CATALOGO

Disponibilidad v

¡Lo más vendido!

Correctores

por página

por página

 Correctores: Corrector líquido, cintas correctoras, recambios cintas correctoras, cinta correctora recargable, lápices correctores y expositores de las mejores marcas como TIPP-EX,  PAPER MATE, PRITT al mejor precio

Correctores

En algún momento de tu vida, seguramente, te ha sucedido que cometes un error al escribir con un bolígrafo y luego no encuentras la forma de resolverlo. Pues esto es posible y sin tener que tachar el error, utilizando un poco del famoso corrector líquido, también conocido como tippex.

Al hacer uso constante de bolígrafos, es muy probable que estés propenso a que este tipo de accidentes te sucedan, pero gracias a estos pequeños inventos, la solución es más rápida de lo que muchos pueden pensar.

Pero ¿Y qué es el tippex o corrector líquido?

Pues se trata de una sustancia blanca opaca, que se utiliza para corregir errores sobre el papel hechos con tinta de lapicero. Esta se coloca sobre el error y una vez que se seca, se puede volver a escribir sobre esta capa blanca.

En el mundo existen infinidades de cosas que se utilizan en la vida cotidiana, pero que muchos desconocen cómo llegaron de un momento a otro a sus manos, para facilitar la realización de una tarea determinada.

Para saber cuál es el origen del famoso tippex, tenemos que viajar unos 66 años en nuestra historia, específicamente a Estados Unidos, en donde una mujer conocida como Bette Nesmith Graham, consiguió trabajo como secretaria en el Texas Bank & Trust. A pesar de haber estudiado algo de mecanografía, la protagonista de esta historia no tenía buena técnica en su oficio, lo que hacía que cometiera muchos errores cuando utilizaba la máquina de escribir, tanto así, que tenía que repetir un mismo trabajo varias veces.

Con este gran problema encima, Bette, comenzó a idear posibles soluciones, pero sin obtener resultados favorables. Hasta que un día, al observar a unos pintores haciendo su trabajo, se cuenta que estos al pasar la brocha sobre algún fallo, este se corregía automáticamente, por lo que pensó que podía utilizar esta misma técnica para enmendar los suyos.

En un abrir y cerra de ojos, la mujer comenzó a experimentar y empezó a mezclar pintura blanca con otros materiales para obtener el resultado que esperaba.

Mientras buscaba la forma de obtener el producto final, sin ningún tipo de fallas, la secretaria llevaba un pequeño envase con la mezcla y un pincel, para así probar lo que pronto todos conocerían como el corrector.

Esto causó sensación entre sus compañeras del banco, y poco a poco fue adquiriendo popularidad. Ya para 1956 el invento estaba libre de problemas y fue patentado por su creadora.

Los primeros en ver un gran negocio con este invento, fueron los dueños de una empresa conocida como Bette (hoy la conocemos como Liquid Paper). No se equivocaron, pues con el pasar del tiempo, lograron obtener buenas ganancias comercializando este ingenioso producto.

Actualmente este material es utilizado por una gran cantidad d personas en todo el mundo, para corregir de forma rápida los errores causados por el bolígrafo.

En cada sitio de nuestro planeta se puede conseguir este producto, claro, en diferentes presentaciones para lograr satisfacer las exigencias y necesidades de cada consumidor.

En este artículo conocerás los diferentes tipos de Correctores o Tippex.

Corrector de pincel:

Este consiste principalmente en una pequeña botella con el corrector en su interior. Para corregir la falla, solo se debe tomar el pincel y se esparce una pequeña cantidad de tippex en el error, esperas a que seque y ¡Listo! Esta es una de las primeras presentaciones que se conocieron en el mundo, y actualmente se siguen comercializando millones anualmente.

Lápiz de corrector:

esta es una de las presentaciones más utilizadas en todo el mundo actualmente, pues es muy cómodo y práctico en su uso. Lo único que debes hacer es colocar la punta sobre el error a corregir y presionar el lápiz hasta que salga el líquido. La ventaja de este tipo de corrector es que se puede ahorrar muchos más producto que con la presentación tradicional.

Cinta correctora:

este es uno de los correctores más modernos. Su pequeño tamaño y poco peso lo hacen perfecto para ser llevado a cualquier lado. Este corrector funciona como una cinta adhesiva que se coloca sobre la falla que se quiere corregir y se corre hasta que quede cubierto todo el error. No hay que esperar a que seque, por lo que se puede empezar a escribir inmediatamente.