CATALOGO

Disponibilidad v

¡Lo más vendido!

por página

por página

Bolígrafos y recambios:  bolígrafos BIC, bolígrafo cristal, bolígrafo rojo, bolígrafo azul, bolígrafo negro, bolígrafo verde, bolígrafo retráctil, recambio tinta, bolígrafo supergrip, bolígrafo de aprendizaje, bolígrafo 4 colores, bolígrafo flexigrip, recambio roller, recambios bolígrafos,recambios tinta gel, bolígrafo grip plus, bolígrafo con peana, expositor bolígrafos, cartuchos de tinta para plumas, recambios roller, roller de tinta gel, tinta líquida y botes de tinta.

Bolígrafos

El bolígrafo tal y como lo conocemos es posiblemente uno de los inventos del hombre más utilizados en todo el mundo.

En cualquier oficina, empresa, universidad o escuela, este instrumento tan famoso es indispensable, de hecho, es uno de los materiales de escritura que más se utiliza, por encima del lápiz y de los rotuladores o marcadores, por su bajo costo (porque son muy baratos) y practicidad. Se puede decir que después de la invención del lápiz de grafito, muchos ingeniosos se tomaron la tarea de buscar otras opciones para facilitar la escritura y también preservar por mucho más tiempo los documentos escritos a través de los años. Es así como nace el Boligrafo que hoy conocemos. Pero primero, veamos

¿Qué es el bolígrafo?

Se trata de un artículo de forma cilíndrica, generalmente fabricado en plástico o metal y que en su interior tiene un pequeño depósito de tinta. Este material tiene en su punta una pequeña bolita de metal que al girar, suelta poco a poco la tinta, y esta, queda transferida en el papel en donde se está escribiendo.

Ahora bien, gracias a la invención del bolígrafo, la pluma estilográfica de Waterman y los problemas de tinta que esta tenía quedaron atrás, dándole paso triunfal al boli, birome o lapicero de tinta , como se conoce en cada rincón del mundo.

Origen de los boligrafos

 En los años 30, un periodista conocido como Lazló Biró, cansado de los manchones y el desastre que la tinta de la pluma dejaba en sus apuntes o anotaciones, ideó lo que conocemos hoy como bolígrafo. Inspirado en el mecanismo de funcionamiento de la imprenta a la hora de sacar los ejemplares del periódico en el que trabaja, a Biró se le encendió la bombilla y se puso a experimentar con sustancias químicas y tinta, y luego de varios intentos fallidos, el periodista logró obtener lo que quería. Un lápiz de tinta que dejara a un lado las manchas y derrames sobre las hojas de papel. Durante los primeros años este invento pasó desapercibido, pues tenía varios problemas con la tinta. Esta era muy viscosa y se secaba en el tanque de los lapiceros, dejándolos inservibles, pero luego, estos inconvenientes se solucionaron poco a poco y es cuando al fin se logra obtener el prototipo final, el bolígrafo que conocemos hasta ahora.

 

Actualmente, existe un sinfín de lapiceros, pensados para cumplir las exigencias de cada consumidor, pero cada bolígrafo cuenta con partes importantes que hacen que este artículo sea uno de los preferidos en todo el mundo. Te las presentamos a continuación.

Partes de un boligrafo:

  • La caña: es el cuerpo del bolígrafo. Es la estructura como tal de cada lapicero. Es aquí en donde se encuentran las otras partes que componen a este material.
  • La carga: también conocida como depósito, es el pequeño cilindro de plástico que se encuentra dentro del lapicero y es aquí en donde está la tinta con la que se escribe.
  • La bolilla: es la bolita de metal que se encuentra en la punta del bolígrafo. Esta, al girar se carga de tinta y va dejando el rastro sobre la superficie en la que se está escribiendo.


En este mismo orden de ideas, te podemos decir que también existen otros elementos adicionales que complementan al bolígrafo dependiendo del tipo que este sea, como por ejemplo la tapa, el pulsador, el clip, etc.

En el mercado, actualmente existen diferentes tipos de bolígrafos dependiendo de su estructura o la tinta que utilizan. Aquí te dejamos algunos ejemplos.

  1. Los bolígrafos tradicionales, son un tipo de lapicero; de hecho, es uno de los más utilizados por su bajo costo y accesibilidad. Generalmente son de plástico y desechables. Vienen en distintas presentaciones; de distintos colores, punta fina o punta gruesa.
  2. Por otro lado están los bolígrafos recargables, que son aquellos lapiceros cuyo depósito de tinta puede ser reemplazable una vez que él que está en uso se gasta. Su estructura es casi siempre elaborada con materiales metálicos. Son utilizados por muchas personas, pero no tanto como los tradicionales, debido a que son más pesados y la mayoría de las veces son más costosos.
  3. Los bolígrafos también pueden ser clasificados por su tipo de tinta. En el mercado se pueden conseguir los lapiceros de tinta aceitosa y la que se realiza a base de agua, conocida como tinta de gel.

 

La diferencia entre estas tintas es que la tinta oleosa, está hecha a base de materiales aceitosos y su textura es bastante viscosa, mientras que la tinta de gel está fabricada a base de agua y su aspecto es más liviano y acuoso.