CATALOGO

Disponibilidad <

¡Lo más vendido!

Tarjetas de visita

Tarjetas de visita: ideales para impulsar tu marca o negocio

 

Las tarjetas de visita, mejor conocidas como tarjetas de presentación, no son más que pequeñas piezas que contienen los datos más importantes de una empresa o persona y que suelen servir para que las contacten de forma fácil, rápida y práctica. Si has asistido alguna vez a una conferencia, evento, foro, convención, o inclusive, si has acudido a una entrevista de trabajo que reclute personal masivamente, seguramente has llevado y repartido tus propias tarjetas de visita ya que en ellas incluyes un breve resumen de quién eres y lo que haces.

 Tu nombre, dirección, profesión o cargo, así como tu correo electrónico o números de contacto son solo algunos de los elementos informativos que debes tener en ellas, mientras que las compañías deben agregar su logotipo y su nombre de forma clara. Hay quienes piensan que esta especie de identificadores o localizadores portátiles pasaron de moda o que simplemente se entregan y son desechados por los demás. Pero lo cierto es que siguen jugando un rol fundamental en casi cualquier área de negocio porque son una herramienta de marketing de bajo costo y gran alcance.

 Son muy útiles para promocionar marcas personales o empresariales con los contactos de interés o con la audiencia potencial; en resumidas cuentas, son una excelente forma de hacerle saber a los demás que existes y que pueden ubicarte con tan solo revisar la información contenida en ella.

 

Beneficios de las tarjetas de visita

 

Este pedacito de papel no debe ser subestimado porque tiene el potencial de expandir o hacer crecer tu negocio a grandes rasgos. A continuación te presentamos algunos de sus principales beneficios:

 

  • Son prácticas y funcionales

  • Son fáciles de guardar y transportar porque sus dimensiones son reducidas

  • Sus costos de producción e impresión son muy bajos. Realmente esta partida casi no afecta al presupuesto.

  • Se pueden producir en masa y por lo tanto son rendidoras

  • Generan notoriedad y exposición de marca

  • Permiten que tus contactos te tengan al alcance de su mano –literalmente-

  • Si tienen un diseño atractivo pueden marcar una gran diferencia y tener un impacto positivo en quienes la reciban ¡Querrán contactarte!

 

Materiales disponibles

 Los papeles más recomendados para imprimir las tarjetas de presentación son el estucado o couché y el Offset. Aunque ya es posible sacarlas en lienzos o en cuero ¡Genial!, ¿cierto?

 El primer papel es blanco, suave y no posee porosidad. Esta última condición permite que la humedad sea más soportable y por ende el resultado final es de mayor calidad. En cuanto al segundo papel este sí es poroso y su acabado no es ni brilloso ni mate.

Destaca que una vez que son impresas pueden recibir tratamientos adicionales para hacerlas más atractivas o interesantes, y es aquí donde entran en juego otras técnicas o elementos como los presentados a continuación:

 

  1. Brillo UVI

Este barniz se aplica a modo de capa fina sobre la tarjeta y le otorga un brillo bien robusto capaz de protegerla contra roces o impactos.

 

  1. Plastificación

El principal objetivo de plastificar una tarjeta es el de prolongar su vida útil. Sí, esta será más fuerte y estará menos propensa a mancharse, romperse, pelarse o desgastarse.

 

  1. Troquelados o micro perforados

Ambas técnicas son recomendables para darles una forma específica o especial a la tarjeta de visita. Pueden tener pequeños agujeros o troquelados que las hagan únicas y que permitan que se distingan del resto sin mucho esfuerzo o trabajo.

 

El gramaje: conoce su importancia

 Imprimir en un gramaje de 300, 200, 240 o 400 gramos suele ser lo más recomendable. Estos números o cantidades determinan el grosor del papel, entonces a mayor gramaje mayor dureza.

 Su selección dependerá de tus requerimientos, gustos o deseos, es decir, si quieres que la tarjeta de visita sea más o menos endeble deberás jugar con los gramajes en función de este detalle.

 De modo que si buscas una consistencia más ligera deberás optar por un gramaje relativamente bajo, pero si por el contrario quieres que la tarjeta de visita tenga una consistencia más dura deberás elegir un gramaje más alto.

 En palabras más sencillas, el gramaje determina la apariencia y durabilidad de este producto impreso de marketing y es precisamente allí donde radica su vital importancia.

 

¿Dónde conseguirlas?

 Si te interesa contar con unas buenas tarjetas de presentación entonces no dudes en darle un vistazo a las opciones disponibles en Fasaworld. Allí puedes conseguir cajas de hasta 250 unidades, con acabados de imprenta, bordes lisos, de fácil separación –basta con doblarlas y están listas-, de tinta de secado rápido y mucho más.

 Algunas de ellas vienen en hojas de formato A4, y si eres de los que se preocupa por cuidar el medio ambiente te complacerá comprar aquellas que no lo dañan ni contaminan y que por ende son ecológicas.

Otras características de las tarjetas disponibles en este portal son: el gramaje del papel -que puede ser de 210 gramos- y la blancura extra del papel, lo cual es muy favorable si se requiere una correspondencia de muy buena calidad.

Avery y Oxford son las marcas que cuentan con stock en el sitio y los precios de las cajas que contienen las tarjetas varían dependiendo de la cantidad de unidades que trae y de su acabado.

 

Otros detalles a tomar en cuenta

 No todo se trata del papel o el gramaje; de hecho existen otras condiciones que impactan en la apariencia y calidad del producto final.

El color es una de ellas. Puedes elegir tonalidades blancas, extra blancas o marfiles, así como optar por aquellos papeles que le aporten un atractivo especial como una textura brillante, satinada o aterciopelada capaz de invitar a las personas a tomarse un momento para detallarlas a profundidad.

 Actualmente los papeles que más cumplen con estos rasgos son el Splendorgel Extra White de 300 gramos que está hecho a base de una celulosa ecológica, el Splendorgel Avorio de 300 gramos, el Symbol Ivory 300, el Revive Pure White 300 que es famoso por ser 100% reciclado y el Constellation Snow de 280 gramos que es sumamente poroso al tacto.

Adicionalmente se debe considerar el tamaño. Las tarjetas de visita suelen venir en un tamaño estándar: 85 x 55 milímetros, es decir, tienen casi las mismas dimensiones de las tarjetas de crédito y por ello son tan fáciles de guardar en espacios reducidos como las billeteras o tarjeteras.

 Pero esto no significa que debas seleccionar únicamente ese formato rectangular. Al contrario, mientras más creativo seas más probabilidades tendrás de destacarte con tu tarjeta de visita, así que asegúrate de elegir el tamaño que más te llame la atención o se ajuste a tus necesidades ¿Vale?

 En cuanto al diseño, pues este va ligado directamente con tus intereses o preferencias. Anteriormente los datos de las tarjetas seguían una especie de orden o patrón y por lo tanto el nombre se ubicaba en el centro, la profesión o el cargo debajo, la dirección, el teléfono y el correo en el borde inferior y el logotipo –en el caso de las empresas- en el borde superior.

 Pero hoy en día la ubicación de cada elemento queda a criterio del cliente, así que básicamente este es libre de colocarlos donde mejor le parezca, siempre y cuando sean fáciles de leer o identificar.

Así que solo es cuestión de que pongas a volar tu imaginación y diseñes una tarjeta de visita que impulse tu negocio a niveles nunca antes imaginados ¿Qué dices?, ¿te animas a intentarlo?

 Tags / Tickets: tarjetas para Hardware APLI, tarjetas de visita 85x54mm AVERY, tarjetas de visita color blanco