CATALOGO

Disponibilidad <
Fabricante <
Tipo producto <
Tecnología de impresión <
Pantalla <
Número de precio fijo-Up códigos (más) <
Nº de impuestos <

¡Lo más vendido!

Cajas Registradoras

Cajas Registradoras

Cajas Registradoras: Caja registradora Olivetti, caja registradora alfanumérica, emite factura simplificada, caja registradora térmica, caja registradora 2 displays, caja registradora impresión alfanumérica

Las cajas registradoras

 

Todo propietario de negocio o comercio que busque mantener el control de sus ventas requiere de una máquina registradora, que no es más que un aparato que permite el cálculo y registro de cualquier transacción, el equivalente a una calculadora y un libreta de apuntes. Además, reduce considerablemente los niveles de hurto de dinero. Contiene un cajón donde se deposita todo el efectivo, asimismo garantiza al cliente la impresión de una factura o recibo del producto adquirido, según lo establecido en las leyes fiscales propias de cada país.

 

En líneas generales, estas solo pueden ser abiertas después de cada venta, pero también a través de una llave especial que estaría bajo el resguardo del propietario o encargado del negocio. Después de cada transacción, el aparato, inventado por James Ritty en 1879 en los Estados Unidos, emite un sonido característico que alerta sobre cualquier operación que se haya realizado.

 

Surge tras la necesidad del propio James Ritty de salvaguardar sus intereses, tras la sospecha de que parte del dinero que percibía por la venta de sus productos era hurtado por sus propios trabajadores.

 

Años más tarde, con la ayuda de su hermano Jhon, patenta el invento que luego se masificaría y replicaría en todo el mundo, dando a los sectores comerciales grandes beneficios.Durante los años, el sistema de las cajas registradoras ha ido evolucionando de forma notoria.

Las cajas registradoras permiten mayor control de las ventas

 

Y de ser una simple máquina mecánica incapaz de entregar recibos se convirtió en un artefacto más sofisticado, de tipo electrónico, perfeccionado para entregar al cliente un recibo o comprobante, a fin de dejar constancia de las ventas realizadas para que, en función de ello, el comerciante pueda cancelar los impuestos que exija la ley. Pero el transcurrir del tiempo permitió que siguiera su desarrollo y, además, fueron agregándole herramientas funcionales como:

 

-Impresoras para la emisión de facturas o comprobantes de cualquier formato existente ya en el mercado.

 

-El manejo de stock y pedidos de productos en grandes cantidades.

 

-El uso de lectores de códigos de barra que agiliza el proceso de compra y venta, además de garantizar menos tiempo en fila al cliente, ofreciendo mayor comodidad.

 

-Aparato que permite leer tarjetas magnéticas que garantizan al cliente pagar por el producto adquirido con tarjetas de débito o crédito.

 

Es importante destacar que aunque se usan a gran escala, existen muchos negocios que disponen de computadoras personales como especies de cajas registradoras, que contiene un cajón aparte para guardar el dinero. Hay artefactos que poseen una especie de mini cajas fuertes para mayor y mejor resguardo del dinero en efectivo, otros llevan instalados dispositivos que pueden detectar fácilmente billetes falsos. Lo que quiere decir es que a medida que avanza la tecnología, se van incorporando a estas maquinarias nuevas herramientas para mejorar la seguridad del cliente y el propietario.

 

Partes de una caja registradora

 

A continuación, serán enumeradas cada una de las partes que conforman las cajas registradoras:

 

1.- Cinta: Contiene la tinta con la que se imprime la factura con detalle de la compra hecha por algún cliente.

 

2.- Pantalla: Permite al cliente observar la compra realizada. Te muestra el nombre del producto y el precio que debes pagar por él.

 

3.- Desplegue: Es una especie de pantalla, pero que solo muestra al cajero detalles de la transacción que se está llevando a cabo.

 

4.- Alimentador: Es el que mantiene sujeto el papel contómetro, es decir, el que se utiliza para imprimir facturas.

 

5.- Sujetador del papel contómetro: Es allí donde está enrollado el papel al que se está haciendo referencia.

 

6.- Impresor: Es el aparato que se encarga de imprimir la factura, dentro de él queda una copia para el propietario del local.

 

7.- Conmutador: Es la herramienta que permite cambiar de una función a otra.

 

8.- Teclado: Esta es la que permite hacer cualquier operación en la caja registradora.

 

9.- Gaveta: Es la parte del artefacto donde se guarda el dinero en efectivo y el ticket impreso que queda para el negocio.

 

10.- Llave de gaveta: Aquí es donde se puede introducir la llave que permite al propietario o encargado del local abrir la gaveta de la caja registradora.

 

11.- Cubierta de impresora: Es la parte en la que se puede observar cuando se digitaliza el ticket.

 

12.- Subcubierta de impresora: Es la ranura por donde debe salir el comprobante donde está marcada la transacción que se haya realizado.

 

 

 

Ventaja que ofrece una caja registradora inteligente

 

Optar por una caja registradora electrónica o inteligente, como la denominan muchos, tiene grandes ventajas. Aquí alguna de ellas:

 

1.- Ahorra tiempo: Las registradoras inteligentes hacen todo el proceso del efectivo de manera automática, por lo que entonces no perderás el tiempo rellenando informes y haciendo cálculos. Garantiza rotación a tiempo de empleados y llevar a cabo los cambios de turno a la hora que corresponda.

 

2.- Servicio eficaz: El cambio es devuelto de manera correcta y el conteo lo hará la misma máquina. Esto da al cajero la posibilidad de ofrecer una mejor atención al cliente.

 

3.- Fiabilidad: Como es fácil de usar hay un mejor rendimiento por parte del cajero; admite, además, billetes en mal estado.

 

4.- Recibimiento de monedas y de billetes es eficaz: Admite monedas y billetes de todas las denominaciones juntos, lo que permite mayor rapidez y fluidez. También ofrece grandes sumas en billetes de diferentes denominaciones a la hora de dar el cambio.

 

5.- Reduce posibilidad de hurtos: La posibilidad de hurto y robos son mínimas, ya que el cuadre de la caja se hace de manera automática.

 

6.- Acelera el pedido de los clientes: Con las cajas registradoras el tiempo de transacción se reduce considerablemente. De esta manera, se está siendo mucho más eficiente al momento de la atención.

 

7.- Máquinas programadas: Son aparatos que están programados con el precio de los productos. El sistema computarizado da a conocer el monto exacto y el dinero que deben devolver al cliente. También se les puede programar a la hora de promociones o descuentos.

 

8.- Ayuda al negocio para que se mantenga funcionando perfectamente: Todas las características descritas anteriormente de una caja registradora, como un lector de código de barra, lector de tarjetas electrónicas, entre otras, contribuyen a que el negocio siga en pie y funcione a la perfección.

 

9.- Errores humanos quedan reducidos: Algunas cajas registradores poseen controles para garantizar precisión en los datos introducidos, de esa manera estaríamos evitando hasta su más mínima expresión cualquier error humano.

 

10.- Ahorras en gastos de mantenimiento: A medida que pasa el tiempo van surgiendo más empresas y nuevas técnicas para la reparación de estas máquinas, a bajo costo.

 

11.- Gestiona diseño de documentos: Esto va a depender del propietario. En algunos negocios se ha implementado la técnica de imprimir tickets con frases de agradecimientos para el cliente. Es una forma de generar empatía y se hace adaptando al computador un programa especializado.

 

 

 

En definitiva, las cajas registradoras funcionan como un banco dentro de un negocio, son súper útiles a la hora de proteger tus ingresos. Si estás pensando en la posibilidad de abrir un local, no desaproveches la oportunidad de adquirir un aparato de estos, por lo que se te invita a ingresar a la página de internet Fasaworld, donde podrás apreciar distintos modelos de cajas registradoras. No te vas a arrepentir.