CATALOGO

Disponibilidad <
Mina (mm.) <
Diámetro de bola <
Recargable <

¡Lo más vendido!

por página

por página

Los rotuladores es una material escolar provisto de una carga de tinta y una punta que sirve para escribir, dibujar y rotular sobre cualquier superficie. La punta esta hecha de fieltro o fibras finas de nylon u otro material sintético sujeta al cilindro de la pluma y su tinta fluye hacia la punta mediante su mecanismo capilar. Las puntas de los rotuladores pueden ser de muchisimos tamaños y formas distintas. Los podemos clasificar en dos bloques Permanentes o no permanentes.

 

Rotuladores: tipos, usos y características

 Los rotuladores, también conocidos como marcadores o plumones, son instrumentos sumamente útiles para escribir o dibujar y su funcionamiento es bastante similar al de un bolígrafo. Cuentan con su propia tinta y pueden ser usados para dejar marcas, escribir, rellenar o remarcar en papel y sobre casi cualquier otro material: vidrio, plástico, acrílico y muchos más. Los rotuladores están formados por una punta a base de un elemento poroso –generalmente se hacen con fieltro-, aunque existen compañías que los fabrican sin nada de porosidad.

 Se cree que su origen se remonta a principios de los 60’s y que cobró vida de la mano del japonés Yukio Horie. Desde entonces el mercado se ha visto inundado con estos marcadores y su uso no es solamente académico, sino doméstico y comercial. Destaca que los más avanzados poseen tinta invisible y fluorescente, de modo que sus trazos pueden ser avistados perfectamente con luz ultravioleta ¡Genial!, ¿verdad?

 

Tipos de rotuladores

 

Dependiendo de su funcionalidad los plumones pueden ser:

 

  1. Permanentes

 

Los rotuladores de tinta indeleble son idóneos para hacer dibujos que permanezcan en el tiempo, es decir que no se borren, aclaren o desvanezcan. Tienden a ser resistentes al agua y a funcionar muy bien en casi todas las superficies que puedas imaginarte: papel, metal, madera y roca.
Sin embargo con estos debes tener un cuidado especial ya que contienen sustancias tóxicas que pueden ser riesgosas para la salud en caso de que accidentalmente introduzcas la punta del rotulador en los ojos, o en la cavidad bucal o nasal.

Hoy por hoy pueden usarse para una infinidad de propósitos y a continuación te listamos unos cuantos:

 

  • Decorar tazas blancas de té o café

  • Decorar juegos de vajillas o de mesa (platos, fuentes, soperas, etc)

  • Personalizar prendas como blusas, pantis o camisetas de algodón

  • Personalizar zapatos

  • Decorar o intervenir el mobiliario de oficina o de casa (sillones y demás)

  • Los niños pueden pintar fácilmente en sus cuadernos o sobre otros materiales de entretenimiento o didáctica.


Marcadores de punta de fibra

 

Los marcadores de punta de fibra también son permanentes. Su punta suele medir unos 2 milímetros o más aproximadamente y se caracterizan porque los trazos pueden hacerse en varios grosores y direcciones: hacia arriba, hacia abajo e inclusive hacia los laterales. La mayoría de ellos está indicado para marcar sobre plástico, aluminio, metal, vidrio, cerámica, madera, cuero, minerales, goma y policarbonatos, y otras de sus ventajas son su excelente adherencia y su alta resistencia a la luz solar y al agua.

La tinta tiende a ser acuosa, la fibra sintética y los que tienen la punta más fina son perfectos para firmar documentos, cheques y más. Aunque también se comercializan con punta media, súper fina, con punteros amortiguados, en colores surtidos y hasta metalizados.

 En Fasaworld se consiguen rotuladores de punta de fibra de las marcas Stabilo, Faber Castell, Edding o Carpentras, individuales o en paquetes de 8 marcadores, así como multi colores o unicolores, y lo mejor de todo es que sus precios suelen ser muy asequibles. Otros modelos disponibles dentro de esta categoría son los ultralavables, los de punta cónica, los de retroproyección, de punta biselada, de secado rápido, con tinta en aceite, los recargables, e inclusive aquellos que son amigables con el medio ambiente. Uni-Ball, Edding, Faber Castell, Paper Mate, Staedtler, Pilot, 5 Star y Sharpie son los principales fabricantes de estos plumones que se usan a todos los niveles y en casi todos los entornos que puedas imaginarte en la actualidad.

 

Marcadores textiles

 Son permanentes y han sido creados para trabajar sobre telas o textiles. Algunos funcionan a la perfección sobre poliéster, otros sobre cualquier tipo de tela. Los más avanzados son resistentes a la luz o al lavado y no contienen tóxicos como el xileno o tolueno; ambas sustancias presentes en casi todos los rotuladores permanentes.

En Fasaworld se consiguen con punta de fibra de poliéster, con punta cónica y en varios colores: negro, rosado, morado, rojo, verde, amarillo, azul y más. En cuanto a sus costos, la verdad es que no son costosos y las marcas más destacadas son Edding, Pilot y Pentel.

 

Marcadores de CD y DVD

 

Su tinta se fija permanentemente y por ende son ideales para escribir sobre CD’s, DVD’s y Blu-Ray. Se comercializan con punta de fibra, con forma cónica y algunos sirven para marcar sobre otras superficies lisas o rugosas.

 De hecho, el mercado de los plumones se ha expandido tanto en los últimos años que ya es factible comprarlos con gomas de borrar incluidas ¿Qué tal? Otra novedad es que ya se producen tanto de tipo permanente como no permanente; así que la tinta de estos últimos puede borrarse fácilmente con agua. Edding, BIC, 5 Star y Faber Castell cuentan con ambas presentaciones y son altamente recomendados.

 

  1. No permanentes

 

Funcionan de forma contraria a los permanentes. Así que si necesitas hacer una marca o dibujar algo temporalmente, o sea, sin dejar rastros a largo plazo, no dudes en utilizarlos. Están recomendados para trabajar sobre pizarras blancas, transparencias y en cualquier otra superficie no porosa para que así la tinta pueda adherirse exitosamente sin correr el riesgo de ser absorbida.

 La mejor manera de borrar su tinta de los tableros de porcelana, por ejemplo, es usando un paño seco para no dejar manchones ni marcas indeseadas. Estos marcadores realmente son muy versátiles hoy en día, se consiguen en una gran gama de colores y corren muy bien sobre cartones, celulosas, papeles y otras superficies de origen vegetal.

Entre otras cosas, son prácticos y funcionales para:

 

  • Escribir la lección del día sobre un pizarrón acrílico

  • Dejar notas diarias en el vidrio de la casa u oficina. A ver, si se te antoja llevar una especie de agenda o calendario diario puedes sacarle provecho a una puerta o ventana de vidrio que tengas en estos espacios, y lo mejor de todo es que luego puedes limpiarlas con rapidez y facilidad.

  • Marcar puntos destacados o importantes sobre transparencias sin que esta acción las dañe.

 

Otros marcadores que son sumamente utilizados son los fluorescentes. Pueden tener punta biselada, tinta a base de agua, secado rápido y funcionar en cualquier tipo de papel: especial o normal. Algunos fabricantes como Stabilo tienen líneas de marcadores no contaminantes, mientras que otros como Pilot tienen rotuladores fluorescentes de tinta borrable de fricción que no manchan ni dejan restos sobre el papel.

 En Fasaworld se consiguen en amarillo, anaranjado, verde, rosado o azul y su presentación es única o combinada, es decir, los puedes comprar individuales o en packs de 3 o más unidades. Sus precios oscilan entre 1,10 y 5,10 euros y las marcas más destacadas son Sharpie, Stabilo, Maped, Staedtler y Pilot.

 

 

¿Cuál escoger?

 Ahora que conoces los distintos tipos de rotuladores existentes en el mercado, así como sus usos, características y funcionalidades, puedes determinar con mayor facilidad cuáles son los que debes usar para cada actividad que desees llevar a cabo con tus niños o en cualquier otro escenario.

 Recuerda que el material sobre el cual dibujarás o escribirás, así como la necesidad de preservar el escrito permanentemente, son algunas de las señales que te indicarán cuál de todos ellos escoger para obtener los mejores resultados ¿Vale?