CATALOGO

Disponibilidad <
Fabricante <
Tipo producto <

Cojines Lumbares

Cojines lumbares: ergonómicos y saludables



Una de las mejores sensaciones que puede experimentar el hombre es la comodidad. Estemos donde estemos, siempre procuramos estar cómodos para poder desarrollar nuestras actividades diarias con éxito. Es por ello que solemos darle mucha importancia a la escogencia de los sillones, muebles o cojines que usaremos tanto en casa, como en la oficina, o en cualquiera que sea nuestro lugar de trabajo. En efecto, estudios han demostrado que un mobiliario ergonómico influye positivamente en el desempeño general del trabajador.

Cuando un empleado se siente a gusto en su silla, en la cual estará postrado durante 8 horas o más, es capaz de llevar a cabo sus asignaciones más óptimamente, pues no está siendo interrumpido por factores externos que impiden una concentración máxima.
Y aunque no lo creas, la incomodidad es uno de los más frecuentes y perturbadores. Pero si estás en esa situación, o mejor aún, si quieres evitarla, te recomendamos que le eches un vistazo a los siguientes soportes y almohadones lumbares; seguro que tu espalda y organismo en general te lo agradecerá.

Estos cojines han sido especialmente diseñados para proveer confort y aliviar la presión o dolor lumbar, y son perfectamente adaptables a las butacas, asientos de coche, y a casi cualquier sitio de descanso. Son fáciles de usar, adaptar y transportar. De hecho, solo basta con colocar estos cojines entre el respaldar del asiento y tu espalda. Esto te obliga a estar erguido, aliviando así la carga ejercida en la columna vertebral cuando éste mantiene una posición indebida.

Los cojines lumbares reducen la presión que se genera en la espalda al sentarse, disminuyendo molestias y dolores posteriores, y brindando relajación y descanso a largo plazo. Sus precios, modelos, materiales y tamaños varían, dependiendo del uso que desee darle la persona, o del malestar que busca calmar. Por eso, acá te presentamos los más demandados y efectivos que existen en el mercado.

Variedad de cojines lumbares

 

  1. Cojín lumbar: Es recomendable si se desea darle mayor soporte a los discos vertebrales cuando se sufren padecimientos en la ciática, o cuando se ha formado una hernia discal.  Se coloca en el respaldo del asiento, específicamente a la altura de la cintura, e incluye una especie de funda lavable y una cinta sujetadora. Se consigue en 3 presentaciones diferentes: en forma de D, el cual es ideal para adaptarlo a superficies acolchadas o suaves; de forma plana, el cual es más estrecho que el anterior y por ende es muy usado por hombres y mujeres con pequeña complexión; y en forma redonda, el cual ofrece el mayor soporte de todos debido a su especial densidad.
  2. Respaldo para asiento de automóvil: Su anatomía le ofrece un máximo confort y soporte al conductor. Suele medir menos de 30 centímetros y se confecciona en espuma visco elástica, ya que es idónea para reducir la presión.
  3. Cojín tipo cuña: Su nombre se debe precisamente a su forma. Es una especie de cuña a base de espuma de muy alta resistencia, demandado primordialmente por quienes tienen lesiones medulares o artritis, y por lo tanto necesitan descansar sus articulaciones con mayor frecuencia y periodicidad. Es increíble para aliviar las incomodidades tanto de la espalda baja como de las piernas. Además, este modelo incluye otra presentación con una leve variación: la abertura de coxis, la cual suele recomendarse en caso de sufrir de hemorroides, u otras dolencias relacionadas.
  4. Rodillos lumbares: Son unos de los más vendidos dada su practicidad. Encajan a la perfección en respaldares rectos, son bastante acolchados y sus dimensiones generalmente son de 30 x 13 centímetros. 
  5. Respaldo de espuma ergonómica: Fue pensado y diseñado para todo aquel que pasa la mayor parte del día sentado. La mala postura sí pasa factura con los años, así que, si no puedes evitar estar tanto tiempo pegado a una silla, deberías considerar la opción de adquirir alguno de inmediato. Viene con una correa ajustable, es ortopédico, fabricado con espuma de alta gama, y su tamaño -310 x 332 x 78 milímetros- lo convierte en el candidato más apropiado para reposar casi toda la espalda.
  6. Respaldo ergonómico curvado: Tiene forma curveada con el fin de mantener la curva lumbar. Está hecho de malla, la cual favorece la circulación del aire haciendo que el usuario se sienta más fresco y ventilado. Se ajusta a casi cualquier silla y contorno, mide 346 x 422 milímetros, y evita al máximo la fatiga lumbar.
  7. Cojín posicionador para cama: Su nicho de mercado abarca a todo aquel que deba guardar reposo en cama. Dado que incluye una especie de aletas, permite que algunas acciones como comer, leer, mirar la televisión o simplemente sentarse, sean más satisfactorias, cómodas y placenteras. Ofrece un alivio inmediato, se fabrica en poliéster o algodón, por lo general mide 41 x 55 centímetros, y se usa con más frecuencia en pacientes internados en clínicas u hospitales.



Beneficios de los cojines lumbares

 

  •  Mejora la posición lumbar: el cojín lumbar corrige la posición de la columna, permitiendo que los puntos de presión se repartan de una mejor manera, evitando así cargas excesivas e innecesarias en el disco intervertebral y en las estructuras musculo esqueléticas implicadas.
  • Reducen las molestias, dolores o incomodidades: de la espalda alta o baja, piernas y coxis, dependiendo del cojín empleado.
  • Favorecen el descanso y la relajación: de la espalda y del organismo en pleno. Su uso diario, consecuente y prolongado mejora considerablemente la calidad de vida del individuo.


El Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos (NIH), por sus siglas en inglés, advierte en su sitio web que un trabajo inactivo puede originar o contribuir al dolor de esta zona, especialmente si la persona tiene una postura incorrecta o se sienta durante el día, en una silla sin un fuerte soporte lumbar.

En su apartado Dolor lumbar esboza una serie de recomendaciones para mantener una buena salud en la espalda baja, entre las cuales destacan: sentarse en una silla con un buen soporte –natural o artificial-, no encorvarse, y descansar los pies en una superficie elevada, si se destinan demasiadas horas continuas a realizar actividades que ameriten que la persona esté sentada. Destaca que la Organización Mundial de la Salud considera que el dolor de la espalda baja incide en la capacidad del hombre para trabajar, ya que afecta dramáticamente su calidad de vida cuando se presenta de forma recurrente y prolongada. En ese sentido, es vital que se tomen previsiones desde temprana edad para no resultar afectados. Realizar estiramientos y actividades físicas que fortalezcan las articulaciones, sentarse y pararse respetando la curvatura de la espalda, o apoyar la columna siempre que sea necesario para evitar lesiones leves, moderadas o crónicas, son algunas de las múltiples acciones a llevar a cabo si deseas evitar una lumbalgia.

Pero recuerda que también puedes valerte de la gran variedad de cojines lumbares que existe en el mercado para mantener tu columna en buen estado, bien sea que estés en tu casa, carro o en el trabajo.

Basta con identificar el que mejor satisfaga tus necesidades. Aunque si no estás del todo seguro sobre cuál comprar y por qué, puedes consultar con algún especialista para que te asesore con certeza, y así logres invertir en el respaldo lumbar que te ofrezca los mejores beneficios y resultados.

En nuestro blog puedes ver como fabricar tu propio cojin lumbar.