CATALOGO

Disponibilidad <
Tecnología de impresión <
Grosor del filamento <
Diámetro de bobina <

¡Lo más vendido!

Filamentos impresora 3D

Bobinas de impresoras: ABS y PLA

 

Actualmente las bobinas de impresoras de ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) y PLA (ácido poliláctico)son muy utilizadas en las famosas, versátiles y demandadas impresoras 3D.

 Estos consumibles cumplen la función de un “cartucho de tinta” y se fabrican a base de plásticos altamente resistentes y de gran calidad para que la imagen no se distorsione y el producto final sea de alta gama.

 Hoy en día un grueso de estos equipos, que se usan con fines domésticos, cuentan con rollos de filamentos de un material conocido como “termoplástico”, el cual se derrite en el extrusor de la máquina y luego se endurece una vez que se ha enfriado.

 Esta transformación permite que se formen las capas de la figura u objeto que se quiere imprimir en 3D y por ende su composición debe ser la más fina posible para que la impresión sea impecable.

 Tipos de bobinas

 

  1. Bobinas de impresora ABS

 

El ABS es un plástico utilizado con mucha frecuencia en la elaboración de línea blanca y en la producción de juguetes. Es muy resistente a las altas temperaturas y por ello es ideal para ser usado en aquellas impresoras que demandan mucho calor para calentar su superficie.

 

Los filamentos de ABS son de larga duración, son más propensos a superar golpes o impactos y debido a que su apariencia es más fina que la del PLA suele ser muy utilizado para crear maquetas, aunque se ha demostrado que también sirve como componente externo.

 

El ABS también se usa para crear herramientas de modelado de tipo decorativo, o para montar o unir distintos pedazos o piezas que sean capaces de lograr un trabajo digno de alabar.

 

Los cartuchos de filamento de ABS se instalan fácilmente y en la actualidad se comercializan en una gran gama de colores vibrantes, dorados y plateados.

 

Son muy recomendados y demandados porque no distorsionan el color o la forma y estas condiciones generan confianza en el usuario puesto que le aseguran que su impresión no será defectuosa.

 

El ABS se tiene que imprimir únicamente en impresoras a base de “impresión caliente”; esto significa que tengan unas resistencias capaces de calentar la base en dónde se depositará el material, o de lo contrario no ofrecerá los resultados esperados.

Características del ABS

 

  • Este material es versátil y fácil de manipular. Esto implica que puede ser usado en impresoras de ámbito doméstico o empresarial siempre y cuando estén ubicadas en sitios bien ventilados.

 

  • Es ecológico. En realidad si sobra alguna cantidad de este plástico se puede depositar en las recicladoras compatibles con el producto para así crear una bobina completamente nueva.

 

  • Es reutilizable. Esto se traduce en que los costos asociados a la reposición de estos consumibles son relativamente bajos y no impactan tanto el bolsillo del usuario u operador.

 

En contraparte, su principal desventaja es que no es biodegradable y emite gases tóxicos cuando alcanza su punto de fusión en el extrusor; por eso no se pueden tener varios equipos operando simultáneamente en una misma área.

 

 

  1. Bobinas de impresoras PLA

 

Este material termoplástico es completamente natural y sus características más relevantes son las siguientes:

 

  • Existen muchos colores disponibles en el mercado: transparente, semitransparente y fluorescentes.

  • Incrementa la velocidad de las impresiones

  • No emite gases nocivos para la salud cuando es derretido y expulsado del extrusor –como sí sucede con el ABS- y por ende se pueden poner a funcionar varias impresoras al mismo tiempo y en el mismo espacio.

  • Es muy útil en la impresión y creación de objetos que no demandan mucha resistencia como los adornos o sus similares.

  • El PLA puede ser usado para imprimir en todo tipo de impresoras porque no requiere una base de impresión caliente y en muchos casos ni siquiera amerita la base para crear.

 

En cuanto a sus desventajas destaca que:

 

  • No es resistente a las altas temperaturas

  • La fase del post procesamiento del material que involucra labores de mecanizado, pintado y pegado se torna mucho más complicada.

  • No suele ser muy útil en el sector industrial o comercial, sino más que todo en el doméstico.

 

 

 

Aspectos en común

 

  • Tanto las bobinas de ABS como las de PLA son compatibles con el grueso de las impresoras para uso del hogar disponibles en el mercado en la actualidad.

  • Estos rollos de filamentos suelen tener precios muy parecidos: entre 25 y 35 euros aproximadamente

  • Estos cartuchos tienen 600 gramos de filamento y vienen en muchísimas coloraciones, incluyendo la neutra.

  • Por lo regular se venden en cajas unicolores de 12 unidades o también sueltos.

  • Ambos materiales son termoplásticos

 

Otras opciones disponibles

 

Además del ABS y el PLA existen otros filamentos disponibles como:

 

  • HIPS: un poliestireno de gran impacto que se tiende a combinar con el ABS para crear piezas huecas. Goza de muy buena aceptación en el ramo alimentario, más que todo en lo concerniente al embalaje de los productos.

 

Otro uso bastante común es la fabricación de carcasas para discos como CD’s y DVD’s, y dado que es biodegradable no resulta riesgoso para la manipulación humana.

 

  • PET: el tereftalato de polietileno se utiliza para darle origen a botellas y envases. Es capaz de cristalizarse perfectamente y esto permite que pueda emplearse para crear elementos transparentes muy resistentes.

 

  • Ninjaflex: el elastómero termoplástico se emplea en la impresión de piezas altamente flexibles y que puedan llegar a deformarse.

 

  • Nylon: es sumamente fuerte, elástico y soporta altas temperaturas sin perder sus propiedades más resaltantes.

 

 

¿Dónde conseguirlos?

 

En Fasaworld se consiguen diversos cartuchos de filamentos ABS y PLA y sus precios varían en función de la marca y de sus características principales.

 

Por ejemplo, se pueden conseguir algunos para Polaroid que vienen con un chip inteligente capaz de detectar la cantidad de material existente antes de cada impresión, o algunos que aportan una mayor consistencia de color en las impresiones.

 

Otros consumibles similares que también están disponibles son un tanto más alternativos, como es el caso del Laywoo-D3. Este filamento especial no es más que una mezcla de madera con plástico que le aporta una apariencia de madera al objeto impreso.

Asimismo, otro de los filamentos que goza de mayor popularidad es el de tipo 3D en colores surtidos que viene en un paquete fácilmente reemplazable con el lápiz 3D Play de la casa Polaroid.

 

Estos contienen un plástico amigable con el medio ambiente porque están hechos a base de almidón de maíz y esto sin duda le aporta un plus gigante al producto.

 

Los colores disponibles son el verde, púrpura, rojo, amarillo, negro, blanco, plateado y muchas más tonos vibrantes. Solo es cuestión de que elijas el que más te guste o el que mejor se adapte a los parámetros de impresión que hayas fijado, ¿vale?

 


Impresoras 3D

 

El rango de aplicación de las impresoras 3D se expande cada vez y ya ha avanzado tanto que son utilizadas en la industria de la medicina, la moda, las telecomunicaciones, robótica, alimenticia, fotográfica, automotriz y en muchos campos más.

 

Este crecimiento acelerado supone el desarrollo de nuevos y mejores filamentos para obtener impresiones de calidad que continúen revolucionando el mundo, pero mientras tanto se le debe sacar el máximo provecho a los materiales que ya se comercializan para usos domésticos e industriales.

 

 

3D Filamentos: Filamentos para impresoras 3D, ST3Di Filamento, Filamento ABS, Filamento PLA