CATALOGO

Disponibilidad <
Retráctil <
Material de la carcasa <

¡Lo más vendido!

por página

por página

Bolígrafos y recambios:  bolígrafos BIC, bolígrafo cristal, bolígrafo rojo, bolígrafo azul, bolígrafo negro, bolígrafo verde, bolígrafo retráctil, recambio tinta, bolígrafo supergrip, bolígrafo de aprendizaje, bolígrafo 4 colores, bolígrafo flexigrip, recambio roller, recambios bolígrafos,recambios tinta gel, bolígrafo grip plus, bolígrafo con peana, expositor bolígrafos, cartuchos de tinta para plumas, recambios roller, roller de tinta gel, tinta líquida y botes de tinta.

Bolígrafos

El bolígrafo tal y como lo conocemos es posiblemente uno de los inventos del hombre más utilizados en todo el mundo.

En cualquier oficina, empresa, universidad o escuela, este instrumento tan famoso es indispensable, de hecho, es uno de los materiales de escritura que más se utiliza, por encima del lápiz y de los rotuladores o marcadores, por su bajo costo (porque son muy baratos) y practicidad. Se puede decir que después de la invención del lápiz de grafito, muchos ingeniosos se tomaron la tarea de buscar otras opciones para facilitar la escritura y también preservar por mucho más tiempo los documentos escritos a través de los años. Es así como nace el Boligrafo que hoy conocemos. Pero primero, veamos

¿Qué es el bolígrafo?

Se trata de un artículo de forma cilíndrica, generalmente fabricado en plástico o metal y que en su interior tiene un pequeño depósito de tinta. Este material tiene en su punta una pequeña bolita de metal que al girar, suelta poco a poco la tinta, y esta, queda transferida en el papel en donde se está escribiendo.

Ahora bien, gracias a la invención del bolígrafo, la pluma estilográfica de Waterman y los problemas de tinta que esta tenía quedaron atrás, dándole paso triunfal al boli, birome o lapicero de tinta , como se conoce en cada rincón del mundo.

Origen de los boligrafos

 En los años 30, un periodista conocido como Lazló Biró, cansado de los manchones y el desastre que la tinta de la pluma dejaba en sus apuntes o anotaciones, ideó lo que conocemos hoy como bolígrafo. Inspirado en el mecanismo de funcionamiento de la imprenta a la hora de sacar los ejemplares del periódico en el que trabaja, a Biró se le encendió la bombilla y se puso a experimentar con sustancias químicas y tinta, y luego de varios intentos fallidos, el periodista logró obtener lo que quería. Un lápiz de tinta que dejara a un lado las manchas y derrames sobre las hojas de papel. Durante los primeros años este invento pasó desapercibido, pues tenía varios problemas con la tinta. Esta era muy viscosa y se secaba en el tanque de los lapiceros, dejándolos inservibles, pero luego, estos inconvenientes se solucionaron poco a poco y es cuando al fin se logra obtener el prototipo final, el bolígrafo que conocemos hasta ahora.

 

Actualmente, existe un sinfín de lapiceros, pensados para cumplir las exigencias de cada consumidor, pero cada bolígrafo cuenta con partes importantes que hacen que este artículo sea uno de los preferidos en todo el mundo. Te las presentamos a continuación.

Partes de un boligrafo:

  • La caña: es el cuerpo del bolígrafo. Es la estructura como tal de cada lapicero. Es aquí en donde se encuentran las otras partes que componen a este material.
  • La carga: también conocida como depósito, es el pequeño cilindro de plástico que se encuentra dentro del lapicero y es aquí en donde está la tinta con la que se escribe.
  • La bolilla: es la bolita de metal que se encuentra en la punta del bolígrafo. Esta, al girar se carga de tinta y va dejando el rastro sobre la superficie en la que se está escribiendo.


En este mismo orden de ideas, te podemos decir que también existen otros elementos adicionales que complementan al bolígrafo dependiendo del tipo que este sea, como por ejemplo la tapa, el pulsador, el clip, etc.

En el mercado, actualmente existen diferentes tipos de bolígrafos dependiendo de su estructura o la tinta que utilizan. Aquí te dejamos algunos ejemplos.

  1. Los bolígrafos tradicionales, son un tipo de lapicero; de hecho, es uno de los más utilizados por su bajo costo y accesibilidad. Generalmente son de plástico y desechables. Vienen en distintas presentaciones; de distintos colores, punta fina o punta gruesa.
  2. Por otro lado están los bolígrafos recargables, que son aquellos lapiceros cuyo depósito de tinta puede ser reemplazable una vez que él que está en uso se gasta. Su estructura es casi siempre elaborada con materiales metálicos. Son utilizados por muchas personas, pero no tanto como los tradicionales, debido a que son más pesados y la mayoría de las veces son más costosos.
  3. Los bolígrafos también pueden ser clasificados por su tipo de tinta. En el mercado se pueden conseguir los lapiceros de tinta aceitosa y la que se realiza a base de agua, conocida como tinta de gel.

 

La diferencia entre estas tintas es que la tinta oleosa, está hecha a base de materiales aceitosos y su textura es bastante viscosa, mientras que la tinta de gel está fabricada a base de agua y su aspecto es más liviano y acuoso.

 

Tipos de bolígrafos que existen

 Al bolígrafo se le ha designado nombres diferentes de acuerdo a la ubicación geográfica, podría ser llamado bolígrafo, birome, lapicero, pluma atómica, lápiz pasta, esferográfica y demás. Se trata de un elemento de escritura constituido por una punta de carta, la cual contiene una bola (por lo general de acero o wolframio) que, con el contacto al papel va dosificando de tinta a medida que rueda. La demanda y producción del bolígrafo ha logrado que su costo sea muy bajo y le ha dado el título del instrumento universal en la escritura manual. De acuerdo al tamaño de su punta, mecanismo y otras características los bolígrafos podrían clasificarse en diferentes categorías. A continuación, te presentaremos las 4 clasificaciones de los bolígrafos y cómo lograr diferenciarlos al momento de realizar una compra.

 Categorías: ¿Cuáles son los tipos de bolígrafos que existen?

 Debido a la creciente demanda de estos elementos de escritura y la compra numerosa por parte de las personas, los bolígrafos han tomado cierto protagonismo en la vida diaria de estudiantes, profesores, economistas, diseñadores y demás. Los bolígrafos o biromes, se pueden clasificar por:

  • Material con el que están fabricados: metálico, plástico o bio-plástico.

  • Punto: mediano o fino, es el que definirá el grosor del trazo.

  • Vida útil: existen recargables y desechables, siendo menos duraderos los desechables.

  • Mecanismo de apertura: en giros, tapa o pulsador.

 

Hay una clasificación de los bolígrafos denominados “bolígrafos presurizados” los cuales tienen el cartucho de tinta sellado en su interior y bajo presión, gracias a esta presión la tinta es impulsada aún en ausencia de gravedad. Por tanto, estos bolígrafos son utilizados comúnmente por los astronautas. Otra invención del bolígrafo actualizado ha generado la fabricación de lápices con capuchón de bolígrafo y al otro extremo un lápiz óptico, el cual funciona como dispositivo útil para ordenadores táctiles y otros dispositivos táctiles. Este tipo de bolígrafo con lápiz óptico es de suma utilidad en oficinas y hogares, facilitando las tareas diarias tanto en ordenadores como en tablets o teléfonos.

 Roller vs bolígrafo: ¿en qué se diferencian?

 El roller es un lápiz de grafito muy parecido al bolígrafo, sin embargo aunque existen muchas semejanzas entre estos elementos de escritura, te mostraremos 2 aspectos importantes con los que podrás diferenciarlos:

  1. La gran mayoría de los rollers tienen un capuchón para evitar que se seque la tinta. A diferencia de los bolígrafos, los cuales no necesitan de un capuchón sino que utilizan el mecanismo de apertura en giro o tapa.

  2. El roller utiliza tinta líquida y el bolígrafo utiliza tinta gruesa, aceitosa y pastosa. Al momento de escribir la tinta del roller se desliza más suave y es mucho más húmedo que un bolígrafo.

 Tipos de bolígrafos: trazos, mecanismos y formas diferentes

 En el mercado es posible encontrar bolígrafos con distintos grosores de bola, los cuales consiguen trazos diferentes para escrituras más finas o más gruesas, de acuerdo a las necesidades de cada persona. Generalmente, estos bolígrafos suelen clasificarse por punta gorda, punta media o punta fina. Los mecanismos de las bolas son otras de las diferencias entre los tipos de bolígrafos y aunque la mayor parte de los modelos siguen un mismo diseño original, existen ciertos modelos que marcan diferencias entre sí mismos, como por ejemplo los bolígrafos de punta de aguja, en los cuales la tinta sale mediante un minúsculo tubo o aguja con orificio.  Por otro lado, los bolígrafos también se clasifican por la tinta que albergan. Por ejemplo, los bolígrafos con tinta basada en aceites permiten una escritura fluida y evita la pérdida de tinta y por esta razón, la mayor parte de las empresas están diseñando bolígrafos en base a tintas aceitosas.  Además, cada vez se elaboran modelos distintos de bolígrafos como los lápices con base gel, los cuales cuentan con una tinta más líquida, de secado más rápido y con escritura mejor definida, así como un brillo y color más intenso. Sin duda alguna, a través del tiempo los distintos tipos de bolígrafos se han convertido en los elementos de escritura más utilizados y con mayor popularidad alrededor de todo el mundo.

Los 10 mejores bolígrafos

 La conocida expresión “mucho vale y poco cuesta” encaja a la perfección con este elemento de escritura, cuyo valor monetario, gracias a la elevada producción, resulta asequible para cualquier persona sin importar su estatus o clase social. El bolígrafo es un instrumento cilíndrico de plástico o de metal lleno de tinta, la cual es plasmada con el rodamiento de una bola diminuta ubicada en la punta del lapicero.

También llamado lapicera, lápiz pasta, esferográfica y otros nombres de acuerdo a donde nos ubiquemos, incluso es denominado también como “birome” debido a la combinación de los apellidos de sus promotores principales, Ladislao Biro y Juan Jorge Meyne. Aunque existen marcas exclusivas de lapiceros, ediciones limitadas y comercialización de lapiceros personalizados, el comercio masificado de los bolígrafos son liderados por ciertas marcas conocidas por ser grandes fabricantes de elementos escolares, mobiliario de oficina y demás.

 Es importante que conozcamos las opciones de marcas en bolígrafos para determinar cuál es el más adecuado según nuestras preferencias y necesidades, por tanto a continuación, te presentaremos una lista de los 10 mejores bolígrafos que existen en los mercados del mundo.

 

  1. Paper Mate

 Es una marca norteamericana con más de 40 años en el mercado, su característica principal es la innovación en la fábrica de variados materiales relacionados con la educación, incluyendo su línea de bolígrafos “Ink Joy”. Estos bolígrafos combinan la tinta con una variedad de colores, dejando atrás los colores tradicionales y dando paso a colores como morado, turquesa, verde, lima, magenta y demás.

 

  1. Kensington

 Esta marca de productos estadounidense cuenta con la elaboración de bolígrafos con lápices ópticos, ambos en una misma estructura cilíndrica. Este tipo de elementos son de suma utilidad en las oficinas, puesto que además de ser indispensables para tomar notas, también podremos utilizarlo como mecanismo de entrada a un ordenador o para teléfonos, tablets y demás dispositivos táctiles.

 

    1. Bic

 Como lo dice su slogan: “Bic punta dura. No sabe fallar, es un toque genial”. Lo que hace que sus bolígrafos sean originales es que en la década de los 50, mejoraron la apariencia del bolígrafo convencional haciendo que el tubo fuera transparente y permitiera una visión clara al nivel de la tinta, así como una forma de aristas para mejorar el agarre.

 

  1. Faber Castell

 Se trata de una de las empresas alemanas más antiguas y es una de las fabricantes de artículos escolares más reconocidas alrededor del mundo, además de sus famosos lápices de madera, los fabricantes decidieron incursionar con la creación de bolígrafos, los cuales hasta hoy en día se consideran una de las mejores opciones disponibles en el mercado.

 

  1. Trust

 Esta compañía electrónica también se encarga de diseñar bolígrafos con lápiz óptico, de excelente calidad y a módicos precios.

 

  1. Parker

 Es una de las empresas de bolígrafos más reconocidas en el mundo, Parker fue fundada en 1888. Hoy en día, continúa siendo famosa gracias a la fabricación de sus bolígrafos de altísima calidad.

 

  1. Aurora

 Los bolígrafos de esta marca italiana están disponibles en diferentes colores, diseños y estilos, buscando llenar las expectativas hasta de los usuarios más exigentes. En la actualidad, esta marca se ha convertido en una empresa de bienes fijos.

 

  1. Mont Blanc

 La gran mayoría de plumas fabricadas por esta empresa se caracterizan por su elegancia y prestigio, sobre todo su reconocido bolígrafo blanco estilizado de seis puntas tipo estrella con bordes redondeados de primera clase.

 

  1. Reynolds

 El empresario americano Milton Reynolds ha ganado gran reconocimiento gracias a la fabricación de bolígrafos y elementos escolares que siguen altos estándares de calidad.

 

  1. Camlin

 Esta empresa indiana fue fundada en el año 1931, es famosa por la producción de artículos de papelería, incluyendo bolígrafos de diferentes colores, con mecanismos avanzados y tintas de excelente calidad.

 

Para finalizar, cabe destacar que los costos de los bolígrafos son muy bajos, no obstante a pesar de su mínimo valor económico, son de gran importancia y utilidad para las tareas y actividades de los diferentes sectores donde nos desenvolvemos diariamente.

Partes de un bolígrafo

  Sin duda alguna el bolígrafo es el elemento de escritura más utilizado alrededor del mundo, superando al lápiz de madera y a los colores convencionales. Desde su aparición en 1943, representó en la sociedad una herramienta eficaz para escribir y en muy poco tiempo sustituyó a la pluma estilográfica.

 Como cualquier otro invento, el origen del bolígrafo tuvo que atravesar problemáticas en cuanto a su funcionamiento y mecanismos, en este caso, los atascos frecuentes de su predecesora la pluma fuente. Por esta razón Ladislao Biro y su hermano Georg, decidieron desarrollar un tipo de tinta con la viscosidad que marcaría la diferencia.

 Al poco tiempo, hubo un notable cambio en la forma de la escritura manual con los bolígrafos. Algo tan básico como una pelota rodando sobre un charco de agua le dio a Ladislao Biro la brillante idea del mecanismo de función de un bolígrafo, el cual sigue funcionando de la misma manera a pesar del tiempo.

 El bolígrafo es un tubo metálico o plástico que contiene tinta en su parte interna, en uno de sus extremos tiene la punta de escritura, que engarza una diminuta esfera o bola la cual sirve para regular y permitir la salida de la tinta hacia el papel de forma constante, fluida y controlada.

 Por su parte, el tubo de tinta se encuentra en la parte interna del armazón, que permite agarrarlo con mayor comodidad. Este armazón puede dividirse en dos partes (tapón y base) o bien, en una sola; cuenta con diversos mecanismos que retraer y sacan la punta de carga para protegerla de los golpes o evitar que ralle en superficies no deseadas. La producción de bolígrafos mundial ha logrado con éxito que su costo sea muy bajo, convirtiéndolo en un elemento de escritura asequible, útil, eficaz, atractivo y por si fuera poco, muy sencillo de utilizar.

 

¿Cuáles son las partes de un bolígrafo?

 

A pesar del avance de la tecnología y el paso del tiempo, en su mayoría los bolígrafos se componen de las mismas partes que hace años, quizás por el hecho de que esta estructura ha funcionado a la perfección y no existe un detalle determinante que mejorar.

 

  • Tinta: es la sustancia que contiene el colorante utilizado para trazar, por lo general está creada en base a aceites, gel o líquido.

  • Bola o bolilla: se encuentra ubicada en el extremo del cuerpo del bolígrafo, su función es rodar sobre el soporte que la sujeta y deslizarse sobre el papel, impregnando de tinta la superficie marcada.

  • Recarga o recambio: esta zona de recarga es donde se encuentra el tubo de plástico o metal utilizado como depósito de la tinta.

  • Cuerpo o caña: estructura que alberga al resto de partes ya mencionadas, sirve también como zona de agarre en su lado inferior.

 

Estos son los elementos principales con los que debe contar todo bolígrafo, no obstante existen ciertos modelos en el mercado que presentan componentes adicionales, como podrían ser:

 

  • Capuchón o tapa: es una pieza que funciona como resguardo de la zona donde se encuentra la bola, utilizada específicamente cuando no se está escribiendo.

  • Pulsador: existen bolígrafos que en lugar de tener una tapa, cuentan con un pulsador que funciona con un mecanismo retráctil, el cual permite guardar la bola en el cuerpo y sacarla cuando sea necesario. En algunos casos, este sistema se basa en un giro de las dos partes que componen al cuerpo del bolígrafo.

  • Grip: esta estructura fue diseñada para hacer más sencillo y cómodo el proceso de la escritura con bolígrafos, algunos de ellos incorporan un recubrimiento de caucho o plástico en la zona inferior del cuerpo que permiten un agarre más firme.

  • Clip: es el elemento utilizado para transportar el bolígrafo, ya que nos permite engancharlo en casi cualquier lugar que deseemos. Un buen ejemplo son los bolsillos de las camisas o del pantalón.

 

En definitiva, todas las partes de estos instrumentos de escritura son fundamentales para su correcto funcionamiento, incluyendo la tinta y los mecanismos técnicos de apertura, los cuales son los que han marcado una gran diferencia entre los bolígrafos y los lápices convencionales.