CATALOGO

Disponibilidad <
Contenido <
Material <

¡Lo más vendido!

Ficheros y Accesorios

 Ficheros y Accesorios: Bandejas de sobremesa, bandeja apilable, Índice abecedario, Índice alfabético, fundas, fichero cartón forrado en geltex verde, cajas con tapa, módulo de archivo, buc cajones, fichero desk, fichero plástico, tarjetero de escritorio, archivador rotatorio, fichero metálico sobremesa, tarjetero rotatorio.

Descubre por qué los ficheros son excelentes para clasificar documentos

 Los ficheros son muebles o cajones que se utilizan para ordenar y guardar fichas. Son prácticos y versátiles para mantener documentos organizados, y sobre todo, clasificados. Se conocen también como “archivos” y hoy en día se fabrican en diversos materiales, formas y tamaños. Esto significa que hay un modelo o diseño para todos los gustos o necesidades, y esto sin duda los convierte en herramientas sumamente útiles en casi todos los ámbitos profesionales. Sí, siempre que se necesite registrar y resumir datos es válido y recomendable sacarle provecho a las fichas –que luego se almacenan o categorizan en el fichero-, y aunque en sus inicios se utilizaban con mayor frecuencia en las bibliotecas, su utilidad pronto se expandió a otros campos y aristas académicas y comerciales.

 Tipos de ficheros o archivos

 

  1. De cartón

 

Estos son unos de los tipos más antiguos o convencionales que se consiguen en el mercado. Se usan desde hace años y han demostrado que son bastante duraderos y provechosos, de modo que aún se siguen comercializando y de hecho gozan de gran demanda. Algunos vienen forrados en material como geltex y sus dimensiones dan una idea de cuánto se puede archivar. Por ejemplo, los que miden 125 x 95 x 250 milímetros tienen una capacidad de 500 fichas, mientras que los de 180 x 125 x 350 milímetros soportan el doble -1000 fichas-. Sus precios varían en función de cuánto son capaces de almacenar y del material en el que han sido elaborados. A ver, puedes conseguir ficheros por 7 euros y hasta por menos de 11 euros.

 

  1. Con índice o abecedario

 

Los ficheros con índices alfabéticos lógicamente incluyen pestañas con 24 posiciones. Por lo general se ofertan en cartón cuero y sus medidas estándar suelen ser de 95 x 65 milímetros o 125 x 75 milímetros.  Lo bueno de este tipo de ficheros es que sus repuestos se ofertan sin problemas y esto hace que sean muy fáciles de sustituir y conservar, lo cual es bastante genial, ¿no crees?Sus costos son bajos: entre 1,90 y menos de 5 euros, así que si estás buscando ahorrar o mantener tu presupuesto a raya, entonces no dudes en adquirir este tipo de ficheros ¿Vale?

 

  1. De bandeja

 

Estos archivadores son de tipo sobremesa, esto significa que se pueden colocar sobre un escritorio, mueble o mesón, bien sea en el estudio de tu hogar u oficina o en cualquiera que sea tu lugar de trabajo.

 Son muy usados en recepciones, clínicas y recintos públicos para mantener la información a la mano, totalmente en orden y para que sea fácil de ubicar y utilizar.

 Se pueden fabricar en poliestireno, las medidas más comerciales son 250 x 340 x 65 milímetros y 345 x 250 x65 milímetros, y los colores pueden ser neutros como blanco o negro o más llamativos como fucsia.

 Tienden a almacenar una buena suma de documentos o archivos porque las bandejas pueden apilarse, es decir, puedes tener una torre medianamente alta llena de papeles o documentaciones y así te asegurarás de tenerlos en un solo lugar, en vez de adquirir bandejas o archivos separados. Son aptas para folios y papeles en formato A4, se pueden apilar hasta en 3 posiciones y cuentan con una hendidura frontal que facilitan un acceso fácil a lo que está dentro.  Sus precios son asequibles: por menos de 2 euros puedes llevártelos a casa o al trabajo y empezar a poner orden entre la pila de papeletas o afines que probablemente tienes mezcladas y desorganizadas.

 

  1. Rotatorios

 

Estos archivos son más costosos –más de 50 euros- Esto se debe a que son de alta gama y a que su material es más fino y duradero.

 A ver, se fabrican en metal de alta resistencia y su diseño tiende a ser bastante minimalista, de modo que armonizan perfectamente en cualquier espacio, luciendo inclusive como un objeto decorativo que hace juego con los otros elementos metalizados o cromados que pudiesen estar presentes en la sala u oficina. Los más recomendados son los que permiten archivar hasta 500 fichas impresas, y su ventaja es que estás pueden estar impresas por ambas caras porque se pueden leer de forma rápida. Algunos vienen con separadores de hasta 25 posiciones que facilitan la organización alfabética de las fichas, así que ya sabes, si eres de los que disfruta este tipo de elementos finos o más elegantes no puedes resistirte a comprarlos.

Unos de buena medida tienen 72 x 104 milímetros, pero también se consiguen a menor escala -72 x 104 milímetros-, aunque por supuesto en ellos se pueden almacenar menos fichas –unas 100 menos en promedio-

  1. Metálicos

 

También son de tipo sobremesa, pero a diferencia de los de poliestireno estos son metálicos. Puedes comprarlos en varios colores, vienen con porta etiquetas, tirador de acero cromado y dado que almacenan una buena suma de fichas son muy útiles en bibliotecas, escuelas, universidades, despachos, oficinas contables y pare usted de contar.

Los de 170 x 230 milímetros guardan unas 1000 fichas aproximadamente y el hecho de que se fabriquen en metal garantiza que sea una inversión a largo plazo porque no deberán reponerse ni a corto ni a mediano plazo.

 Su precio oscila entre los 63 y los 80 euros, así que debes procurar comprarlos sabiamente, o en palabras más sencillas, si no necesitas guardar tantos documentos lo mejor es que elijas una opción más práctica y económica como los separadores de cartón.

 

  1. Con tapa

 

Básicamente son unas cajas con tapa y asas para guardar cualquier tipo de papelería y por qué no, otros objetos. Son sólidos y su vida útil es prolongada, por lo tanto puedes usarlos por varios años sin tener que reemplazarlos o remendarlos.

 Son de tipo sobremesa y se recomiendan en tamaño 90 x 65 x 30 milímetros para que no ocupen más espacio del necesario. En cuanto a su costo, pues por menos de 8 euros puedes comprar uno robusto y bueno que te dure unos cuantos años ¡Nada mal!, ¿verdad?

 

  1. De cajón

 

Son piezas tipo cajón fabricadas en poliestireno. Muchas empresas crean estos productos pensando en el medio ambiente; lo cual se traduce en que la materia prima es 100% reciclada.

Las bandejas son aptas para folios y formatos A4, su precio pasa los 20 euros, y su apariencia puede ser mate o brillante.

 

  1. De funda

 

Son archivos rotativos ideales para guardar tarjetas de visita. Sí, son fundas plásticas de 72 x 104 milímetros y casi siempre tienen capacidad para guardar unas 400 tarjetas. También vienen con un juego de 40 separadores alfabéticos que pueden reponerse con facilidad.

 Pueden costar 14 euros y son ideales para mantener a tus contactos bien ubicados y seguros en un archivo fijo y de muy fácil acceso.

 

¿Dónde conseguirlos?

 

Todos estos ficheros o archivos están disponibles en Fasaworld. Kaplan, Durable y Mariola son algunas de las grandes marcas que tienen stock en este portal y sus precios realmente son unos de los más competitivos del mercado.

 Así que ya sabes, dale un vistazo a la gran variedad de opciones que están a la venta en este sitio y asegúrate de adquirir los ficheros que mejor se ajusten a tus requerimientos o necesidades.