CATALOGO

Disponibilidad <
Dimensiones <

por página

por página

Carpetas

¿Qué tipos de carpetas existen?

Entre los artículos de librería, entre los más importantes y prácticos tenemos las carpetas. Las utilizamos frecuentemente para clasificar, organizar y conservar de manera sistemática cualquier tipo de documentos, apuntes, folios y muchos otros papeles que deben mantenerse con el tiempo para un futuro uso.

Estos soportes físicos pueden parecer bastante elementales y simples, al consistir únicamente de dos cubiertas y algunos ganchos en su interior para que los documentos se mantengan sostenidos, pero dentro de esto hay todo un mundo que debe ser conocido por cualquier persona que mantenga un archivo organizado.

 

Los usos para las carpetas pueden variar, porque van mucho más allá de simplemente guardar papeles. Se ven en proyectos escolares, creación de presentaciones, mantener historiales en el área laboral tanto para trabajos realizados como para perfiles de empleados y mucho más. Independientemente de la razón por la que necesites una carpeta, sus fabricantes y las empresas dedicadas a suministrarlas ofrecen diseños, materiales y estilos que se adaptarán a tus exigencias. Estas pueden guardar hasta 100 hojas de papel o aún más si así lo deseas. Todo dependerá de lo que estés buscando.

 

En FasaWorld tenemos una amplia variedad de carpetas disponible en nuestra tienda online. Para conocer un poco más de lo que ponemos a tu disposición en nuestro portal web, vamos a describir los diferentes tipos que existen:

 

Carpetas elásticas

 

También conocidas como carpetas con gomas, son el tipo más común de todos. Generalmente son de cartón, dobladas al medio y vienen en diferentes colores. Se utilizan para guardar todo tipo de documentos, aunque al ser tan sencillas no tienen compartimientos para sostenerlos, por eso tienen dos gomas elásticas que mantendrán los papeles siempre dentro de la carpeta.

 

Carpetas de anillas

 

Otro modelo bastante común, pero diferente a las carpetas clásicas elásticas. Son un paso más cercano a ser un archivador de mayor dimensión, porque permiten más cantidad de documentos. Estas sí podrían tener compartimientos para sostener los papeles, que en ese caso se conocerían como “carpetas canguro”, pero también se pueden encontrar en su presentación simple y tradicional.

 

Carpetas de argollas

 

Por su nombre, podrías pensar que son iguales a las carpetas con anillas, pero son bastante diferentes, porque las de argollas representan un nivel más alto de archivo. Existen tres tipos en el mercado, empezando por el más común donde estas argollas son redondas, son las más vendidas y las que más se ven en tiendas de este tipo de artículos. También nos encontramos con las que tienen forma de “D”, que suelen parecerse a dicha letra, pero también pueden verse con cierto ángulo en el lado recto. Por último, nos encontramos con las argollas cuadradas, que no son tan comunes, pero sí son bastante utilizadas en las oficinas.

 

Carpetas de vinilo

 

En este modelo es donde posiblemente encuentres más variedad de estilos. Las tiendas de artículos de oficina tienen todo tipo de colores, tamaños y adornos para las carpetas de vinilo. Esto se da gracias a que son muy económicas a la hora de fabricar y al mismo tiempo son resistentes, gracias a su material. Son básicamente una carátula fuerte para proteger los documentos a un bajo precio y buena presentación. Generalmente son transparentes o traslúcidas, muy características.

 

Carpetas de congreso

 

Son estructuras más formales. Generalmente vienen hechas de telas, imitación de cuero y hasta cuero real, haciéndolas ideales para asistir a una reunión o conferencia. Aunque no lo parezca, siguen siendo bastante económicas, solo que tienen diseños elegantes y materiales muy eficaces. En cuanto a su función, también suelen funcionar como carpetas de argolla o simplemente dobladas a la mitad.

 

Según su estilo, puede tener características adicionales como cremalleras, bloc de notas en la parte trasera, compartimientos adicionales para lápices y bolígrafos, superficies acolchadas, entre otras. Algunos fabricantes agregan ciertos diseños elaborados, generalmente a la parte frontal dependiendo del material con que esté elaborada.

 

Carpetas para exposición

 

Se pueden encontrar también como “carpetas clasificadoras” y se utilizan durante exposiciones, presentaciones o sesiones en las que muchos usuarios observarán los documentos archivados. Generalmente traen bolsillos internos con una carátula transparente para proteger los papeles mientras son cómodamente visibles. Todo el archivo es sostenido con argollas y las portadas suelen personalizarse con logotipos de compañías, escuelas u otros títulos.

 

También hay algunos modelos que te dan la facilidad de tener una carátula de vinilo transparente donde podrás personalizar su apariencia a tu manera, con tan solo insertar una hoja de papel con el diseño que tú desees.

 

Carpetas de aluminio

 

Estas son parecidas a las carpetas tradicionales de plástico o vinilo, solo que con una estructura más resistente de aluminio. Su finalidad es brindar mayor protección, por eso en ocasiones las veremos con bisagras y lomos un poco más grandes. Tienen carátulas traslúcidas y a veces son fabricadas como una especie de caja pequeña muy práctica donde puedes guardar otros materiales aparte de documentos.

 

Carpetas con abrazaderas

 

Si eres alguien que archiva grandes cantidades de documentos y debes transportarlos con frecuencia, te recomendamos una carpeta con abrazaderas. Estas vienen en presentaciones de cartón y de plástico. La idea es guardar los papeles dentro de un espacio bastante amplio que se sostiene con un sistema de ganchos, reteniendo los documentos con perforaciones que están a un costado. Podrás abrir y cerrar las abrazaderas con una simple palanca.

 

Carpetas tipo bibliorato

 

Suelen confundirse con las carpetas de abrazaderas, pero estas son para usuarios que guardan cantidades aún más grandes de documentos. Casi siempre son de cartón y por supuesto, su tamaño es mucho mayor.

 

Carpetas tipo tabla

 

Nos encontramos frente a una particularidad que las diferencia de los demás tipos que hemos descrito hasta ahora: no tienen una carátula. También suelen llamarse “carpetas con clip” y su finalidad es netamente sostener documentos a través de un gancho principal en el borde superior que puede abrirse y cerrarse. La tapa inferior suele ser sumamente resistente y cómoda.

 

Portamenús

 

Funcionando bajo el mismo sistema de las carpetas de exposición, los portamenús también resguardan documentos para mostrar los papeles de una manera elegante, pero en este caso, mucho más práctica y cómoda. Hay medidas estándar, aunque muchos establecimientos que acuden a este tipo de carpetas deciden prepararlas a su tamaño ideal.

 

Tamaños de carpetas

 

Los papeles que introducimos en estas carpetas vienen en distintos tamaños, con una serie de nomenclaturas que corresponden a ciertas medidas específicas. Vamos a simplificar esto.

 

La hoja más común es la A4, que mide la mitad que una A3, pero el doble que una A5. También tenemos el folio, un tamaño muy utilizado en España para documentos legales. Veamos cuánto mide exactamente cada una de estas, para conocer qué tamaño de carpeta es necesario para cada tipo de archivo:

 

  • A0: 1189x841 mm

  • A1: 841x594 mm

  • A2: 594x420 mm

  • A3: 420x297 mm

  • A4: 297x210 mm

  • A5: 210x148 mm

  • A6: 148x105 mm

  • A7: 105x74 mm

  • A8: 74x52 mm

 

Se dice que hoy en día muchos archivos en físico están siendo convertidos a formatos digitales, pero aún en esta época las carpetas son sumamente importantes porque siempre transmitirán una sensación de formalidad, pulcritud y de trabajo bien hecho.

 

Si te quieres posicionar en la mente de un cliente, usuario o algún cargo superior en tu empresa, las primeras impresiones son fundamentales. Las propuestas de proyectos en presentaciones limpias y bien elaboradas sin duda tendrán un espacio en la mente del espectador.

 

Como puedes ver, hay diferentes carpetas para distintos tipos de proyectos y archivos, pero la finalidad siempre será la de tener una organización y mostrarte como un jugador serio dentro de la institución, espacio laboral, escolar o mercado en el que te desenvuelves. Puede decirse que hasta son más importantes que los otros materiales de papelería que empleas para realizar tus trabajos, porque el acabado de los documentos es relevante, pero si no tienes un material para contenerlos, protegerlos y permitir que se transporten sin recibir ningún tipo de daños, tu objetivo podría no ser logrado.

 

A lo largo de nuestras vidas nos dedicamos a crear propuestas, catálogos, cotizaciones, ensayos, entre muchas otras cosas que están buscando una toma de decisión por parte de otra persona, por eso el “envoltorio” donde lo presentes es sumamente importante.