues viene soldada la cabeza junto al resto del cuerpo de la chincheta. Por la dificultad en su manipulación resulta más útil en tareas de tapicería de mobiliario, mientras que las anteriores son más aplicadas en tareas más sencillas sobre papel.

Los clips


Si hay una herramienta que jamás debe faltar en una oficina son los clips, inclusive para cualquier estudiante. Consiste en un objeto metálico que viene diseñado con un sistema mecánico de pinza que ayuda a agrupar unos documentos de manera temporal, y lo mejor de todo sin maltratar la hoja.
Este utensilio viene diseñado con un trozo de alambre, o puede ser otro material, con una forma de dos paralelas que se unen con puntas ovaladas, generando así diferentes pliegues ideales para mantener unida las hojas.
Los clips suelen ser fabricados en acero, generalmente, pero en el mercado encontrará hasta en plástico, y lo más interesante son la diversidad de acabados en que se puede encontrar.
La idea es que este instrumento, que suele fabricarse con un alambre, pueda doblarse sobre sí mismo y hacer el efecto de una pinza sobre los papeles para mantenerlos unidos.


De dónde vienen los clips


Según los historiadores hay posibilidades de que los primeros clips fueran fabricados por los bizantinos, sin embargo, la evidencia más tangible de la aparición de este instrumento data de 1867 año en el cual le fue concedida la patente al estadounidense Samuel B. Fay. En su momento estos primeros clips eran utilizados para sujetar etiquetas sobre textiles.
Posteriormente en 1877 otro estadounidense, Erlman J. Wright, patentó otro tipo de clip, más parecido al que se conoce en la actualidad, y que es el registro que se tiene del primer uso de este como sujetador de papeles.
Cuando se habla de clips varios fueron quienes obtuvieron una patente para la fabricación de un tipo particular, pero fue en 1890 cuando se tiene registro de que una empresa solicitud como firma comercial la patente para un clip. Se trató de la compañía británica The Gem Manufacturing Company, ello explicaría porque algunos clips fueron conocidos como “Gem clip”.
Se dice que originalmente en las oficinas sujetaban los papeles con alfileres, pero obviamente eso resultaba engorroso y peligroso pues de seguro no faltaría un pinchazo indeseado. ¿Se imagina juntando documentos con alfileres? Afortunadamente desde hace más de siglo y medio existe en nuestros escritorios el clip.

Tipos de clips


En la actualidad hay una gran variedad de clips. Con el tiempo ha modificado el tamaño y grosor este instrumento permitiendo ampliar el campo de aplicación del mismo.
Primero está el clip estándar de acero más tradicional que se conoce, el cual inclusive es utilizado en informática cuando se requiere intervenir sobre un hardware difícil de operar o para abrir una unidad de disco de la PC, entre otras aplicaciones, sin olvidar su utilidad de mantener unido un grupo de documentos de manera temporal.
Como veníamos indicando, su tamaño y apariencia ha variado. En la actualidad se pueden encontrar los clips tipo mariposa que son más vistos en las oficinas, son más grandes que los primeros y provee de dos extremos que sirven de sujetadores.
También podemos encontrar clips más grandes fabricados en plástico o con revestimiento de este mismo material cuya aplicación no requiere tareas rústicas. En su mayoría vienen en diseños variados y personalizados según la preferencia del usuario y en colores llamativos.  
Por último está el clip de presión, también conocida como tipo pinza, que igualmente sirve para agrupar documentos. Este clip es más cómodo al momento de su manipulación  pues viene diseñado con un sistema de presión que se sirve de dos palancas de acero sobre el metal que agrupa los papeles, y dichas palancas son más grandes en comparación con el estándar por lo que su agarre no resulta engorroso.
Hasta para los más pequeños de la casa existen unos clips bastante atractivos y divertidos cuya parte superior puede ser en forma de mariposa, carro, una casa, y por qué no con el logo del ratón Mickey que tanto sigue influyendo en los niños.
Más allá de la visión moderna y del impacto de la tecnología en los diferentes quehaceres del hombre actual, el clip sigue siendo un instrumento fundamental en toda oficina, en cualquier área de educación, inclusive en el hogar. Sea cual sea su aplicación no hay tienda de papelería que descarte este instrumento como parte de su oferta, pues están conscientes del impacto que aún mantiene.
De todas maneras la creatividad del ser humano es infinita y de seguro nunca paran de llegar correos a la empresa Gem con una propuesta de diseño para un clip nuevo. ¿Se le ocurrió un diseño atractivo? No lo descarte mientras sigue haciendo uso de los que ya conocemos.